Archivo de la etiqueta: Miguel Hernández

658 riada


“A mí me gustan las niñas pálidas,
las de apacibles ojos obscuros
donde perenne misterio irradia;
las de miradas que me acarician
bajo el alero de las pestañas…”
Amado Nervo.

_______

hoy las hojas, hacen pequeños riachuelos en tu mirada
y todo silencio te pertenece, mientras arrullas con canciones
a esos instantes en que el mar -ese extraño invitado de siempre-
se debilita, y muestra su última ola, exactamente frente a tus pies

la alegría se redime desde tu comarca de ojos
y entonces, vuela a los confines temblorosos de la luz

ajenas, como párpados carnosos en la cosecha de algún dios
tus dos mejillas, a babor de una lluvia trepidante,
se me acercan, y se incendian ante mí
como dos amaneceres

dos almendras líticas
esos labios tuyos, despertando a gritos mi rutina de alma

y me elevas
en irascible torbellino de ansias arrebatadas…

-658 riada-

riela 630


“mi corazón
para que en él escarbes
busques tesoros
entierres muertos…”
Sabeli Ceballos Franco.

_______

celosías temblorosas
que se revelan de ese montón
de recovecos que exhiben sus ojos claros

se asoman
acomodando la catedral de su cuerpo
tan deletreado, en la humedad de una catarsis

y distorsionan distancias
al vaivén de unos desvelos, que como veleros
navegan dentro de la latitud de una misma botella

-riela 630-

537 riada


“SI el cielo tiene una sucursal
seguro estoy amor mío, que su dirección postal
está en ese barrio de tus rodillas”
Ángel Valles C.

_______

se desparraman las ganas al tráfico ruidoso de tus rodillas
y encaraman los besos a la garganta del alba
para mirar tu densidad de río

marinera, hoy te llego en ascensor
en vez de usar las escaleras
de tus rodillas,
es que tengo prisa
por tocar las cordilleras
que remontan la imaginación

mis dedos, parecen locos bajitos, peligrosos y ajenos
que se zumban como puñados de arena
como si ellos fuesen los dueños
de ese lunar, en tu rodilla izquierda

-537 riada-

riela 529


“FLAMEAR acre ya en sangre aciaga la jauría
al verter en espectro leve remo”
Jorge Lara.

_______

no siempre
me basta el tiempo de su desnudez
redonda y total, ardida o ya sofocada…

signos recurrentes
aquellos tramos transitables
de sus bosques y alamedas perfumadas

fotografío de su boca
los blandos días y largas noches
como si fuesen ríos transparentes que huyen

aún lejos
y sin embargo; ella siempre
es la que ensancha las orillas de mi memoria

para irrumpir
en el aire que transita los metros de su alegría
yo aprieto versos y desprevenida; la alcanzo, la alcanzo…

-riela 529-

riela 489


“ELLA abre la ventana y borra el mundo.
Esa mujer duende

-la perdida-,

la que me sueña y luego me expulsa
con todo mi horizonte”
Alberto Hernández.

_______

como en la leyenda
aquella de ríos en vez de venas
pero en las alas de un colibrí

es la fina lluvia lo que me lleva
hasta ese grito inevitable de la luz
en que cada día la miro a ella entre sus flores amarillas,
que la queman

me hago un océano de veces en sus manos
y lo demás, es simple incandescencia

-riela 489-

405 riada


”HUNDO en tu boca mi vida,
oigo rumores de espacios,
y el infinito parece
que sobre mí se ha volcado”
Miguel Hernández.

_______

a desvestir horizontes, mi capitán
que lloviendo es como se olvida la lluvia -me dices

y eres tú mi alma, quien de un soplo
cambia la definición de sueño por la de constelación
y la dirección del viento por una postal sin sellos

tú, quien como un pájaro borracho
se desploma en arrogante estallido que disipa mis palabras

la que riega las semillas de esta incertidumbre
con su tos

la que se hace versos, entre los ripios sagrados
de los amaneceres

-405 riada-