meciéndote sola


“SOÑAR
Es salir a pasear despierto
al otro lado del cuerpo dormido”.
Sabino Esteban Francisco.

_______

-¿será este aroma, evaporándose desde el puerto de su ternura
lo que finalmente desnude mi nostalgia bajo los temblores
corredizos de la lluvia?

-¿será otra coartada para la azul clausura
o el secuestro del agua y la sal sobre las mejillas
lo que cierre sucursales en las corolas blancas del alma?

aunque yo quiera ayudarla a recoger con labios
lo corroído por el salitre en el oleaje que dulcemente la mece

sueño mío, lo mejor es dejarte tendida, meciéndote sola, en la espuma

-riela 268-

el twist del gallo


“YO tengo un gallo
que está reloco
con los pollitos
siempre está bailando un twist…
y este es el twist que bailan los pollitos
todos los pollitos a bailar el twist”
De algún recuerdo inusitado.

_______

no hay lugar ni un rincón apartado
donde detenernos un rato, para contarte
mi historia: “el twist del gallo”

desde temprano
recorro las venas de este mayo
para ver si te encuentro citadina y ya llovida

ya no me quedan edificaciones, tampoco avenidas
terquedades mías, ni anécdotas de béisbol donde no te hayan buscado
mis manos, bajo el misterio de la luna en música

-267 riada-

remitir


 “EN el afán que tus besos,
no pierdan nunca el camino,
me hice tatuar una constelación de lunares,
desde la nuca al ombligo”.
Maru Luarca.

_______

un día, su pie más izquierdo será pájaro
y extenderán por todo el universo, sus formas de cordillera

será un poema mal escrito y también la más fina estrategia
del vuelo con motor de mis venablos, hasta tocar
ese ángulo sagrado de las estrellas

para leer en voz baja, versos a sus pies descalzos
dibujando soles blancos, en todos los idiomas
y rincones del planeta

después, ya sin alas ni norte
pero intacto y escueto entre los más iracundos
desde la sombra del silencio donde vivo:

remitir ese pie suyo, horizontal al mosaico gris de una tarde
donde mis ojos tallen el milagro de su nombre
justo a mitad, de todas mis fogatas

-riela 266-

poesía


“LA pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega”
Leonardo da Vinci.

_______

la poesía
es el motor del énfasis o la duda hecha palabras
en la matriz de la fantasía

es el encuentro definitivo, no pautado, de las densas claridades
entre quien escribe y aquel que da lectura
frente al oasis de las maromas

es esa otra forma de intento por tocar la luz
a través de los temblores, de la vida sobre la muerte

es el vistazo final a las incertidumbres
desde las manos suicidas de un simple náufrago coloquial

es como la ciudad que brilla desde las afueras del silencio
a riesgo de la metamorfosis de un gesto

es el himno de los inútiles

la herencia sin sosiego de unos ojos, a la vasta memoria

es el ánima de cuello largo que nos trae el dulce incienso
hasta las costuras sedimentarias del agua

es la hora más larga sobre la brújula, a la víspera del vuelo

es la lluvia-infinito, el océano-incendio
sobre la inocencia del papel

es la sombra gris que permuta desde el punto final de los finales

-riela 265-

indescifrables


“DE los innumerables escalones
que conducen a mi corazón
él subió tan sólo
quizás dos o tres”.
Yosano Akiko.

_______

amor mío…

-¿cuántos despertares se nos quedaron dormidos
en el vendaval de recuerdos, ya convertidos en lunas?

no es la palabra que golpea, la que hiere y duele
sino los resplandores fugados tras la ciega herida

-¿habrá algún planeta sin ventanas ni puertas
donde los pájaros en vuelo se hagan indescifrables?

-¿quién salva al adjetivo en pleno incendio de voces,
el loco o el mentiroso?

-¿por qué la piedra contra la puntual honestidad del verso?

-riela 264-

latitudes sueltas


“A las 9 y 30 bajo la lluvia, un señor invitó a un
total desconocido a compartir su sombrilla; los
dos se rieron del mal tiempo.

La chica del restaurante le sirvió doble porción
de pastel a la niña que escuchaba la pelea de sus
padres.

Un taxista le regresó la billetera a una anciana
olvidadiza.

En el jardín infantil, Diana le regaló el color violeta
a Manuela para que terminara el arcoíris”.
Alejandra Lerma.

_______

alcanzarla
en la desnudez abrupta de unos lirios
para luego soltarla en la explícita redondez
de los anillos

sé que me falta poesía
y una coincidencia de río creciente en sus ojos
pero yo quiero, es trepar todos los surcos de su geografía

ser musgo por encima de tantos pétalos
antes que ella, ya convertida en mariposa aborte el vuelo
y unos pistilos se extravíen, dormidos sobre sus latitudes sueltas

-riela 263-

como espadas


“PODRÍA ser que todo comienzo
nos enseñe a despedirnos”.
Valeria Pariso.

_______

revolcando en la hojarasca y tropezando entre las empalizadas
andan sin sus dosis diaria de acetaminofén, unas palabras
mías, detrás de la estructura virtual
de algún poema

y la infinitud que aprisiona más allá del silencio inofensivo
apenas alcanza, para contemplar soledades que aguardan

distantes y furtivas humaredas cobijan de cenizas unas quimeras
parecen los aplausos apurados de cien locos delirantes

hoy, de nuevo, quiero habitar en ese mármol gris de las estatuas
en su piel de siglos y en esas alas desplegadas, como espadas

-riela 262-