Archivo de la etiqueta: Nostalgias Repetidas

riela 641


“EL disco del sol es un arma
En las manos azules del ocaso”
Giancarlo Micheli.

_______

-¿podré hacer un collar para colocar en su cuello
juntando nada más, granos y granos de arena?

-¿será el ocaso eso que despunta y se muestra
a través de las ventanas, colgando de un hilo de fuego?

-¿solo estrellas, las que remontan la hiedra hasta el cielo
en la noche distraída, de sueños en fuga y desvelos?

yo voy a seguir apostando palabras maltrechas
mientras ella desnuda, me mira con su pelo mojado
haciendo hilitos de luna, para mí, con las manos…

-riela 641-

riela 580


“HAY veces que en el piso se dejan deslizar
enigmas sobre el andar”
Luriel Lavista.

_______

ella sonríe
con la gracia de los juguetes

y me deja colgada el alma
sola, tendida y fría

desde la misma farola de siempre
en la vieja calle melancolía

luego llueve…

y se empapa de ella
todita mi extraña suerte

-riela 580-

riela 554


“LA llaga de tu memoria, amor, escurre en mi boca el texto
cómo no ha de sangrar entero este rasgado”
María Eugenia Brito.

_______

es ella, la que baila catetos
al ritmo suave de las hipotenusas del agua

ella, quien caligrafía sus flores pequeñas, sus hojas sin punta
a los otoños que heredé yo

es quien renuncia a su memoria extranjera
donde solía madurar sus frutas inaccesibles de labios

quien deshiela las semillas sinoviales planas de su ADN
y las convierte en larvas, de esas que tributan las letras de este poema

ella traduce para mí las canciones del viento
sonríe en noches de luna flaca y descarrila los gramos de mi locura

ella es quien rotula los mejores trinos del alba
siempre entre los coloridos ramajes de su blusa más ancha

llega y me araña las sombras del silencio que habito
y remite mis pasos hasta la dulce alambrada de unas palmeras

dice que me ama
justamente al instante en que mis ojos
tallan el milagro de su nombre en la mitad de una estrella

-riela 554-

543 riada


“SIN saber qué hay más allá de los países y los mares,
sin saber que hay diferencia entre un día y un año,
mas que en realidad no hay diferencia alguna”
Jüri Talvet.

_______

mi guayunata de versos, serenata al oído
mi guitarra sin cuerdas y mi eterna caracola

hoy traigo conmigo la canción de los mástiles
y pongo en tus manos el cadáver de la mariposa que sedujo a la flor

y la dejó sin aroma, sin alma, sin domingo en sus pétalos
pero que adornó con alas, sus tres madrugadas

-543 riada-

riela 533


“TODA la tarde estuvo mirándome desde no sé dónde
Toda la tarde
Y ahora que te veo caigo en cuenta
Venís a consolarme”
Ramón Palomares.

_______

son las ventiscas creadas por unos tunantes pájaros portátiles
y este resumen en cautiverio, entre gariteros ardores
tan ebrios de ocaso

es la música hecha gritos, plasmada al primer antojo
es el andariego errante que pasea sus envolturas de sueños
entre sombras insomnes, ya saturadas de polvo

furtivas, erráticas, temblorosas…
así de nada sirven las ganas, ni las formas, ni la sólida cordura

en nada ayuda esta incierta falta de penumbras
ni los presagios al vaivén de unos delirios complacientes

nada sostiene al cántaro vaciándose al borde del abismo,
nada ampara el reproche del lápiz a la hoja medida y ya cortada

-riela 533-

526 riada


“YO tengo una novia que llueve en el desierto
que dice búscame en la prosa
que ensaya ángeles en la voz
y duerme meses en la noche”
Leonardo Padrón.

_______

te reconozco mi feita

donde el beso se trasnocha
en las protuberancias del labio

allí, donde claudica la firma
a la impertinencia del contrato

donde habita esta vorágine irreparable
de mirarte despeinada, descalza y desnuda
llenando con tus nueces, todos mis bocados

-526 riada-

505 riada 1-2


“POR una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso…
yo no sé qué te diera por un beso”
Gustavo Adolfo Bécquer.

_______

te busco en silencio frente a los espejos
y en los ardores que aún me permite el recuerdo

te busco en palabras, derramadas desde copas  de versos
y en las manchas de olvido que va desalojando el tiempo

a veces te alcanzo y entonces te tengo
y otras simplemente, más te pierdo

es este andar de ola, pero en contra del viento
este andar de sombra, tan desparramado y lento

-505 riada-1

——-

prendida de incertidumbres
mujer de agua

dulce criatura de voz baja
demora tu perfume desde las encinas
y dame ese exilio diminuto, frente a tus ojos

mírame…
soy la certeza en el espejo
a la espera de un pellizco tuyo

-505 riada-2