713 riada


“ERA muy tarde ya, lo supe, nadie
puede darme respuesta a tanta noche”
María Sanz.

_______

algún día
en el ir y el devenir
de unas velas
desde algún extraño velero
se te asomarán al recuerdo
estas riadas, estas rielas

cansada
extrañarás mi puerto virtual
mientras alineas tu deriva
hasta anclarte
en otras palabras remotas
otras frases invictas

te verán
desvistiendo gaviotas
en la infertilidad
de un muelle
bajo una lluvia exhausta
y con ese frío
que encoje a los náufragos

abrazarás
la nostalgia
que tirita lejana
frente a tus ojos
y a la inmóvil distancia
que tanto te niega
las fragancias del vuelo

-713 riada-

Anuncios

688 riada


“DEL puerto parte el barco en lo que dura un cigarro
en apagarse. Busca la noche faros
para que el horizonte vista de camino”
Alicia Salinas.

_______

tú eres la hoja de papel sedienta de palabras,
de frases, de ríos de poesía y yo apenas,
el huésped invicto en la ventana
de tus insomnios

tú miras y miras
rielas hasta donde se deshacen nostálgicas de formas

cortas y recortas
riadas a tu medida con tus centímetros impares de lluvia

entonces yo te miro
con ojos fijos como se mira a la luna
cuando se desnuda de imposibles cotidianos

corto y recorto
los afanes de unas burbujas tontas
que andan furtivas en la timidez de las cosas que te escribo

-688 riada-

668 riada


“SI no es a la risa que dejaste
colgada en el respaldo de la cama?
Cómo voy a sobrevivir estas distancias,
Si no es amarrada a tu palabra?”
Aída Elena Párraga.

_______

diminutos mares dormidos
a orillas de tus atrapasueños,
dos duermevelas que dibujan laberintos

habitan sueños y cauces efímeros
y quizás; algún distante naufragio,
algún silente poema

y llega el beso invisible
a empapar esa fina fractura
que separa tus párpados cerrados
con el dulce rigor de las hojas

-nite…

-668 riada-

riela 637


“CUANTOS amaron tus momentos de alegre gracia,
Y amaron tu belleza con amor falso o verdadero,
Pero tan solo un hombre amó tu alma peregrina
Y amó hasta las penas de tu cambiante rostro”
William B. Yeats.

_______

a media asta,
a medio caracol entre el vaivén de unas olas,
a media piedra mojada sobre la arena seca

secreta, como las cartas guardadas en lo más alto del armario,
a mitad de la hoja que una rama olvidó en la ventana,
casi a mitad del poema, cuando ya no cumplen las palabras

a media distancia de la sombra ignorada,
a mitad del hilo que la nostalgia teje sin perfumar,
allí esta siempre ella, poseída, vestida de medianías

crepitando como guirnalda entre las acacias,
como el verso cautivo en las redes del mismo poema, siempre
como la melodía ya casi olvidada…

-riela 637-

riela 632


“TE vas. Te fuiste: Espejo en mis pasos.
Ahora luz vencida, desvanecida
Y breve en la tempestad del tiempo”
André Cruchaga.

_______

entonces…

la busqué en la lealtad de las hormigas
y hasta en la coincidencia de la levadura sobre el musgo

la luna parpadeaba entre poemas míos y unas hojas,
pero ya merecida, era ella quien ya no titilaba
en la escena final del momento
taciturno

un día la encontré…
en la limadura de las apariencias, pero no era la misma
entonces preferí hacerme un eco pequeñito,
un latido, apenas un susurro

un susurro de esos que remontan sobre las trivialidades, y huí
hasta la dulce cima donde el espectro de un alba
la hizo musa de mis soledades…

en un exacto segundo

-riela 632-

628 riada


“LA palabra trueno vuelve
a vibrar entre las hojas
como un volcán
como el océano
se estrella contra la frente de quien
sin pensarlo pero a sabiendas
vino a dejar sus pasos —
la huella de sus pasos
aquí
en esta orilla”
Teresa Arijón.

_______

mírame de nuevo
que tu mirada es perfecta y perdura en el tiempo
lo que la reparación de un beso

háblame luego
que tu voz senda mía, es el cauce tibio y seco
del total desguace de mis pensamientos

piénsame así, en silencio,
con ese estruendo hermoso de tus estrafalarios deseos
rodando los metros más permeables de mi cuerpo

ven, amándome en secreto
mientras me represas en sueños,
en aromas, en gestos y en pequeños miedos

-628 riada-

614 riada


“POR ti, me desnudo hasta la corteza de los nervios.
Me quito la joyería y la pongo en la mesa de noche,
me desencajo las costillas, expando mis pulmones por toda la silla.
Me disuelvo como un medicamento en agua, en vino.
Me derramo sin dejar mancha, y me marcho sin agitar el aire”
Kim Addonizio.

_______

vulnerables inocentes que se escapan
a esconder de las miradas
y vestirse de culpables

celebremos la batalla en silencio, entremos
que sean íntimos los versos
la luna nos delata

todo el temor escondido bajo tu falda
permitamos ahora mismo
se vaya

las flamantes primicias que tu cuerpo me regala
para eso traje besos y tanta prisa
de atraparlas

sangremos ya que la herida es de los dos
consumamos ya la sal que dentro
nos aguarda…

-614 riada-