siempre, siempre


“CRECE la noche
en su fragor secreto de resinas,
como un hilo de sangre en la espesura,
crece la noche
sin otra voz que el sordo murmurar
del tiempo.”
Cristina Maya.

 

_______

estos versos de no presencia
duros versos de no existencia
son para que tú sepas y entiendas

que aunque me has dejado el alma
ancha, despejada, plana
limpia, lenta y desierta

las noches mías para ti
siempre, siempre, siempre
siempre las mantengo abiertas

-76 riada-

drifting away


“THE ear is the only true writer and the only true reader.”
Robert Frost.

_______

drifting away
to my secret unfailing well

I do confess
what about being alone
down tangent edge, comes to be

it feels strange, hard to renege
but what a thankful journey
from a broken, twisted heart
to sail on oceanic sunlight flares

a life long debris collector
has more eyes to reap upon

if I, could only drift and keep

-riela 73-

letras que trepen


“ERES la mujer que pasa
como una hoja
y dejas en los árboles un fuego de otoño.”
Giuseppe Ungaretti.

_______

quiero escribir:

unas letras que trepen
hasta anochecer con su nombre

unas palabras que coloreen
a todo este desorden tan torpe

unos versos que perfumen
su ausencia

un poema, que simplemente
me lleve a sus ojos

-riela 72-

musitando versos


“CREO en Pablo Picasso, Todopoderoso, Creador del Cielo de la Tierra;
Creo en Charlie Chaplin, hijo de las violetas y de los ratones,
que fue crucificado, muerto y sepultado por el tiempo,
pero que cada día resucita en el corazón de los hombres,
Creo en el amor y en el arte como vías hacia el disfrute de la vida perdurable…”
Aquiles Nazoa.

_______

este amor tuyo y mío
parece que nunca tuvo sentido

es un misterio extraño
como un tesoro sin mapas

un trofeo doblado
algo así como un premio mal habido

un garabato
brincando por la espalda

una mala broma de cupido
en una noche delta y estrafalaria

este amor nunca tuvo frenos
y anda con sus tímpanos descalzos

carga un dolor en su esternón izquierdo
y sin embargo, musita versos…

 

-71 riada-

tu sonrisa y media


“HACE mucho tiempo, muy lejos,
Estas cosas ya no pasan hoy en día.”
Bob Dylan.

_______

seis de la tarde en tu sonrisa y media

es el silencio más largo en tu mirada
de mujer hermosa bajo la lluvia

hay extraños desequilibrios mecánicos
en las rótulas de tus rodillas y errores estructurales
en las etiquetas de otras sonrisas que pasan, ruedan, vienen y van

no entiendo ese escozor del cual pintas tus distancias
mientras la orfandad de mis dudas se mece
en los ojos de la tarde y finalmente
desmaya

palabras al acecho de sueños ya prorrogados
trampa y reposo de la manzana más verde, más original

puntualidad en la subasta de antiguas piedras ornamentales
-como lágrimas- sobre el borde ansioso de un abismo
donde la piel todavía yace despierta

las olas menudas -lo sabes- llegan por ti, victoriosas
vestidas con hermosas escamas blancas

-70 riada-

phillies de philadelphia


“UN pájaro de papel en el pecho
dice que el tiempo de los besos no ha llegado”
Vicente Aleixandre.

_______

maria quería ser poeta
yo, antesalista estelar de los phillies de philadelphia

ella miraba los árboles y decretaba la primavera
yo miraba el mapa de eslovenia y siempre, allí estaba ella

ella coleccionaba equinoccios que luego vendió en otros planetas
yo le cambié todas mis barajitas de Mike Schmidt
por un solo lunar de sus piernas

-riela 69-

desde una estrella


“TODO es ascendencia a partir de esa hora.
Con la marea de los pechos, sube la sombra.
La espuma de mis labios te llega al cuello
y llegada al cuello me ahoga:
¿Cuántos nombres de eclipses sabrá tu boca?”
Pedro Olvera.

_______

ella cayó desde una estrella
mientras yo, simplemente me arriesgaba
en el énfasis de mi nostalgia

se materializaron los grillos y sus cantos triviales
las horas perdieron sus zapatos, mientras de ella se vaciaban
mis VOCALES DOMÉSTICAS (así de fuerte y en mayúsculas rodaron todas)

los atardeceres, de nuevo se asomaron
por las ventanas de ojos del mundo
a mirar la fiesta de dios

ella, una noche y ya vestida de marinera
en la mitad de un incendio de luna sobre maracaibo,
me apuró a romper la cotidianidad de mis versos con los golpes
de su acento del sur

me enseñó ese sonido azul castaño, de las gaviotas en sus fotografías
y por fin, desarmó hasta la borrachera todas las anclas
y todas las amarras mías

-riela 68-