celosías


“mi corazón
para que en él escarbes
busques tesoros
entierres muertos…”
Sabeli Ceballos Franco.

_______

celosías temblorosas
que se revelan de ese montón
de recovecos que exhiben sus ojos claros

se asoman
acomodando la catedral de su cuerpo
tan deletreado, en la humedad de una catarsis

y distorsionan distancias
al vaivén de unos desvelos, que como veleros
navegan dentro de la latitud de una misma botella

-riela 630-

Anuncios

algo de tu ruido


“NOS desnudamos.
Tenemos hijos y desafiamos el desconcierto.
Hacemos de nuestros cuerpos el territorio de todas las batallas”
Ivana Romero.

_______

algo falta de ti
en este idioma abrazado a las sábanas

algo de tu ruido
en este tiempo desmemoriado

escríbeme ayeres, s’il vous plait

y me das unos versos, de esos que vienen con su acuerdo de paz
ya incorporado, firmado y refrendado

es que hoy ando
como las mareas que emergen para leer luces distantes

y luego se hunden en unos parámetros de silencios,
de esos que etiquetan a las maletas extraviadas

condenado a cien años de olvido
cual jean batten a sus latitudes ojerosas

hoy todo regresa a baseball, hot dogs, apple pie and chevrolet
en las gradas de fenway park, -¿recuerdas?

esta somnolencia excesiva
en los semáforos…

y con no + de seis o siete palabras a bordo
me voy haciendo más y más pequeño, tras las celosías citadinas

 

 

-629 riada-

pequeños miedos


“LA palabra trueno vuelve
a vibrar entre las hojas
como un volcán
como el océano
se estrella contra la frente de quien
sin pensarlo pero a sabiendas
vino a dejar sus pasos —
la huella de sus pasos
aquí
en esta orilla”
Teresa Arijón.

_______

mírame de nuevo
que tu mirada es perfecta y perdura en el tiempo
lo que la reparación de un beso

háblame luego
que tu voz senda mía, es el cauce tibio y seco
del total desguace de mis pensamientos

piénsame así, en silencio,
con ese estruendo hermoso de tus estrafalarios deseos
rodando los metros más permeables de mi cuerpo

ven, amándome en secreto
mientras me represas en sueños,
en aromas, en gestos y en pequeños miedos

-628 riada-

trenes sin destino


“ARRÁNQUEME. Señora. Las ropas y las dudas. Desnúdeme. Desdúdeme”
Eduardo Galeano.

_______

amor mío,
hoy procúrate la lluvia
y que nos lleve en gotas a la página principal de otro cenit

hazte mar y tu boca sea la tormenta
que agrede con densa espuma de besos en cada acantilado mío

si así te ves, solo sonríete
dite que hay trenes sin destino y amores que naufragan en un café

disípate ahora, en suaves cascadas bajo la lámpara
y resbálate a mis brazos, que te esperan con acuarelas temblorosas
de veces

-627 riada-

sin boleto ni maletas


“LA felicidad recupera en altura lo que le falte en longitud”
Robert Frost.

_______

es entre las sombras
que todo amanecer, finalmente se asoma

ella devuelve las miradas
con esa frialdad con que los peces muestran las escamas

siempre es de abajo hacia arriba
que el viento desordena el vuelo de las golondrinas

hermosa jauría de ojos
la que se esconde tras las trincheras de su rostro

yo cedo el paso a los que llegan buscando una estrella
sin puerto a la vista, sin dirección postal, sin boleto ni maletas

-riela 626-

estos versos


“DE entre las peñas salen dos lindas comadrejas;
me miran y se alejan, huyendo, y aparecen
de nuevo, ¡tan curiosas!… Los campos se obscurecen.
Hacia el camino blanco está el mesón abierto
al campo ensombrecido y al pedregal desierto”
Antonio Machado.

_______

juegan a las mil veces del alba para tocar con palabras
la estructura metálica de unos alfileres

sobre el calendario de fechas marcadas
en amarillo, donde su mirada se hace sutil punzada
en ese número, suspirado desde los insomnios

el viento corre por los pasillos de la espera
y una melodía de ola que entre los escombros de la noche
escurre, se lleva y trae, se lleva y se lleva, su nombre…

hay sal en la deriva de dos lágrimas
y en los bordes peninsulares de estos versos

-riela 625-

el violonchelista de sarajevo


“ALLÁ los que tienen el camino alfombrado de certezas
los que usan palabras precisas en momentos adecuados
los que tienen por futuro un tratado de cartografía
los que catan y usan cubiertos y vestuarios
los que saben de antemano

Yo no te prometo nada salvo el amor
la fina incertidumbre del fuego sin relojes
el recorrido que es alegre y es enfurecido
la verdad de mis ojos en silencio
el viento y la espera”
Jorge Gómez Jiménez.

_______
otros mirarán a vedran smailović
-el violonchelista de sarajevo-
y a sus escombros en do lor contenido

y no hay quien cuelgue un poema de amor
en el alma estrena de sa ra je vo

ni siquiera un ser extraño mirando tv
que no quiera dirigir este año a los miami dolphins

es apenas, un violonchelo al asedio de cien mil enemigos
y que vaina contigo y con todo ese ruido de montón de botellas
de TNT y de otras rimas que no caben aquí…

tú sabes vedran, que cada reloj, ya de fábrica, trae su hora de odio
solo que, mientras unos andan prendiendo o apagando guerras
es tu música la que anda por la tierra,
pretendiendo estrellas fugaces

-riela 623-