thru the windows of night


“AY amor, quebrados caímos y en la caída
lloré mirándote. Fue golpe tras golpe, pero
los últimos ya no eran necesarios”
Raúl Zurita.

_______

es penélope quien ahora duerme
en un banco de madera del andén desinfectado
de silencios y de toda memoria

llega a mis manos
ella, sin códigos postales
mientras las ciudades arden afuera

soñando con la lluvia leve, soñando con su odiseo
que trepa las fronteras de una historia ya por fin derrotada
entre ramitas de perejil y la espera, en una playa
sin autopistas, sin monóxidos, al sur de ítaca

los versos posteriores y tanto suspiro ciego
y la tribu de palabras que se van llenando de labios
son edades repetidas sin asombros, sobre los escombros
de las infinidades…

-riela 502-

Anuncios

césar vallejo


“HAY golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!”
César Vallejo.

_______

césar vallejo
poeta de senda y de verso humano

yo jamás he podido cerrar los ojos
para abrirlos luego, como ventanas desiguales
y así poder afligirme en santa paz

tuve el tiempo necesario
es cierto, pero luego cambié todo
por barajitas de cal ripken jr

y a cada niño que miro, lo veo a él
como a un fósforo encendido
y ya no más a ti…

me disculpas
sin embargo, que aún ande con el peso
desbordante de tu sombra

-riela  452-

frente al mar


“CALÍOPE (Καλλιόπη, ‘la de la bella voz’) era la encargada de la Poesía Épica y de la elocuencia. Se le representaba con una lira. A veces también portando una tablilla y un estilo o con un rollo de pergamino”
https://asusanazan.wordpress.com/

 

_______

desde los ramajes del poema
me gusta sentarme frente al mar
y mirar el poliéster policromático del sueño
donde calíope daba vida a sus viejas nostalgias
hasta más allá de la latitud inútil, donde ulises suspiraba
su ansiado momento del eterno naufragio

-riela 313-

latitudes sueltas


“A las 9 y 30 bajo la lluvia, un señor invitó a un
total desconocido a compartir su sombrilla; los
dos se rieron del mal tiempo.

La chica del restaurante le sirvió doble porción
de pastel a la niña que escuchaba la pelea de sus
padres.

Un taxista le regresó la billetera a una anciana
olvidadiza.

En el jardín infantil, Diana le regaló el color violeta
a Manuela para que terminara el arcoíris”
Alejandra Lerma.

_______

alcanzarla
en la desnudez abrupta de unos lirios
para luego soltarla en la explícita redondez
de los anillos

sé que me falta poesía
y una coincidencia de río creciente en sus ojos
pero yo quiero, es trepar todos los surcos de su geografía

ser musgo por encima de tantos pétalos
antes que ella, ya convertida en mariposa aborte el vuelo
y unos pistilos se extravíen, dormidos sobre sus latitudes sueltas

-riela 263-

ya sabes dónde vivo


“TAL vez soy la huidiza tempestad de mis palabras
o solo una sonámbula que sueña”
Daniela Camacho.

_______

espiga
delgada y muy blanca

muñeca llovida y hermosa,
avísame hoy, si me arrancas
la vida

ya sabes dónde vivo
y dónde mi ilusión reposa

-183 riada-

llueve


“TENGO que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no”
Mario Benedetti.

_______

llueve otra vez

la lluvia
se tiende sobre el día

una hoja tiembla
en solo silencio y cae
para no prolongar su agonía

oscurece la tarde

sobre la soledad melancólica
de unas piedras, se desmiembra
la intensidad de la lluvia

llega el viento del este
sacudiendo su melena y extiende
lentamente sus alas frías

oscurecen las galaxias

-riela 166-

ahora andas tú


“ME he ido acostumbrando
a tu ausencia
naranja
y a no añorar tu gabardina gris”
Anabel Torres.

_______

ahora andas tú
como una arandela metálica
suelta,
dando libres bandazos
y vueltas,
llenando de ruidos
el vacío
que es el centro de mi corazón

en tu testarudez de hechicera
siempre te sobró la confrontación

pero es tu actitud de entrega
y tus gestos de aquel enero,
una noche y frente al mar
lo que yo quiero
como a un hilo de luna,
volver a alcanzar

esos perdigones anoréxicos tan tuyos
¡ay amor!
cómo duelen en la tempestad

¡si tú supieras!
si tú supieras del trueque fantasmal
que acordé, anoche con la luna

…por una sola mirada tuya,
en vez de esas fotografías robadas,
dobladas y mojadas
que a veces, me toca contemplar,
yo pagaría con versos secos

-128 riada-