Archivo de la etiqueta: Luis Perozo Cervantes

riela 124


“VOY a llorar sin prisa.
voy a llorar hasta olvidar el llanto
y lograr la sonrisa
sin cerrazón de espanto
que traspase mis huesos y mi canto”
Sara de Ibáñez.

_______

nombro poesía
y se levanta el poema a contemplar los ríos de versos

las palabras crujen como partículas en su torpe hallazgo
y la musa ancestral insiste en ser incienso de los insomnios

metamorfosis del ángel al pie de la metáfora
y un pálido párrafo sin embargo, flota en el paladar

-como semilla- desde la almohada de piedras

-riela 124-

122 riada


“QUEDARME ha sido difícil
me sostiene una despedida velada
un entierro que me ancla
mi padre”
Luis Perozo Cervantes.

_______

a veces
cuando los colores rompen sobre la línea marrón de los ojos
mi semblanza debe ser como la de dustin hoffman, cuando ante su inocencia
se desnudó para siempre, anne bancroft, con los colores de la señora robinson

yo
vivo convocando tu mirada de riachuelo exhausto
entre la multitud citadina e impaciente de las películas de chaplin
en tu olor a pan, tu sonrisa de párrafo olvidado, en tu voz de transeúnte


eres el proyector de mi orfandad, tus labios de julia roberts en mujer bonita
¡Dios!, me traspasa este mayo tan cálido, con solo mirarte bajar del autobús
y caminar hacia mí, sin presentir la ilusión que despiertas en mi orilla

nosotros
arena y espuma sin un mar, yo sueño con el tiempo en que tú apenas juegas
tan simétrica a mi costado izquierdo, yo quiero tocarte, interpretar tus horas…
-¿seremos la kim basinger y el mickey rourke, de nuestras nueve semanas y media?

-122 riada-

riela 121


“NO lo olvides,
mi ser libre de sueños: yo también
vine a este mundo antes
que la nieve”
Paul Auster.

_______

hoy de nuevo:

-el labio flaco sin el amanecer de la trementina
-la vieja deuda de miradas sin adjetivos previos
-la osamenta de puertos cuidadosamente restaurados
-el poema sin título, en minúsculas siempre fingidas
-la caricia encuadernada en los bordes de su cuerpo
-la lluvia desmedida en la incandescencia de su boca
-el kilometraje de su cintura y otra tarde sin su sombra
-el vendaval abierto por el puñal demoledor de su ternura
-ese: “ya vengo” bajito -despacito- sin sujetador
-la útil brevedad del suspiro

-riela 121-

riela 120


“SÉ que un amor
puede volverse blanco
como cuando se ve un alba
que se creía perdida”
Alda Merini.

_______

intento mirar a los ojos de la húmeda nostalgia
y escuchar los escándalos del agua, en simples naufragios
que traducen palabras desde el barro, en suculento desparpajo

arrullo la fantasía adherida al océano de luz, que ella habita

y en la torpeza del ruido de lo ya añadido:
-¿es necesario el ardor del sueño simple
que llega con la música por fuera?

hoy su boca, es la almendra servida en la ventana de la tarde

-riela 120-

riela 10


“DIÁSPORA de mis decires, quedo seco
que otros se nutran del mundo inmenso”
Luis Perozo Cervantes.

_______

son esos espacios peninsulares de su geografía
donde hoy navega densa y boyante
mi alegría

sus pies son dos atajos donde yo me reconozco
dueto fluido y de arqueada hermosura
donde riman mis ojos

para pintar con música a los escombros de la tarde
bastan sus diez pinceles blancos y dos anclas
levantadas para el viaje

-riela 10-