Archivo de la etiqueta: Nélida Cañas

718 riada


“¿CURSI yo?

Cursi la noche de Cancún, imitadora no oficial de tus ojos
Cursi el hilo de grana, tibio símil de tus labios

Y el trinar de sinsontes que suplanta los arpegios de tu voz
Y las bíblicas gacelas, hologramas humildes de tus pechos

¿Cursi yo?

Cursi tú
Dueña de prodigios”
Oscar Cortés Tapia.

_______

que hoy, ya no nos duela más el tiempo guardado en recuerdos
ni esa luna abotonando manchas en las ventanas
de tanto invierno

que te muestren la caja donde cenicienta guarda sus zapatos viejos
y nos pongan las mismas canciones de sabina
pero en blanco y negro

que hoy me inviten al paladar extranjero de tantas musas olvidadas
y a ti, que te sirvan copas de vino con colores
más tintos que palabras

a mí, que me perdonen tanta idiotez sostenida a mi costado izquierdo
y a ti que hoy te enamoren, con dosis telúricas
de hermosas rimas y versos

que hoy nos amen, con esa terquedad absoluta que muestran las olas
con esa dura insolencia del ingrávido vuelo
de la luz sobre las sombras

-718 riada-

riela 626


“LA felicidad recupera en altura lo que le falte en longitud”
Robert Frost.

_______

es entre las sombras
que todo amanecer, finalmente se asoma

ella devuelve las miradas
con esa frialdad con que los peces muestran las escamas

siempre es de abajo hacia arriba
que el viento desordena el vuelo de las golondrinas

hermosa jauría de ojos
la que se esconde tras las trincheras de su rostro

yo cedo el paso a los que llegan buscando una estrella
sin puerto a la vista, sin dirección postal, sin boleto ni maletas

-riela 626-

611 riada


“NO sabes
que pájaros han quemado sus alas
bajo la corteza de estos árboles.

Deja ausente tus fuegos.

Trae el río hasta los labios.

Brota espinas entre tus manos
para horadar los cuerpos.

Penetremos en este lago
sin tiempo,
sin luz”
Celsa Acosta Seco.

_______

cuando vuelvas
si aún reconoces el camino y decides regresar…

tráeme media docena de lluvias camufladas talla M
y un par de meses polvorientos talla 10

quédate tú con el eco
lento y melancólico de los relojes

y seamos nuevamente
aquellos despertares delirantes viajando como fantasmas
por las vigas carrileras de los mil besos del día después

recuerda que los pájaros siempre regresan

y que el vuelo es la continuidad de la misma breve huida
nada más

-611 riada-

riela 590


“DESDE nunca te quiero y para siempre,
desde todo y quizá y para siempre”
Amalia Iglesias Serna.

_______

hay momentos que se me pierde
bocarriba en el tiempo, sin alas ni cordeles

hay veces
que el lápiz también siente la fiebre
del poema sobre la blancura del papel indiferente

pero siempre
este color de noviembre
en sus ojos es el otro huésped
que corre, vuela, salta y brinca sobre los puentes
buscando la hojarasca musical de sus dos manchas verdes…

insobornables al tumulto alegre
de mi corazón que se incendia como papeles
van por ella estos versos, tan ligeros como mi suerte
pero con la fuerza que empuja a los trenes…

-riela 590-

537 riada


“SI el cielo tiene una sucursal
seguro estoy amor mío, que su dirección postal
está en ese barrio de tus rodillas”
Ángel Valles C.

_______

se desparraman las ganas al tráfico ruidoso de tus rodillas
y encaraman los besos a la garganta del alba
para mirar tu densidad de río

marinera, hoy te llego en ascensor
en vez de usar las escaleras
de tus rodillas,
es que tengo prisa
por tocar las cordilleras
que remontan la imaginación

mis dedos, parecen locos bajitos, peligrosos y ajenos
que se zumban como puñados de arena
como si ellos fuesen los dueños
de ese lunar, en tu rodilla izquierda

-537 riada-

riela 519


“POESÍA: La palabra esencial en el tiempo”
Antonio Machado.

_______

del insomnio a la palabra
ella es quien traduce el vuelo de los pájaros

sin más preámbulos, ella sonríe
y adelanta en tres vueltas
al planeta

a punto de convertirse en jueves
ella felizmente, transmuta y se mueve
en una sola mirada hasta mi pecera

lanza su estatura vespertina
y despierta la cordura de los lápices
sobre la piel del poema

peligrosamente
ella llega silbando mi nombre
y todo estalla, en mil canciones pequeñas

-riela 519-

riela 512


“HAY silencio en la casa
Afuera el viento se deshace/ entre las hojas
El frío de agosto/ toca/ raspa
Todavía quedan/ algunos matojos/ de narcisos amarillos/ en el patio
Escucho tu voz diciendo/ como todos los años:/ Hay que pasar agosto…
-Agosto/ agostado/ angostura/ angustia
palabras reunidas que asolaron tu alma-“
Nélida Cañas.

_______

-¿dónde quedó aquel abismo de casi amarnos?
no sé…

se mueve un poco la luna para abotonar estrellas distantes
en el vuelo oscuro y didáctico de la noche-nombre
sobre sus formas de agua-mujer

ella es la que inventa las fechas de los calendarios
y me ama-inunda desde la remota vigilia
de un silencio que apaga y enciende
a la poesía

crepita la agonía de unos labios
en la espera del verso-poema suspendido
mientras la mirada vuela como un dardo furtivo

finalmente
son sus manos de luz las que emergen
desde las formas ondulantes de la orfandad

como rascacielos que desembarcan
con la claridad alucinante de un amanecer

-riela 512-