Archivo de la etiqueta: nada

737 riada


“NADA es definitivo
ni siquiera el alba
que despunta
en gerundios”
José Gregorio Vílchez Morán.

_______

desde la patria de la primavera
cuando los primeros rayos del alba se presentan
y el mundo aún no se equilibra

ya tú estremeces con una palabra escrita
los bordes blancos de mi alegría

marinera…
permite que el mar cante a tus pies su serenata

que mi pensamiento ya está embarcado en ansias
con destino a tu puerto de miríadas

es esta red imaginaria de hermosos viajes
donde la poesía es el motor que da la fuerza necesaria

a estos versos imperfectos, mi parafernalia caribeña
despuntando al sur, para solo intentar tocarte…

-737 riada-

Anuncios

726 riada


“ESTE último abril
me dejó, en segundo término,
algunos arañazos de frente y de costado,
una naranja comida a gajos
que supe tapar con mangas largas,
palabras de más y botines ajustados
que nunca resultaron suficientes
para pisar la primavera
que me pisaba a mí mientras pasaba”
Gabriela Kizer.

_______

inventemos la estrategia pa’ estar juntos
y abramos fuego…

detengamos en el aire los minutos
y rompamos el silencio contra el suelo

que mi miedo anda tiritando desnudo
pero amarrado firme a tu miedo

ven, te espero en la sombra del semeruco
ya tengo diseñado un plan de vuelo

volaremos apretados como un nudo
hacia el sol, y que al regreso…

se rieguen mis moronas por el mundo
con tus hebras: hijas nuestras en concierto

-726 riada-

723 riada


“VENGO de doblar el día
espantar las moscas de la cocina.
Recojo la noche sin hacer ruido
por costumbre
así me repito
como el Avemaría sobre los muertos”
María Alejandra Rendón Infante.

_______

me enseñaste
ese punto de ruptura
donde se detienen todas las mariposas

también, a arañar sueños de éter
que florecen sobre el brillo
de las botellas

-¿a qué lugar sagrado
iría a parar tu pezón izquierdo
aquel medio-día,

cuando desde mi boca se izaba
en nuestro aprendizaje temprano
de la carne, ah?

apenas ayer
prometimos de cara al viento
despertar siempre, siempre mar adentro

a tanto afán estrafalario de nuestras manos
haciendo tormentas, velas henchidas
y pañuelos

hoy te propongo
a pesar de tanta deriva
dar la vuelta y ya sin retorno,

que sean otros los que narren
el final de nuestra
historia

-723 riada-

720 riada


“SÉ
que cuando quise hacerte canto
tú ya tocabas mis entrañas,
que cuando te pensaba en días
afloraban memorias viejas
de vidas compartidas
y sé…
que al querer hacer de ti un poema
eras ya en mi camino
rocosa cordillera”
Liliana Bilbao.

_______

no quiero bosques
ni lagos plenos de cisnes

no te enamores
ni tampoco olvides

mi nombre,
porque jamás lo dije

solo quiero quebrar el agua
que se columpia en tus hendiduras

que calles y no digas nada
mientras descifro cual mordeduras

lo que este deseo, como un fantasma
está dibujando por tu cintura…

-720 riada-

718 riada


“¿CURSI yo?

Cursi la noche de Cancún, imitadora no oficial de tus ojos
Cursi el hilo de grana, tibio símil de tus labios

Y el trinar de sinsontes que suplanta los arpegios de tu voz
Y las bíblicas gacelas, hologramas humildes de tus pechos

¿Cursi yo?

Cursi tú
Dueña de prodigios”
Oscar Cortés Tapia.

_______

que hoy, ya no nos duela más el tiempo guardado en recuerdos
ni esa luna abotonando manchas en las ventanas
de tanto invierno

que te muestren la caja donde cenicienta guarda sus zapatos viejos
y nos pongan las mismas canciones de sabina
pero en blanco y negro

que hoy me inviten al paladar extranjero de tantas musas olvidadas
y a ti, que te sirvan copas de vino con colores
más tintos que palabras

a mí, que me perdonen tanta idiotez sostenida a mi costado izquierdo
y a ti que hoy te enamoren, con dosis telúricas
de hermosas rimas y versos

que hoy nos amen, con esa terquedad absoluta que muestran las olas
con esa dura insolencia del ingrávido vuelo
de la luz sobre las sombras

-718 riada-

706 riada


“NO cuentes
seremos otros
de mañana
o tarde,
cuando mi nombre
olvide,
cuando una tarde
caiga y una mañana
se levante”
Mario Bodet.

_______

editar con palabras desde tus formas magníficas
un crepúsculo no vivido, sin tropezar con la certeza
de aquel poema que todavía rompe los atardeceres…
es imposible

revienta otro ojal lejano,
esta vez sobre la orilla sur del danubio
“bei mir bist du schön”

y corres a los mapas maria
a buscar esa canción que desmancha las distancias

esa que ya una vez se instaló plácidamente
como una serenata en las persianas del recuerdo

hoy de nuevo, el ocre llega hasta mi costado
y se inflama, como ese río que nunca tocará la cara del mar

-706 riada-

703 riada


“LLEGARÁ prematuro el otoño y desnudará sus horas.
El frío adormecerá sus ramas heridas y no volverán a nacer las acacias.

Yo siento a junio tibio en mis hombros, pero al verla me pregunto:
¿qué laberinto de hojas secas me espera?

¿qué manos sostendrán algún día mi retrato
y recordará el futuro que aún no he vivido?”
Denise Vargas.

como luces trajinadas
a merced del desorden de las autopistas
es la poesía, la poesía, la poesía… mi feita

chorros indomables de párrafos, de versos que llueven
y llueven desde grandes o  minúsculos portales

-hay un extraño silencio después de un suspiro-
y revientan letras como hilitos al pie
de tus pestañas negras

de espaldas, como las gotas de lluvia, llegan
de nuevo, esas satinadas fragancias desde crepúsculos rojizos

y me roban toda tu espesura, a través de las ventanas

-703 riada-