Archivo de la etiqueta: Gustavo Adolfo Bécquer

505 riada 1-2


“POR una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso…
yo no sé qué te diera por un beso”
Gustavo Adolfo Bécquer.

_______

te busco en silencio frente a los espejos
y en los ardores que aún me permite el recuerdo

te busco en palabras, derramadas desde copas  de versos
y en las manchas de olvido que va desalojando el tiempo

a veces te alcanzo y entonces te tengo
y otras simplemente, más te pierdo

es este andar de ola, pero en contra del viento
este andar de sombra, tan desparramado y lento

-505 riada-1

——-

prendida de incertidumbres
mujer de agua

dulce criatura de voz baja
demora tu perfume desde las encinas
y dame ese exilio diminuto, frente a tus ojos

mírame…
soy la certeza en el espejo
a la espera de un pellizco tuyo

-505 riada-2

401 riada


“LO más negro que hay
donde hundir la mano
es la miseria del mundo”
Lars Huldén.

_______

para llenar de lluvias mías a tu pecho
de musa extranjera

sígueme una vez más, como el aroma al vuelo
nocturno de las tormentas

que para simplificar las tardes, yo me hago hojas,
y me riego por mar y tierras

hasta alcanzar la simetría del viaje, ese que a mí me adorna
y a ti te viste de mujer, marinera…

-401 riada-

398 riada


“ÉL le regala su último adiós
La despide con la mirada envejecida
como quien ha visto tanto amanecer a su lado
que conoce todas las noches de su cuerpo”
Georgina Ramirez.

 

_______

me preguntas la marca y el modelo original
de esos pájaros que modulan
canciones de sabina…

y más me gustan tus mitades exactas de menos de 60%
de cualquier total

cuando cribas sobre el mapa de portugal, tus hebras de hembra
y relucen las estaciones para surtir de tus formas
al ruido de las mareas

me gustas cuando sujetas tu cabello
mientras exploras esos territorios alucinantes
a centímetros del beso

cuando se dilatan
las casualidades irrompibles de tus ojos

y como los navíos
emprendes ese extraño viaje entre las escaramuzas
que entrelazan la tarde con el rostro pirotécnico
de la noche

-398 riada-

395 riada


“LA poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar.
Hace vibrar árboles, ropas,
abrasa espigas, hojas secas,
acuna en su oleaje
los objetos que duermen en la playa”
José Hierro.

_______

y vuelvo a caminar por rielas
difusas, sobre los comicios que el mar arroja…
ese lecho hermoso de palabras, ese torrente adherido al alma

-¿será que todo en ti, me delata?

-¿será esta hambruna de ojos derribando pájaros
que el propósito azaroso busca y alcanza, para no errar
tanta franja improvisada de versos?

yo tengo trampas de fuego para atrapar tu única araña de besos
guardo códigos secretos que liberan tanto deseo imperfecto
y cuido en momentos escritos, lo que el tiempo erosiona

-395 riada-

riela 384


“LO que el salvaje que con torpe mano
hace de un tronco a su capricho un dios,
y luego ante su obra se arrodilla,
eso hicimos tú y yo”
Gustavo Adolfo Bécquer.

_______

hay poemas que pesan como maletas inútiles
otros son luminosos, tan frágiles y alegres que simplemente
no se dejan medir

hay poemas humanos como aquellos
con los que vallejo vistió las calles de parís

poemas nerudianos que se elevan
y arden en esa forma de antorcha que tiene su país

poemas de dickinson que son como veleros ingrávidos
esos, que todavía navegan mis trasnochos por west tennessee

poemas que ondean como pensamientos en alta voz
y derivan de frost, con la serena belleza de una vorágine en frenesí

poemas que urgen con las formas de la artillería de štager
con la calidad de trovero de machado, con la honestidad de bécquer
cuyos ruidos telúricos muchas veces, no me dejan dormir…

-riela 384-

riela 154


“AMAR significa no tener que decir nunca: lo siento”
Love Story (1970)

_______

una vez la escuché decir haber visto en una película: “the end”
cabizbaja también, que eso quizás, lo había escrito un anónimo
y desde entonces, la amé…

hasta ayer, ella era todo libros, filosofía y siempre pensativa
simples apariencias, ética y tanto pudor, canciones de amor
y más películas

fuimos la piel de los años setenta
flamante fragancia del chicle en las joyas del deseo

en las butacas de los cines nos sobraban las caricias
y en las plazas, donde consumíamos el monóxido de las miradas

éramos luciérnagas de arriba
de más arriba y de mucho más arriba

ansias atrapadas
en el estambre violento de dos bocas

mientras yo bebía del cocktail de su saliva, su piel y su risa
nuestras manos, jugaban al juego limpio de la alegría

-riela 154-

80 riada


“PAJARILLO, pajarillo,
que vuelas por mi rivera
por qué no vuelas ahora
que llegó la primavera”
Jose Cupertino Rios.

_______

yo me desvisto
para entrar a tu boca,
al oráculo de tus palabras

allí todo adverbio es pronombre
y ambos abismos, temblores y otros acontecimientos

allí se fabrican los verbos y cada adjetivo
que yo vivo, aprendo y deseo

levanto anclas y todas mis velas
en tu punto y aparte, porque allí es donde
el poema me convierte en un simple náufrago en los albores

-80 riada-