723 riada


“VENGO de doblar el día
espantar las moscas de la cocina.
Recojo la noche sin hacer ruido
por costumbre
así me repito
como el Avemaría sobre los muertos”
María Alejandra Rendón Infante.

_______

me enseñaste
ese punto de ruptura
donde se detienen todas las mariposas

también, a arañar sueños de éter
que florecen sobre el brillo
de las botellas

-¿a qué lugar sagrado
iría a parar tu pezón izquierdo
aquel medio-día,

cuando desde mi boca se izaba
en nuestro aprendizaje temprano
de la carne, ah?

apenas ayer
prometimos de cara al viento
despertar siempre, siempre mar adentro

a tanto afán estrafalario de nuestras manos
haciendo tormentas, velas henchidas
y pañuelos

hoy te propongo
a pesar de tanta deriva
dar la vuelta y ya sin retorno,

que sean otros los que narren
el final de nuestra
historia

-723 riada-

Anuncios

riela 686


“NO/ tampoco y sin duda/
sí/ no obstante/
y por eso/ quién o cómo
sobre qué/ o bajo cuántos/
pocos libres altos bosques/
bastante/ nuestros primeros finitos
y qué pronto tarde/
su íntima respuesta/
y según/ al fin/ y después de todo/
por encima únicamente sus largos brazos”
María Eloy – García.

______

un filamento
tatuando el horizonte
entre la salina espuma
que borda el arenal,
tempero de cielo y tierra
y almizcle de palmeras

más allá
del vientre del mar,
en alas orquestadas por un caracol,
a lo arrimado por la brisa
a la hoguera que ciñe el ocaso sobre el alba

la piel despierta

-riela 686-

676 riada


¿CUÁNDO olvidaste los cordeles del verano?
Pescabas peras pequeñas con la boca luego de arrojarlas al río
y el mundo era agua fresca”
Elina Wechsler.

_______

y que la cadencia
de este amor secreto
embriague el aroma del aire
que ahora toca tu piel
y que esos tenues
suspiros impregnados
de tan finos anhelos tuyos,
hagan que me recuerdes
siempre…

-676 riada-

riela 671


“PUSO a mis píes diecisiete caracolas
y nada me dijeron.

¿A quién puedo pedir que me resuelva
la palabra instante?”
Dulce Chacón.

_______

enredada entre las celosías
como navegando en la casualidad de una ventana
su figura de niña descolorida y menuda, parece medir distancias

yo la miro
como quien mira su reloj
caer al pozo donde solo deberían caer las monedas

es una hoja
vestida de otoño

-riela 671-

665 riada


“CUANDO los perros ladran
los ángeles se acuestan en sus lenguas
arrastran sus uñas y se vuelve noche”
Donna Enciso Rondinel.

_______

te nombro,
te desatas y así te estrenas…

y ya no temo más a las deudas
ni a las alergias, xq contigo ando camuflado

de giros, luz y cosas simples,
pero siempre con el salitre del caribe mar a mi costado

ahora…
llévame a la desnudez de tus abismos

allí donde los días tengan tus ojos
y en las noches, hazme eternamente tu náufrago

sin otra isla, sin otro faro, sin otra huella
que seguir, que no sea la de tus pies descalzos

hazme el péndulo que tropieza con las piedras
hasta el colapso total del polen en las arterias

-665 riada-

riela 664


“UN ángel
-a la sombra de un ejército estéril-
sin palabras
en los ojos”
José Geraldo Neres.

_______

para yo entregarle
toda esta constelación nocturna
y su huella

me rebelo ante el asombro
de lo infinitamente pequeño que hoy
ante mí, se estrena

un universo de letras y que sin embargo,
ella no me deja mirar desde la creación magníficamente oceánica
que son sus ojos

-riela 664-

660 riada


“LA química sirve para todo,
hasta para borrar manchas históricas”
Carmen Berenguer.

_______

una noche perfecta,
de esas en que nos alumbre una luna maracucha
me dirás el secreto que repara en los andenes, cuando parten las estrellas

de las fatalidades,
me encanta es la total precariedad de tus jueves
cuando exiges pintar con sombreros verdes, a toda mi vecindad de versos

de las metamorfosis,
yo me quedo, con la que escribo cada viernes para ti,
mi más blanda ceguera… me fascina derrochar con letras tus horizontes

-660 riada-