Archivo de la etiqueta: Karen

riela 664


“UN ángel
-a la sombra de un ejército estéril-
sin palabras
en los ojos”
José Geraldo Neres.

_______

para yo entregarle
toda esta constelación nocturna y su huella

me rebelo ante el asombro
de lo infinitamente pequeño que hoy ante mí se estrena

un universo de letras y que sin embargo
ella no me deja mirar desde la creación magníficamente oceánica
que son sus ojos

-riela 664-

660 riada


“UNA noche perfecta.
De esas en que nos alumbre una luna maracucha.
Me dirás el secreto que repara en los andenes
cuando parten las estrellas”
Ángel Valles C.

______

de las fatalidades
me encanta es la total precariedad de tus jueves
cuando exiges pintar con sombreros verdes a toda mi vecindad de versos

de las metamorfosis
yo me quedo con la que escribo cada viernes para ti
mi blanda ceguera… me fascina derrochar en letras tus horizontes

-660 riada-

644 riada


“TREINTA y nueve segundos persiguiendo lívidas gotas.
Y debajo de su “presunta inocencia” ya merodea
este: yo culpable, señora”
Ángel Valles C.

_______

breves, las caricias se hacen fiebre
entre dos sombras que nunca se encuentran

dulcemente, se van dejando quitar la ropa
y al fragor de las pequeñas tangentes, secretean

a bajorrelieve
unos gramos de ansias luminosas se estiran
como esferas tendidas en cuerdas

-644 riada-

riela 641


YO voy a seguir apostando palabras maltrechas
mientras ella desnuda, me mira con su pelo mojado
haciendo hilitos de luna, para mí, con las manos”
Ángel Valles C.

_______

-¿podré hacer un collar para colocar en su cuello
juntando nada más, granos y granos de arena?

-¿será el ocaso eso que despunta y se muestra
a través de las ventanas, colgando de un hilo de fuego?

-¿solo estrellas las que remontan la hiedra hasta el cielo
en la noche distraída, de sueños en fuga y desvelos?

-riela 641-

 

622 riada


“TU pasas por la vida sin rozarla,
que no te toque el hierro del esclavo
que con cualquier limosna se alimenta”
Verónica Pedemonte.

_______

cuando te apartas, tú deshidratas mi alegría…
-me dices

y tú, mi talismán de carne y huesos, mi caro y único amuleto
que balanceas las mareas grises del miedo
anudando pájaros de versos
a tus caderas

-622 riada-