ríos indómitos


“TE amo y te grito donde estés
sordo como estás
a la única palabra que puede sacarte del infierno
que estás labrando como ciego destructor
de tu íntima y reprimida ternura que yo conozco
y de cuyo conocimiento
ya nunca podrás escapar”
Gioconda Belli.

_______

eran amores de muy poca evidencia
eran ríos inmóviles

resumen de las clepsidras
otros crepúsculos de efemérides luminosas

la fugaz estructura de los desmanes
pecado amarrado a unas piedras bajo el agua

esfinges con secretos como para quererlas tanto
en aquellos jueves sin brazos a la sombra de unos arboles

mirarla era un seudónimo, un enigma, un clamor de ausencia
esos enormes y verdes religión de ojos
esas sueltas y huidizas suturas de pestañas

yo husmeaba entre las palabras que ella desunía
al vuelo de su risa blanca como aquellas lunas enrejas
de noviembre

ella ahora es el polvo sublevado a la memoria
al final el olvido que va bordeando la vida
como a una isla

-riela 552-

Anuncios

las ofertas de otoño


“MAÑANA estaremos huérfanos
y no me conducirás
al margen pequeño de la gloria
y habrá palabras contenidas
en otro:
‘Hasta mañana'”
Elena Tejada.

_______

mujer que desarma ruidos y destella asombros

déjame subir a tu taza de café con leche
para poder mirar las ofertas de otoño
esas que tú lees, como se leen
los horóscopos

luego, ven como lo hacías siempre
y llena de improvistos a la sutil melancolía
con la que antes vestías a los atardeceres

cuando eras la hoja que derribaba al viento

-riela 534-

mujer


“Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío”
Octavio Paz.

_______

mujer

juntura pródiga
crucial

credencial en llamas

esa postura de girasol
me basta

-riela 531-

el vuelo oscuro y didáctico


“HAY silencio en la casa
Afuera el viento se deshace/ entre las hojas
El frío de agosto/ toca/ raspa
Todavía quedan/ algunos matojos/ de narcisos amarillos/ en el patio
Escucho tu voz diciendo/ como todos los años:/ Hay que pasar agosto…
-Agosto/ agostado/ angostura/ angustia
palabras reunidas que asolaron tu alma-“
Nélida Cañas.

_______

-¿dónde quedó aquel abismo de casi amarnos?
no sé…

se mueve un poco la luna para abotonar estrellas distantes
en el vuelo oscuro y didáctico de la noche-nombre
de sus formas de agua-mujer

ella es la que inventa las fechas de los calendarios
y me ama-inunda desde la remota vigilia
de un silencio que apaga y enciende
a la poesía

crepita la agonía de unos labios
en la espera del verso-poema suspendido
mientras la mirada vuela como un dardo furtivo

finalmente
son sus manos de luz las que emergen
desde las formas ondulantes de la orfandad

como rascacielos que desembarcan
con la claridad alucinante de un amanecer

-riela 512-

a la orilla de la chimenea


“PUEDO ponerme digno y decir
toma mi dirección cuando te hartes de amores baratos
de un rato me llamas”
Joaquín Sabina.

_______

tú y yo, marinera
bajamos el silencio de las escaleras
para mirar si todavía el mar
suspira sus memorias
de naufragios

esas memorias que desfibran
de la blanca artillería de sabina

con el ruido del ocre sembrado al oído
con la ropa mojada, sobre el piso
y “a la orilla de la chimenea”

-460 riada-

la pérfida lluvia


“A mediodía
el corazón blanco del mundo
para
y no sabe hacia dónde girar”
Julius Keleras.

_______

ah la pérfida lluvia, al viento trémulo
hasta tocar la brava curvatura que fabrica a las elipses

aquí nada se parece a ella: inversa, llovida, ilimitada
nada es como este amor: relámpago y astillas,
puerto y vocablo yerto

ah corazón que late como mango maduro recién mordido
por el inmenso grito de la esperanza

nada es como la ternura de sus ojos
a las palabras humedecidas

nada es como el descuido y la bruma
para emboscar al sueño de un beso suyo

ah hermosura la de su voz cóncava
como lejana vela henchida

nada es como esta distancia: infraganti, larga, extraña

nada se parece a estos versos:
locos por llegar a la última hoguera
con todos sus banderines, ya desplegados…

-riela 458-

los botones de tu blusa


“SOMOS solo nosotros
los mismos
los de toda la vida”
María Mercedes Vendramini.

_______

-¿recuerdas cuando era el viento quien maniobraba
entre los botones de tu blusa, y palabreaban las palmeras
sobre el canto apresurado de unas olas que mecían las miradas?

ya te amaba marinera
desde aquel horizonte marítimo donde vivía,
de esa forma distante, en que las pupilas aman a los amaneceres

y tu cuerpo de ola subía al sueño para vestir de siemprevivas
las ganas infinitas que vestían mis temores
entre la misteriosa espesura
extranjera de mis manos

-453 riada-