al velamen de tu risa


“HAY días en que soy un reflejo del agua.
Me descubro atrapando un papel,
rebuscando en la tierra un recuerdo extraviado”.
Paura Rodríguez Leytón.

_______

amarrado como un trapo al velamen de tu risa
prisionero entre tus dos clavijas blancas
sin escalas, estoy en ti

insurrecto y mal escrito, tú me arrastras
a los vendavales, luego me sueltas entre palmeras
al revés de la bitácora y al violento flamear de tus banderas

cara al viento, se defienden las marañas
de tu pelo y como en un tándem hermoso de guitarras
la alegría se me agranda, hasta más allá de las esdrújulas

-214 riada-

la ventana de la tarde


“SÉ que un amor
puede volverse blanco
como cuando se ve un alba
que se creía perdida”
Alda Merini

_______

intento mirar a los ojos de la húmeda nostalgia
y escuchar los escándalos del agua, en simples naufragios
que traducen palabras desde el barro, en suculento desparpajo

arrullo la fantasía adherida al océano de luz, que ella habita

y en la torpeza del ruido de lo ya añadido:
-¿es necesario el ardor del sueño simple
que llega con la música por fuera?

hoy su boca, es la almendra servida en la ventana de la tarde

-riela 120-

pequeño arroyo


“TE amo.
Sin reflexionar, inconscientemente,
irresponsablemente, espontáneamente,
involuntariamente, por instinto,
por impulso, irracionalmente.”
Gian Pagliaro

_______

busqué entre cántaros de lluvia

la busqué en mi memoria
pero olvidé que era su mediodía libre
y no la pude encontrar

ni siquiera al minuto extremo del chispazo de unos atardeceres
entonces, pacté con duendes de la tribu luna

y me concedieron la dirección de su ventana de pájaro
pero a lápiz y escrito sobre un papel
cuando miré…

ya la lluvia había borrado a pequeño arroyo

-riela 110-

versos de no rima


“KUNDERA, siempre Kundera, cada cuatro o cinco años, cuando alguien me lo recuerda, cuando necesito desnudar las cosas, cuando quiero que me sean dichas sin adornos.
Leo La Insoportable Levedad del Ser.
Me pregunto si de verdad me gusta ese libro o si simplemente me acostumbré a decir que me gusta o si me gustó alguna vez y ya no. Igual lo leo, lo devoro.
Kundera y su sinceridad.
Kundera y sus personajes miserables que no tienen ni siquiera el derecho a un poco de realidad.
Sacados de su mente, expuestos, solos, sin sangre.”
Cinzia Ricciuti

_______

empapada de sueños y de un viaje alucinante
llega la noche y se humaniza sobre la plaza bolívar
donde todo se olvida y luego, se eleva al cielo
con la música predilecta entre nalgadas y besos

-(mi sombra irreverente inclina
sus ganas de dormir sobre unos versos
y los empuja hasta el rincón más cotidiano
y peor malogrado de todas sus guaridas
mientras el hastío, de su coma se despierta
solo para dar, nuevamente… gracias al cielo)

a esta hora la ciudad ya está borracha
y sus ángeles fumando cosas raras
cuidan a las putas que caminan
entre la plaza baralt y el convento,
-asomándose por los ojos de la noche-
con sus mejillas pegajosas
entre el humo y la risa perfecta

sobre el viejo malecón nocturno
la luna bosteza, en su vieja brega
de entender a los amantes,
que azarosos juegan ir al fondo
de la luz amarillenta y lenta
que el sudor ya no detiene…

-riela 90-