blanda ceguera


“LA química sirve para todo,
hasta para borrar manchas históricas”
Carmen Berenguer.

_______

una noche perfecta,
de esas en que nos alumbre una luna maracucha
me dirás el secreto que repara en los andenes, cuando parten las estrellas

de las fatalidades,
me encanta es la total precariedad de tus jueves
cuando exiges pintar con sombreros verdes, a toda mi vecindad de versos

de las metamorfosis,
yo me quedo, con la que escribo cada viernes para ti,
mi más blanda ceguera… me fascina derrochar con letras tus horizontes

-660 riada-

Anuncios

su eterna desnudez


“PESTAÑEAMOS
y la vida se nos va
como flujo en
un reloj
de
a
r
e
n
a”
Yonny Rodríguez.

_______

tomados de la mano
ella y yo, hemos esperado tantos amaneceres
con esos mismos gestos aprendidos de la pertenencia

caminado por playas anestesiadas de mar
a veces, sin mirarnos, como si nuestros cuerpos
fuesen ramas, que el viento empujase hacia árboles distintos

ya sin esperar las claves de ningún asombro
tampoco un aguacero que ponga peso a la luna
y la baje hasta sus pies

ahora quiero es completar esta ecuación que huele a frutas
y que ella me aguarde, con la lluvia entre las manos
con el mismo resultado: su eterna desnudez

-riela 657-

los que aman sin destino


“LA noche es un dibujo de faroles y luces traseras de autos.
Sobre el plano inmóvil del río Alster están las banderas
blancas de la noche.
Bajo los árboles caminan las sombras.
Soy yo”
Helmut Heissenbüttel.

_______

me decías:

-los que aman sin destino
son como pájaros sin garganta

como el equilibrista entre el insomnio y la cordura,
como los pétalos sin nombre sobre el asfalto…

y mirábamos saltar la flor
desde la lágrima, con la prisa del átomo

tres sílabas mal escritas, maria
son tres saltos definitivos

con la textura de tres geranios
sobre lo improvisado de tres martes consecutivos

en las costillas de estos doce simples versos-naufragios

-654 riada-

mientras llegas


“HAY jardines que no tienen países
Y que están solos con el agua
Los atraviesan palomas azules y sin nido”
Georges Schehadé.

_______

-¿se acostumbrarán mis ojos al roce melodioso
editado en los códigos de tanta ventisca caribeña?

y si regresas… -¿alzarás las ramas del suelo,
esas que de andar sueltas, golpean la perfección de los sueños?

-¿anclarás la candidez de estos versos
en tus hojarascas de jueves?

-¿sitiarás tu plácido silencio de araña tejedora
en mis persianas?

-¿me darás algún sorbo de tu sed,
tu invierno menos dócil y tu mirada de ciruelo en flor
para llenar de utopías las bodegas del ocaso?

-¿me darás astillas de tu aliento, de tus mareas + bravas?

-¿gestos de esos peces que anulan la noria de tus piernas
y algún vago intento de tu boca navegable, mientras llegas?

-¿tiempos gerundios de tu academia de ojos?

-¿tu nombre encendido en las puntas de cien flechas?

-¿tomarás mis hilos delirantes para izarlos como banderas tuyas?

y ya al borde de todo abismo que te reclama…
-¿me darás la clave del canto alegre de esos turpiales
que sin saberlo, tú ciñes?

-653 riada-

amante


“LA noción de desgaste viene de la lenta mirada vuelta
a lo propio perdido”
Luis Moreno Villamediana.

_______

cierra la noche sus pétalos más íntimos

un poeta narra lejanos versos de amor,
son poemas de esos que suicidan a los amaneceres

habla de la lluvia sobre los humedales
y de unos alambres que mueven las piernas de una mujer

sangra en blanco y negro mientras quema sus naves
en la tímida orilla de unos labios que la memoria apenas dibuja
-son labios de esos que enderezan a las mareas-

sonríe metáforas y sobre la brevedad de un suspiro muy suyo
cosecha orfandades en la sombra de ese árbol-mujer
que baila un twist al borde de un abismo

subraya cien veces la palabra “amante” que yace plana
y desnuda sobre la borrachera de una hoja, mientras va olvidando
las intermitencias en las luces afiladas de la noche

-riela 652-

el énfasis de la derrota


“NO, no son los brotes de los árboles:
es que ciertas noches, amiga mía
nuestras palabras
perfuman”
Alessandra Racca.

_______

si pudiera mantener en vuelo
a los sórdidos volantines

el viento resbalando todavía del cerro
a las ventanas

sin el requisito trivial
del tiempo

las impacientes ráfagas

énfasis de toda derrota en la niñez…

-riela 649-

letanías


“TE asomas por mis ojos a la luz de la tierra
y prisionera vives en mí de extraño dueño:
te reducen a esclava mis sentidos en guerra
y apenas vagas libre por el jardín del sueño”
Rubén Darío.

_______

de nuevo esas letanías
en el umbral de tu belleza de puerto que se mueve

ese algo en ti
que llega, suelta y desata las tormentas

en la tonta concurrencia de letras
que te proclaman con palabras que te empinan

yo conquisto las siluetas que de tu cuerpo hilvanan,
las cazo pacientemente y luego empalmo

a este loco enjambre de riadas
mientras otras, simplemente se me escapan

entonces te miro y ansío
como a un verso desprevenido,
de esos que llegan ya desvestidos, sin acuerdos previos

-648 riada-