un par de cabos sueltos


“EL tiempo es un ave de sueños en el dominio de los deseos
vuela como decir libertad franca
aunque la libertad sea estirar las cadenas
en un espacio ilimitado
como vivir para siempre
sin que Láquesis se dé cuenta:
un viaje en globo alrededor del mundo
y morir en el aire”
David Caleb Acevedo.

_______

nos hicimos lluvia en los jardines de vastos silencios
jugándonos el corazón en cada intento, pero dejamos un par de cabos sueltos
en las tropelías de los incendios sobre las suaves colinas púbicas


arriesgaste más que yo, en el peligroso trapecio sobre los mosaicos húmedos
hasta más allá de los rascacielos, de esta andanada de riadas y rielas
y no pudiste…

yo
llegué más allá de los estruendos, solo para contemplar la piel del eco
en la parafernalia de blancuras que tu cuerpo suavemente dejaba
en las sábanas que los sueños nos tejieron sobre el piso frío del tiempo
y no pude…

-524 riada-

Anuncios

diferente a uno mismo


“LOS pájaros cantan tras la tormenta -¿por qué no va poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?”
Rose Kennedy.

_______

miradas que perfuman apuntando siempre al alba
es ella, devorándose los párpados

escurren en silencio
duras ganas en nuestras blandas manos
es la metamorfosis de la nada, diferente a uno mismo

aquí y con ella, yo aprendo del barro
harapientas luminarias al viento fuimos, aún somos
hasta alcanzarnos como dos granos de arena

-¿cuánto hace que el cuervo de frost
se posó sobre la última rama?

-le pregunto y ella sonríe…

-tú y yo, somos una escaramuza sin fecha escrita,
dos armas peligrosas, extraviadas sin tags de ruidos -me dice

y ahora no me preguntes por qué ni cómo así -sentencia
seriamente ella- entre largos sorbos de su café

-riela 521-

en alas de unas palabras


“CUANDO miras mucho tiempo el interior de un abismo, el abismo también mira el interior”
Friedrich Nietzsche.

_______

como quién anhela ser simple pájaro y vuela

en alas de unas palabras, me hice mes
entre la desmesura sorprendida de tu mirada

intentaba habitar furiosamente
tus silencios que huelen a tamarindos

y esa humedad de tus uñas se dispersó alrededor de mi boca
(pero tus manos, a mitad del sueño se te hacían mariposas)

…y así un día amaneciste sábado, con todas tus ventanas abiertas
yo fui la hoja que cayó ante ti, desde la espesura de los naranjales

rodamos y rodamos hasta el destello sobre las alfombras

y desde entonces nunca más viví los lados grises del frío

 

-520 riada-

los días son pájaros indecisos


“ME lloraré yo misma para llorarlos todos.
La noche bebe el llanto como un pañuelo negro”
Delmira Agustini.

_______

ampárame en esos surcos de ojos
que los días son pájaros indecisos y vientos indescifrables
que bosquejan la heredad del cielo

crece y sube la estampida de colores en piruetas vaporosas

ampárame entre las celosías
entre las finas y sigilosas redes de tus manos
que yo resbalo luego, entre los destellos rojos de tus arrebatos

‘tonces llega tu anticipada melodía, en hermosos saltos

-510 riada-

luego


“EL otoño para la hoja
El agua hirviendo para el cangrejo
Y el favorito el zorro
Ebrio sobre los hombros luminosos de la Actriz”
René Char.

_______

todavía sus labios siendo
sus manos mar abierta viniendo
su mirada estrofa verso vuelo

fuego que no quema embruja
escrita sobre el agua anda
y se pliega como un sueño luego

acurruca y apachurra cada suspiro shhh…
despacito que la piel apremia
y de nuevo sus labios
clausuran momentos

-riela 498-

me amparo en tus silencios


“ÁBRETE con arrojo,
como un balcón que emerge
y ostenta sobre el aire sus geranios”
Ana Istarú.

_______

yo guardo
el eco abierto de tu sonrisa
para mirarte, como se miran las fotografías

robé para ti la nueva fórmula de la trementina,
soborné al viento para que espante los pájaros de lluvia
y a esas antiguas lunas celtas de tus orillas

ahora, me amparo en tus silencios
y en las sombras y en las veces
en que tú me miras, te agitas,
sonríes y reposas

-496 riada-

no culpes a la escama


“CADA tanto, una hamaca suena a lo lejos
la mujer o la noche parten desbocadas

una de las dos
corre como a los cinco años”
Christian Hertel.

_______

no es la tal precariedad de luz de luna
lo que sorprende gratamente y alumbra
tus anticipados rastros de dudas

tampoco es ella la dueña
del suicida equipaje de letras
que te acompaña en las noches que sueñas

no culpes a la escama
cuando el silencio haga nido
en tus longevos percances de versos

…poeta

-riela 468-