Archivo de la etiqueta: Mario Benedetti

351 riada


 “LINDA boca por donde leve,
Su blancura muestra el marfil
Pie que encanta por ser tan breve
¡Ay que niñas tan dulces, las de este país!”
Guillermo Gómez – Rivera.

_______

quiero aprender a amontonar tus sentidos
y hacer piruetas con la trementina de tu nombre

encender fogatas en tus pupilas verdes y caer en tus abismos
quiero que se escuche tu aliento trepando mis noches

quiero es ser la hoja en cada una de tus ramas
decorar tu nostalgia con las profecías de una furia de besos

y ya nunca más, ser el “pinch hitter” en el roster de los pentagramas
musicales de las horas que vivo, para así pintarte siempre con versos

-351 riada-

riela 344


“ES inútil pronunciar este misterio
que es lo simple o lo divino
o una de las nadas que tenemos”
Julia Erazo Delgado.

_______

-¡viento del este!
tráela nuevamente
a esta orilla celeste
para yo verla jugar
entre el cielo y el mar
con turpiales y peces

-¡viento del norte!
dame letras de su nombre
y acompáñame esta noche
en mi fogata de versos
para soñar que la encuentro
trepando entre voces

-¡viento del sur!
ponle alas a mis palabras
sobre el ritmo suave del agua
y dibuja unos límites de luz
a estos círculos desiertos
de luna, que la reclaman

-riela 344-

312 riada


“PERO
la soledad no se marchó
fue sólo
que ya no pude
volver a tocarla”
Armida García.

_______

como al día sin mes, mi mano te desprende del calendario
y así, es como expone tu sórdida geometría
a mis sentidos menos culpables

y te despliegas:
-como el oído al bolero
-como la dentadura de la espuma
-como la lenta frontera a las caricias
con esos lotes de tersuras que complementan tu desnudez

y bailando entre sombras, tú y yo, somos uno otra vez:
-el hijo adoptivo del alquitrán y la luna

-312 riada-

302 riada


“LA ruptura es nada más un desvío por aprovechar.
Viajar para contrarrestar la vorágine de lo externo.
Todo viaje va hacia dentro de los ojos”
Diana Araujo Pereira.

_______

quédate un segundo
-seré como un sueño recién soñado:
estrenando versos que suenen como la lluvia
como el golpe de un marullo
o como un beso robado

quédate un minuto
-seré como un sueño transitando:
trajinando versos que huelen a machado y neruda
a mango, sin fines de lucro
y a maracaibo

quédate una hora
-seré como una huella que ya han borrado:
me verás suelto y lejos, girando como la luna
sin apuros
y en naufragio

-302 riada-

riela 278


 “AMANECÍ y la tierra se me hizo tan larga como lo vivido
y también yo me volví extensa hasta el dolor”.
Clara Schoenborn.

_______

son misterios que permutan con el tiempo
son esos amores que se elevan
hasta una nube pasajera
y se hacen eternos girasoles que deambulan en el viento

ay amor… ¡cómo pesan los lingotes de tu olvido!
-dime, ¿cuántos te quedan, mientras termino el poema
aquel jamás escrito?

la alegría que se ensancha y vuela, en la brisa como un globo
como liviana paloma, es apenas una hoja desprendida
fragmentada y voluptuosa, alejándose
de la crujiente rama

es esa vaga premura que no entiendo, este dibujarme siempre lejos
con densidad de recuerdo testarudo, de viejo roble con delgada sombra
y moribundo, sobre la arenosa blanquedad de los inviernos…

-riela 278-

riela 270


“ES la estructura de la causalidad, dices
y suenas a la escopeta de Kurt Cobain”
Elidio La Torre Lagares.

_______

poeta

un día vas a llorar
sobre un mantel de noches mal cortadas

asfaltarás con lágrimas
el camino del verso gris y frío que se asoma
entre los ramajes de frases cansadas

amores, fantasías y sueños
que aún te apremian entre las osadías celtas
de un montón de letras

el verso se hará flor o nave de hojalata
y quizás te salve de íntimos naufragios

te elevará donde se disuelve el barro en labios

y tal vez un dios generoso, allí te ofrezca como pago
dos o tres granos de luz

-riela 270-

riela 265


“LA pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega”
Leonardo da Vinci.

_______
la poesía…

es el motor del énfasis
es la duda hecha palabras en la matriz de la fantasía

es el encuentro definitivo -no pautado- de las densas claridades
entre quien escribe y aquel que da lectura
frente a un oasis de maromas

es esa otra forma de intento por tocar la luz
a través de los temblores de la vida sobre la muerte

es el vistazo final a las incertidumbres
desde las manos suicidas de un simple náufrago coloquial

es como la ciudad que brilla desde las afueras del silencio
a riesgo de la metamorfosis de un gesto

es el himno de los inútiles

la herencia sin sosiego de unos ojos a la vasta memoria

es el ánima de cuello largo que nos trae el dulce incienso
hasta las costuras sedimentarias del agua

es la hora más larga sobre la brújula a la víspera del vuelo

es la lluvia-infinito, el océano-incendio
sobre la inocencia del papel

es la sombra gris que permuta sobre el punto final de los finales

-riela 265-