sin memoria de acuarelas


“EL río de la noche es otro
atravesado y solo en la ciudad que duerme”
Rosabetty Muñoz.

 

_______

 

las palabras dichas en un día ya olvidado
son pesadas esfinges pretendiendo ser
bailarinas de algún famoso ballet

las promesas que visten de blanco en jardines nocturnos
son como el humo en un incendio de letras,
canciones de amor que nadie recuerda

hablamos de lunas que susurran sus rielas
como elegantes linternas que alumbran amores
cautivos en viajeras botellas

una multitud de voces, anchas como la pelvis de una ciudad
y estos versos lanzando sus piedras al paladar
de su falda floreada tendida en la arena

y la tarde que viaja entre los escombros, como si fuese un velero
sin memoria de acuarelas…

-riela 587-

Anuncios

a cántaros la vida


“VALPARAÍSO,
reina de todas las costas del mundo,
verdadera central de olas y barcos,
eres en mí como la luna o como
la dirección del aire en la arboleda
Pablo Neruda.

_______

a cántaros la vida
aunque se nos esté muriendo el alma,
que aborígenes son las gotas de la alegría
pero tan efímeras, como las lágrimas

-¿amor?, ¿pasión?, ¿deseos?
aunque muerdan con mucha rabia
simplemente son destellos
únicos sí, pero tan breves llamaradas…

-riela 579-

sangrar en blanco y negro


“HAY quienes sólo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos”
Voltaire.

_______

-finalmente abre la noche sus pétalos más íntimos

un poeta narra unos versos de amor
y son poemas de esos que suicidan a los amaneceres

sueña con amplias -non-toxic- lluvias sobre los humedales
ya convertidos en especie de alambres que mueven
las piernas de una mujer

sangra en blanco y negro mientras quema sus naves
en la tímida orilla de unos labios de esos
que enderezan las mareas

sonríe metáforas y sobre la brevedad de un suspiro
cosecha sus orfandades de versos hasta la sombra de ese árbol-mujer
que baila un twist al borde de un abismo

finalmente, subraya cien veces la palabra “amante”
que yace desnuda y plana sobre la borrachera de una hoja
mientras va olvidando las intermitencias
en las luces afiladas de la noche…

-riela 567-

guayunata


“LINDA guajirita yo te estoy queriendo
Y por tu cariño
Yo me estoy muriendo
Siempre me decís que soy majuraz
Y yo solo digo chinita anapiakay

Ay tapula pia makanaka taipunai
Guayunata linda ta chequem pia”
Rafael Rincón González.

_______

mi musa y garulla
mi baraka de siempre,
guayunata que me sostiene
los candelabros de la lluvia

ella es la maja del disparo alegre
mi guaricha de las mañanas,
chama siete tres nueve
la de las naranjas

andariega…
ella es la que llena
con sus lunares, las graderías del alba

frasquitera…
cuando ella navega
y suelta, sin saberlo; todas mis amarras

-riela 530-

donde el beso se trasnocha


“YO tengo una novia que llueve en el desierto
que dice búscame en la prosa
que ensaya ángeles en la voz
y duerme meses en la noche”
Leonardo Padrón.

_______

te reconozco mi feita

donde el beso se trasnocha
en las protuberancias del labio

allí, donde claudica la firma
a la impertinencia del contrato

donde habita esta vorágine irreparable
de mirarte despeinada, descalza y desnuda
llenando con tus nueces, todos mis bocados

-526 riada-

como a un pequeño planeta


“DESTINY is something we’ve invented because we can’t stand the fact that everything that happens is accidental”
Quote from the movie: Sleepless in Seattle.

_______

tenerte así
entre las tímidas salpicaduras del agua
en la fluidez liviana y sin nomenclaturas de tu cuerpo

como a un pequeño planeta
mirarte hasta más allá de la vida entera
como a los viejos almanaques en las tormentas de silencios

alcanzarte y después dejarme
entre tus bocetos de manos, tropezando
amaneceres en perfecta sintonía con tus párpados abiertos

-525 riada-

simple incandescencia


“ELLA abre la ventana y borra el mundo.
Esa mujer duende

-la perdida-,

la que me sueña y luego me expulsa
con todo mi horizonte”
Alberto Hernández.

_______

como la leyenda
aquella de dos ríos entre las venas
pero con alas de colibrí

es la fina lluvia lo que me lleva
hasta ese grito inevitable de la luz
con el que cada día le llevo flores amarillas,
que la queman

me hago un océano de veces en sus manos
y todo lo demás, es simple incandescencia

 

-riela 489-