Archivo de la etiqueta: Natalia Montoya

riela 710


“TÚ miras mis ojos mientras hablas,
yo miro tus labios moverse.

Cada palabra que nace en tu boca
es un beso que he perdido”
Mariel Damián.

_______

lejos  ya de la brecha abierta entre los sentidos y la memoria
ya  detenido sobre el teclado, deletreo la palabra “ausencia”
estoy  buscando una orilla entre frases extraviadas del olvido

lejos  ya de los boleros, de las caricias y de los besos bailados
ya  en la sombra de otra tarde, sobre el piso de otros versos
estoy  añorando esas mareas de su cuerpo en mis brazos

lejos  de la arena y la espuma que una vez nos unieron
ya  con el recuerdo en su constelación menos fosforescente
estoy  mirando mi cicatriz nocturna pugnando con la luz

lejos  de todo encuentro posible entre fechas fragmentadas
ya  todo quedó como una mancha en el eco de mi derrota
estoy  pensando en ella, aunque ya sin los aplausos…

-riela 710-

674 riada


“DE ti solo sé la historia de los peces

Unos huyen al verte
otros
sabrá Dios por qué los hizo”
Dorelia Barahona Riera.

_______

tú declaras la lluvia
cuando caminas a mi lado, de mi mano
emergiendo de tu alegría y enamorada

miras sobre mi enramada de versos
con deseos de capturar la espesura
de un instante volátil

y te conviertes en la dulce resonancia
de los enjambres del agua

y una vez y otra y otra y otra…
sonriendo me llueves, descalza

-674 riada-

576 riada


“UNA cruz
una cicatriz
una ventana
todas duelen
todas se sellan
todas permanecen abiertas
o cerradas
en el tiempo”
Ricardo Mejías Hernández.

_______

 

tú eres la hoja sin punta
liviana, suelta…

el golpe de la gota
al íntimo arribo de su meta

el otoño dibujado
al borde tembloroso de una promesa

el relámpago ascendente
entre los extraños pactos de una tormenta

tú desarmas el vuelo de los relojes
mientras precipitas la peligrosa calma de la efervescencia

tú eres este poema que se muestra
como una cicatriz enorme entre las intermitencias

mi eterna taza de café
en los labios de tanto sueño celta

-576 riada-

riela 503


“HE salido a ser chimenea para que tú me habites,
Me meso en tus recuerdos para que estés, aunque no estés”
Natalia Montoya.

_______

como extraños
amantes retratados
sobre un espacio amarillo

son dos hermosos pasajeros
de instantes mecánicos
que están dormidos

con la luna llena sobre la cara
y después del aguacero
despiertan

microscópicamente el amor
emprende viaje
en la oscuridad indivisible

-“volveré mañana, al mediodía” -susurra ella
y apuesta latidos de su corazón
pierden los dos…

-riela 503-