ríos indómitos


“TE amo y te grito donde estés
sordo como estás
a la única palabra que puede sacarte del infierno
que estás labrando como ciego destructor
de tu íntima y reprimida ternura que yo conozco
y de cuyo conocimiento
ya nunca podrás escapar”
Gioconda Belli.

_______

eran amores de muy poca evidencia
eran ríos inmóviles

resumen de las clepsidras
otros crepúsculos de efemérides luminosas

la fugaz estructura de los desmanes
pecado amarrado a unas piedras bajo el agua

esfinges con secretos como para quererlas tanto
en aquellos jueves sin brazos a la sombra de unos arboles

mirarla era un seudónimo, un enigma, un clamor de ausencia
esos enormes y verdes religión de ojos
esas sueltas y huidizas suturas de pestañas

yo husmeaba entre las palabras que ella desunía
al vuelo de su risa blanca como aquellas lunas enrejas
de noviembre

ella ahora es el polvo sublevado a la memoria
al final el olvido que va bordeando la vida
como a una isla

-riela 552-

Anuncios

como los temblores


“SIN embargo
hoy no estás y eso si es insalvable
es una nueva mutación del dolor”
Rocío Soria.

_______

de su mirada salta la metáfora
que hace cantos de los golpes de la lluvia

tan urgente como los temblores
o lentamente, como el viaje del árbol hasta la nube

cuesta arriba, como el pétalo en alas del viento hasta la nube
cuesta abajo, hasta amanecer de cara al mar, como los barcos que se minimizan

 

-riela 423-

mi otro arcano


 “MI amante vertical me mira entonces,
suspendido un instante entre las nubes,
y se esfuma
dejándome un rumor de cuerdas”
Erika Martínez.

_______

dime… -¿en qué paraje de mis sueños
no te has paseado vestida de marinera?

con la desfachatez de un pájaro
un día, alzaste vuelo y te me hiciste indescifrable

aluzabas entre amplias despedidas
mientras envolvías en tus alas designadas, todos mis creyones

pronto, en la desnudez exacta de un noviembre sin hojas
me dejaste fuera del molde de tus párpados, cuando reinabas
sobre los mapas de ciudades y de mares
donde se tejían las incertidumbres

otro día, lo sé… vas a volver
y todo lo azul se desprenderá desde tus formas de lluvia

entonces, y solo entonces tu vuelo salvaje
será mi otro arcano, en la eternidad del mismo sueño

-345 riada-

y te llamas…


“SI conociéramos el futuro no saldríamos de la cama”
Julia Roberts.

_______

miras los geranios y te convocas a ti misma, hasta la fina presencia
esa que sustenta en el aire a las ráfagas de nostalgia
donde cohabitan las más hermosas palabras
formadas de sílabas, casi incineradas

cuentas luces
de esas que corren como los suicidas
pero descuentas las estrellas más lejanas

sueltas tu nombre en 280 westbourne park road
hasta la multiplicación del silencio, tras la puerta azul

sabes el secreto asimétrico del grito al oído en la página del blog
donde sangra la poesía desde las venas, desde unos versos tan simples

y te llamas…
-¿cómo te llamas julia roberts, en el personaje que interpretas en notting hill?

-298 riada-

doscientas veintidós palmeras


“VENGAN
quiero ponerlos
sobre las puntas
de mis dedos calientes
mariposa de invierno”
Hilde Domin.

 

_______

meine liebe,
véngase pronto
pa’ este brocal lacustre

y pa’ la sombra
de las doscientas veintidós palmeras
que la urgen

sabe,
la luna aquí se deshoja,
las charcas sabotean de agua a las margaritas,
las pupilas abren y cierran como relámpagos repentinos

y la boca mía muere por el estallido de un beso suyo
en este cauce y a la hora que constela el alba
pa’ conspirar contigo

-222 riada-