Archivo de la etiqueta: Hugo Mujica

riela 612


“LLUEVE
Y su rostro recibe el llanto del cielo.
Sus ojos miran fijamente hacia el sur
Buscando una señal
Un regreso”
Chary Gumeta.

_______

esas ganas que una vez flotaron ingrávidas, sin peso
de pronto se nos convirtieron en cuerpo
en delito alegre del pensamiento

así nos fuimos mar afuera y luego tierra adentro
a celebrar la hermosísima geografía del vuelo
con alas despeinadas por el viento

mujer, ven… apúrate que yo solo no puedo
que si tú no vuelas, entonces yo no me desvelo
en tu costillar de arena, palmeras y en ese par de ojos negros

-riela 612-

riela 577


“ERA
un
pájaro
cansado
y

estabas
casualmente
allí
de
pie
con
un
cuchillo

y una bolsa, vacía de alas”
Matilde Södergram.

_______

una tarde
la miré caminar entre escombros de lápices
tan efímeros de eternidades…

y entonces la hice poema delirante

juntos, como dos criminales triunfantes
estropeamos y escondimos la última edición
la más pequeña y huérfana de nuestro vuelo sin retorno

en plena huida
nos atraparon, indocumentados en la franja fronteriza
de una promesa que nunca hicimos

-riela 577-

442 riada


“ELLA dice: soy una ciudad olvidada.
Él dice: soy un río.
Se quedaron en silencio
cada uno en su ventana
mirando su ciudad, su río”
Filipa Leal.

_______

estalla la lluvia de minutos
mientras que dulcemente, aquí engorda
la nostalgia

-¿te he llamado alguna vez memoria ardida?
es este caminar siempre descalzo sobre la dosis exacta
de melancolía

quiero escucharte
y que hoy seas por un instante, mi enemiga
implacable

ayúdame a encontrarte sobre la hora sobria, plana…
pero no, no estás y no estarás
jamás

eres el gesto de un dios enardecido, enseñándome
a contemplar las hojas más blancas
del silencio

me convoca otra noche áspera, suelta, convaleciente
todo parece un perfecto halago del día
equivocado

de alguna forma, se enciende y apaga el faro alegre
de tu risa lejana, al final de una avenida
entreabierta

-442 riada-

367 riada


“CUANDO el alma ya es carne,
cuando se vive desnudo,‭
todo el afuera es la propia hondura,
desde cada otro‭
se escucha el propio latido”
Hugo Mujica.

_______

un poco más allá de algunas voces…
-¿es demasiado pedir un pliegue tuyo
donde acampar y custodiar tu exacta multitud?

para someterme a tu púbica inquietud
me debo a los asombros de lo extrañamente menudo
de tu infinito costado, donde vigilan unas formas de núbil mujer

y acercándome a tu perfumada esplendidez, ya casi disuelta
hojeo la demora hasta copiarla pacientemente
sobre el clima victorioso y menos inédito
de tu cuerpo presuroso

mientras quedo ínfimo, callado, asfaltando con sueños
las confesadas ganas de saberme nuevamente
tu prolongado hastío, tu demorado gesto
tu postal devuelta

-367 riada-