Archivo de la etiqueta: Humberto Avilés Bermúdez

691 riada


“I hear the drizzle of the rain
Like a memory it falls
Soft and warm continuing
Tapping on my roof and walls”
Paul Simon y Art Garfunkel.

_______

mirándonos
nos bebimos cada amanecer
y aprendimos a hacer fuego con cenizas olvidadas por la lluvia

guardamos
palabras en el fondo de unas lágrimas
y arrojamos los corazones al barranco de una luna de hojas

yo
me dejé llevar hasta el verso húmedo que es tu boca

ahora entenderás
la flor angosta bajo una lluvia menuda desde la cual te escribo…

-691 riada-

524 riada


“EL tiempo es un ave de sueños en el dominio de los deseos
vuela como decir libertad franca
aunque la libertad sea estirar las cadenas
en un espacio ilimitado
como vivir para siempre
sin que Láquesis se dé cuenta:
un viaje en globo alrededor del mundo
y morir en el aire”
David Caleb Acevedo.

_______

nos hicimos lluvia en los jardines de vastos silencios
jugándonos el corazón en cada intento, pero dejamos un par de cabos sueltos
en las tropelías de los incendios sobre las suaves colinas púbicas


arriesgaste más que yo, en el peligroso trapecio sobre los mosaicos húmedos
hasta más allá de los rascacielos, de esta andanada de riadas y rielas
y no pudiste…

yo
llegué más allá de los estruendos, solo para contemplar la piel del eco
en la parafernalia de blancuras que tu cuerpo suavemente dejaba
en las sábanas que los sueños nos tejieron sobre el piso frío del tiempo
y no pude…

-524 riada-

riela 445


“EL tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto”
Charlie Chaplin.

_______

el café de esta mañana
tenía el aroma de otros puertos

en la tarde, su nombre creció hasta la altura de unas banderas
y la ciudad con sus cosas cotidianas, dejaron de existir

ahora es noche, hay una hermosa hojarasca de versos
y el recuerdo es charco que la sustancia del viento
parece con ternura acariciar

-riela 445-

riela 411


“CUANDO tú te quedes muda, cuando yo me quede ciego,
nos quedarán las manos
y el silencio”
Andrés Eloy Blanco.

_______

me pregunto:
-¿en qué playa la podré encontrar
sin que antes se pierdan en el mar, mis dos velas?

si el perfume del ocaso me alcanzara
recostado sobre las letras de su nombre
escrito setecientas veces por el viento sobre la fina arena…

si en lo eterno, entre lo efímero y lo fugaz
ella me escuchara llegar, cansado y largo, seremos dos sombras
paralelas, y a la hechura del silencio para no perturbar sus duermevelas

-riela 411-

 

riela 366


“LOS recuerdos nos seducen
con su destierro incansable
elegimos los felices
para la charla ante los vasos

pero para despertar abrimos grietas
encendemos el fuego en la caverna y
solos ya
nos entregamos a la invención
de los venenos”
Jonio González.

_______

hoy la soledad desembarca
con gestos desproporcionados de ternura
sobre mis aspas laberínticas y deshuesadas

la soledad es un círculo caído, un hijo desprendido
desde entrañas calcinadas

es como la ropa mojada: fría y pesada
la sal de la saliva, una simple coartada

esa llovizna que quedó atrapada
entre noches abiertas y nunca llegados días

ese tenue rocío entre las fisuras
de aromas largos y primitivos

-riela 366-

riela 241


“ENCUENTRO blancuras
donde darle cuerpo de mujer a la
palabra…”
Humberto Avilés Bermúdez.

_______

palabras van y vienen
más bien, parecen mares de asombros recurrentes

-¿acaso la poesía es apenas un soplo de desnudez
al borde de la quemadura seca y plana
del geranio en los labios
de una mujer?

-¿y cuánto nombre olvidado
en el vendaval de tanto abismo
a centímetros de la cúspide de un beso?

-riela 241-

235 riada


“DULCE corazón mío de súbito asaltado.
Todo por adorar más de lo permisible”
Ana Rossetti.

_______

no nombres piedra
tampoco digas sombra
di la palabra exacta y fiera

no la del eco, porque entonces se enamora
de tus labios navegables, la melodía de las olas

es que hay un diapasón y su calavera
a punto de convertirse en riela
sobre el bies, de tu boca

-235 riada-