este cuento ha terminao


“DOS lombricitas
de edad temprana
cierta mañana
del mes de abril
solicitaron
en la pradera
al grillo, que era
jefe civil.

Al punto el grillo
con dos plumazos
ató los lazos
de aquel amor.
Las lombricitas
se apechugaron
y se mudaron
para una flor”
Aquiles Nazoa.

_______

sí… el mundo era como un lego
pero un gran lego de agua
-¿me entiende uté?
y no, no había zapatos ni naa
todo era barro pa’ los pies
‘tonces vino el primer pez
-¡pescado no chica linda!
-no interrumpa otra vez-
era un elegante pez
que aprendió de viejos milagros
a caminar erguido por lo extraño
pero empuñando duro con la fe
y soñaba cosas lindas, pero a la hechura
de unos brazos y unas manos
otro día llovió, con tanta ternura
que del aire floreció el primer mes
al que un dios muy bueno llamó: mayo
‘tonces por las noches, él miraba la luna
como un bobito, así asombrao
y no supo de estrellas sino despué
la vez que el corazón le sonaba raro
mirando a la eva, tan bonita y de pie
y así supo pues, que ‘taba namorao…

-shhh… mi niña ya duermeté
que este cuento ha terminao

-476 riada-

y te extrañé…


“NADA puede librarse de la luz del ocaso”
María Sanz.

_______

fuimos
la advertencia del viento
de lluvia sobre el temblor de unas encinas

echaste a volar
temprano, una mañana entre vaivenes hermosos
a destiempo y enumerando singladuras de culpas

y te extrañé…
hasta en las sombras más insospechadas
que dejan los abismos

-380 riada-

nostalgias repetidas


“SUENAS a silencio
a fulgor de luna que dormita entre agua y arena,
en la hora quieta.

Y se caen tus pasos
al compás de la noche
susurrando secretos…”
Vilma Reyes.

_______

esta calma de nostalgias repetidas

tonta, sutil y fiel melancolía
la que te busca, te nombra y te llama

imaginemos un instante en llamas
en que tus duermevientos se rebelen
y luego, nuevamente se te queden
dormidos en el alma

y si de repente se nos muere el olvido
que nunca se nos mueran las palabras,
que se queden las que ya están ancladas
en estos versos que ahora y aquí, te escribo

-231 riada-

los retratos del agua


“YA estábamos, desde siempre.
No reparto bienes. Nada tengo.
Corrijo el curso. Honestamente”
Tedi López Mills.

_______

tú eres la antorcha encendida
a ras de los confines de los colores del alba
mientras festejas y decretas la trayectoria de los cometas

después te levantas, impune como las mareas

suspiras y te balanceas
descalza sobre la acritud del cromo y ya casi aérea
sobre la puntualidad de los relojes en los retratos del agua
la sal y toda la tierra

-227 riada-

formas gratuitas


“Como el marino que renuncia al puerto
y el buque errante que renuncia al faro
y como el ciego junto al libro abierto
y el niño pobre ante el juguete caro”.
Andrés Eloy Blanco.

______

te irás una tarde fría de diciembre
frente a un crepúsculo derramándose como un café
y con la postal de la huida, en las manos

y regresarás, lo sé, con el mismo extraño equipaje
de las infinidades, en las mismas manos
pero ya sin el café ni la postal

tantas formas gratuitas
luminosas e impredecibles
para el viaje

y sin embargo,
la misma tarde se mantendrá indestructible
hasta el regreso del gesto, a la memoria

 

-219 riada-

calíope


“ENTRE una imagen tuya
y otra imagen de ti
el mundo queda detenido”.
Chantal Maillard.

_______

aquí
entre tú y yo:
calíope es quien cosecha versos

ella detalla el sueño
y se rompe el fino alamar
sobre la fiebre definitiva del ocre

en el océano de sus ojos
andan dos palomas a la deriva
que vienen del escrutinio final de los secretos del alba

-207 riada-

la mesa sin pan


 “MI espalda termina
donde comienza el vacío”
Sonia Manzano.

_______

entre tú y yo siempre, siempre habrá
un espacio cómodo para la ternura

aquí nada es nuevo, nada es viejo, nada está distante
aquí todo tiene tu edad y el color de tu hermosura

mi dulce ilusión, lanzada en misión de vuelo a gran altura
yo te veo, hasta en las sombras más discretas sobre la luna

en silencio, el amor camuflado fluye, para que el silencio
llegue a escuchar y celebrar, la risa y las pisadas tuyas

en secreto, labraré un mapa para describir estos momentos
y sobre tu piel, mi ruta fluvial favorita para los besos

amanece la mesa sin pan y sin escalas, va y viene el mar
te amo, como el pirata que vive pa’ recordar su mejor aventura

mi preciosa ceguera, te vas convirtiendo de punta a punta
en mi desparpajo clandestino, mi acantilado más ruidoso y estrecho

eres mi mujer bajo la lluvia, eres este aguacero bonito de versos
y de lunas, sobre mis noches más secas y oscuras…

-203 riada-