riela 580


“HAY veces que en el piso se dejan deslizar
enigmas sobre el andar”
Luriel Lavista.

_______

ella sonríe
con la gracia de los juguetes

y me deja colgada el alma
sola, tendida y fría

desde la misma farola de siempre
en la vieja calle melancolía

luego, llueve…

y se empapa de ella
todita mi extraña suerte

-riela 580-

Anuncios

449 riada


“…LA reconstrucción estricta de mi voz manchando las paredes en un acto irrevocable de humildad, de desnudez. quiere decir nada, mi nada, la nada. la de esta edad. la del apartamento que no me gusta. la de mi almohada sosteniendo mi nuca para nadie, para esta sombra que hace peso, que me obliga a recorrer los escalones como quien viene perdido de una guerra para vivir o seguir muriendo en otra. la de los ausentes”
Manón Kübler.

_______

mi desorden preferido siempre fue mirarte a contracorriente
como a los lunes, y ver tu cuerpo despegar al soplo
desparramando esquirlas hasta mis ojos…

tú eres la ecuación perfecta para el desgano en la desembocadura del ocio
cuando en silencio se instala tu cuerpo, a mi lado
siempre como una playa incendiándose

me tientas a contar tus setecientos lunares y luego me sueltas; ya no sé
si eres tú o es la incertidumbre de la noche, lo que viene filtrando
a ras del orden casi perfecto
de las ventanas…

-449 riada-

riela 316


“NO es tuyo el alarido
cuando el viento golpea
la punta de los limones
o pliega la albahaca
entre maceta y maceta
de pronto en la noche…”
Maria Pia Argentieri.

_______

tengo al mes de mayo todavía temblando
orbitando el ombligo de una quimera

desabrigado e intentando pintar un cuadro
donde convivan de nuevo, mi boca con sus caderas

en la parte más alta de un vecindario
donde sea mérito, el calor de una chimenea

-riela 316-

310 riada


“DE nuevo sabes que allende ese muro,
bajo la indómita cabellera de los sauces

persiste algo secreto,
tan maravilloso y peligroso

que si te adentraras y contemplaras
morirías, o serías feliz por siempre”
Lisel Mueller.

 

_______

de esas formas abstractas
que de ti precisan para la ternura

yo me quedo con el desastre
de saberte en los siete tres nueve síntomas del ruido

me quedo con esa calumnia sin antídoto
de tu navegada marea-risa-mar sobre los asfaltos

y con la incertidumbre (ya vestida de redención)
de este fatum catastrófico y casi apocalíptico

de no tener una mirada tuya
recostada sobre el césped de esta tarde absoluta de junio

-310 riada-

riela 246


“UN libro no es más que parte
del pago de una deuda”
Sara Cohen.

_______

muchas veces el viento,
como a veces, también los ríos o el amplio mar
nos traen desde el otro lado de los sueños
hasta la más íntima trinchera,
esa orilla plana del recuerdo:

-un zapato huérfano, zapato de mujer
-el poema de amor más efímero del mundo
-una extraña espuma rizada de palomas blancas
-la alegría descalza corriendo detrás de los tamarindos
-un barco en la plaza para no morir de mar en la calle
-la renuncia escrita, ya firmada, y dirigida a la herida
-una multitud de grillos para comprender a la lluvia

con esta post data de apenas dos palabras al amor…
LO SIENTO

-riela 246-

199 riada


“POR culpa de los números
se me cayó la casa de la suerte
y hasta el amor más firme
se fue por la tangente”
Violeta Luna.

_______

fue una soleada mañana maracaibera
y no en una noche de luna llena
en que yo, me enamoré de ti

fue por eso, que al principio
yo me negaba a que tú existieras

luego, temí que huyeras
al descubrir, aquellas empalizadas en ruinas

aquel montón de escombros, que quizás para tu asombro
te confieso ahora, me rodeaban a mí

ay amor,
-¿qué pensarían tus siete gatos
y mis tres perros del cielo?

cuando llegaste tú,
transitada de suaves silencios
y te posaste entera, sobre mi cuerpo
y en poco menos que un asalto,
cortaste todas mis salidas
sin que mediara,
una sola palabra

en tu entrega
me arañaste toda el alma
en un delirio de besos caídos
sobre tu playa de lentos erizos
y en la dicha que desde tu boca
desembarcó como mi destino…

-199 riada-

riela 184


“LA piel es más veloz que la calle”
Ingrid Valencia. 

_______

notoriedad de la luna
en aquel flujo lejano de palabras
despeinadas por el filo de la noche

seguramente, fue en ese flash oscuro
cuando la buscaba entre ráfagas de tanto silencio
lo que al final, me dejó hecho un espejo

-riela 184-