la brevedad de una riela


 “PERO hoy,
cuando es la luz del alba
como la espuma sucia
de un día anticipadamente inútil,
estoy aquí,
insomne, fatigado, velando
mis armas derrotadas,
y canto
todo lo que perdí: por lo que muero”.
Ángel González.

_______

la alegría con que yo te amo
se me acerca con sus fragmentos sueltos
para tocar otros fragmentos del reloj sobre mi mesa

y así es como robo estrellas
para marcar el rastro que tu risa va dejando
sobre la espuma de este náufrago poema

entonces,
te nombro y te llamo
desde la brevedad de una riela y llegas
encendiéndolo todo, como si fueras mil fogatas

-349 riada-

toda la memoria


“NO, no son los brotes de los árboles:
es que ciertas noches, amiga mía
nuestras palabras
perfuman”.
Alessandra Racca.

 

_______

te llevas las horas de mi bosque de ventanas

mi rosa de los vientos, mientras giras caprichosa
devorándome en la noche, en que tú, quedas intacta

yo me amparo en esas sombras
y en las veces en que tú, te agitas y reposas

de repente, te detienes a contar estrellas
en mis versos invernales, tantos bajorrelieve

y todo se me rompe ante tus pestañas
y en la avalancha de ruidos
sin premura, se me borra
toda la memoria

-327 riada-

indescifrables


“DE los innumerables escalones
que conducen a mi corazón
él subió tan sólo
quizás dos o tres”.
Yosano Akiko.

_______

amor mío…

-¿cuántos despertares se nos quedaron dormidos
en el vendaval de recuerdos, ya convertidos en lunas?

no es la palabra que golpea, la que hiere y duele
sino los resplandores fugados tras la ciega herida

-¿habrá algún planeta sin ventanas ni puertas
donde los pájaros en vuelo se hagan indescifrables?

-¿quién salva al adjetivo en pleno incendio de voces,
el loco o el mentiroso?

-¿por qué la piedra contra la puntual honestidad del verso?

-riela 264-

hijos de memorias


“YO decidí un largo viaje en abril, presuroso
sorprendí a la puerta con dos grandes maletas
Era el único huésped interesante, que hablaba a las cosas
salí con mi caja de insectos y la carpeta de códigos ancestrales
bajo el brazo, en las valijas llevaba alguna ropa
el resto fueron libros de viajes ya leídos, mi plan consistía
en repartirlos al azar. Por la noche abandoné la casa
anduve veinte años viajando en mi sombra, la primera experiencia
fue unirme a un grupo numeroso de gitanos que marchaban a Biblos”
Freddy Hernández Álvarez.

_______

refugio de lunas

promontorio de lenguas tergiversadas
en largos y estructurados quejidos

tan elástica es la absurda antigüedad de estos latidos
que poco a poco se han convertido en idiomas
que son como cantos a la soledad

son cien mil años de monos
diez mil años de hombres
-espantapájaros maléficos-
y un montón de dioses

tropezando, andando y deambulando juntos
para doler más veces, tic-tac eterno y duro

somos hijos de memorias
de viejas costumbres, largas y ruidosas
que golpean y que son golpeadas

navegantes de un cosmos
tras una estela desamparada y fría

somos los vertederos de nuestra propia angustia
que viaja como arena yugular y derramada

-riela 258-

tus formas matinales de navío


“LAS estrellas navegan, las piedras, los destinos
y el barro que se junta en los rincones de anochecer”.
Eleazar León.

 

_______

 

-¿de qué lejano país
llega anticipado el recuerdo
vestido de anónima caracola
y resbalando a los cuatro vientos
con esa envoltura desechable
que tienen los corazones
y también los caramelos
que más se pierden, mar adentro?

ay alma,
si tan solo la incandescencia
de tu vendaval de cuerpo
atrapara, hoy de nuevo
esta ingrávida quietud del tiempo,
que como la espuma,
yace esparcida
en la permanencia sin clausura
de tus formas matinales de navío
sobre mi cama…

y nunca, nunca más me pidas
aunque estés muriendo de frío
el calor de mis fogatas de versos

pídeme besos,
ese abrazo ya vencido en el tiempo
y ojos, para mirar las hijas que aún nos debemos

-245 riada-

más allá del ruido


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”.
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
mucho más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

tanto abismo


“ENCUENTRO blancuras
donde darle cuerpo de mujer a la
palabra…”
Humberto Avilés Bermúdez.

_______

palabras van y vienen
más bien, parecen mares
de asombros recurrentes

-¿acaso la poesía es apenas un soplo de desnudez
al borde de la quemadura seca y plana
del geranio en los labios
de una mujer?

-¿y cuánto nombre olvidado
en el vendaval de tanto abismo
a centímetros de la cúspide de un beso?

-riela 241-