tu mapa de eslovenia


“LA vida es lo que pasa mientras estas ocupado haciendo otros planes”
John Lennon.

_______

evítate el concierto, corazón
tú vienes es en el editado estuche de palabras
que a mí me gusta escuchar

quizás
lo has pensado ya…
-¿hay algo más triste que la cara de una moneda?

anda, amor mío
levántate el vestido
quiero estar en el entrepierna de tu mapa de eslovenia

-¿que de dónde vienen los sueños?
-me preguntas…

pues, del mismo bolso rojo donde guardas tu labial
tu esmalte de uñas y tu documento de identidad

-439 riada-

ese verso que viaja


“HORA en que la luz baja
se inventa este momento
para recordarlo en un futuro irreal”
Griselda García.

_______

me gustan las miradas
que sin mediar ni medir distancias
seducen y capturan a esas dendritas de la nostalgia

ir más allá del pétalo dormido
donde el viento arrulla los niveles de ternura
de unas etiquetas moribundas grabadas en las espaldas del ruido

ser el náufrago eterno que en su contexto divisa
la distancia tangencial del tiempo, en el suave desplazar
de la arruga plana del verso, ese verso que viaja en el equipaje magnífico
de Dios…

-riela 435-

tu tiempo de mujer


“ERES el arco iris, un bote de oro, mi piedra preciosa, la sal y la pimienta, la miel y la risa. Eres la hija de este papá”
Burke y Gerlach.

_______

te desvelas
y lloras en silencio, sentadita en la mesa

la densidad de una lágrima cae sobre el frío papel
y tú la miras, casi que milagrosamente convertirse en letra
que pronto se estremece y rueda

y le sonríes al asombro de verla crecer y correr
hasta convertirse en parte de un simple poema

me pides otro café
y no me explico cómo no te das cuenta -en ese corto suspiro-
que el segundo de lo que llamamos vida, ya sobrevuela
tu tiempo de mujer

amanece y se enfrió tu café, intacto
también el beso en la zancadilla terca de tu frente…

te amo hija

-429 riada-

la cara del poema


“AZUL a la deriva.
No hay duelo en los semáforos que guardan el camino
ni un abeto en tu puerta todavía”
Antonio Cisneros.

_______

desde entonces como quien brega
y ya no encuentra,
te acercas

rasgando la música de mis paredes
llegas sin certezas
ni reglas

golpeando fuerte al montón de mis desasosiegos
siempre tú, la que cierra el párpado sangrante
en la cara del poema

-414 riada-

la hoja del árbol


“PORQUE si al fin te ajases, no lo olvides:
mis versos recomponen sus ardides”
Esther Giménez.

_______

es ese algo de muñeca
que se mece en estos versos
y que tú, simplemente tienes…

al aceptarte,
mi musa extranjera
como a una almendra frente a los espejos

transitando amaneceres
desde las más occidentales laderas
de tu espalda, sin clausuras

hasta la mística planicie
donde creciste como la hoja del árbol
que cayó a mi encuentro

-413 riada-

vuelo furtivo


“SOY una chispa
en la tierra
un desahogo fugaz
del corazón que nos piensa”
Claribel Alegría.

_______

hay amores viajeros
que tienen nombres de países, de regiones lejanas
lugares donde la hojarasca tropieza y cae al riachuelo
siempre otoñal

otros, que tocan inviernos
sobrevolando mechones de zonas metropolitanas
y como la levadura zodiacal de las estelas, se posan breves
sin preguntar

amores eternos
esos que tienen nombres de tormentas, de plazas
de religiones, de elevados oráculos, de marcas de café
de pequeña ciudad

esos aromas que en los desvelos
quedan tendidos y secos en la viscosidad del alma
como procurando el más dulce vuelo furtivo
de un quizás…

-riela 402-

toda la memoria


“NO, no son los brotes de los árboles:
es que ciertas noches, amiga mía
nuestras palabras
perfuman”
Alessandra Racca.

 

_______

te llevas las horas de mi bosque de ventanas

mi rosa de los vientos, mientras giras caprichosa
devorándome en la noche, en que tú, quedas intacta

yo me amparo en esas sombras
y en las veces en que tú, te agitas y reposas

de repente, te detienes a contar estrellas
en mis versos invernales, tantos bajorrelieve

y todo se me rompe ante tus pestañas
y en la avalancha de ruidos
sin premura, se me borra
toda la memoria

-327 riada-