Archivo de la etiqueta: números escurridos

638 riada


“DAR con la piedra que funda la casa
recorrer los susurros
de quien huyó

el secreto a veces
retoma
la imagen
d e  e s e  v u e l o”
Valeria Cervero.

_______

en tu boca terminaron
todas las vicisitudes de mis viajes

allí es donde mis ansias
hacen órbitas locas, rebosantes y salvajes

tu boca es una flor
colgada de la lluvia y ese verso que nunca escribió nadie

es donde arden palabras de amor
volando alegres, mientras la tarde viene apretando tu talle

y la inocencia se va quedando precaria
sobre el riel mojado, de tus labios navegables

-638 riada-

Anuncios

603 riada


“LA mirada se acuesta como un perro,
sin el tierno recurso de mover la cola”
Ida Vitale.

_______

el tiempo -a veces- nos da sus tontas cifras
de intermediario

el impacto sonoro de dos cuerpos que se aman
es sordo

puedes apostar que si algo cruje bajo la lluvia
eres tú

hoy la vida baila sola aquel viejo vals
como si inaugurara recuerdos

si algo se nos extravía, que no sea mi curriculum obsceno
ni tu secreta quemadura

respiremos la inmoralidad que ondula en las siemprevivas
y dejemos caer mi corazón

ven, tomemos un café
y rompamos las vitrinas nuevas de la noche

-603 riada-

riela 529


“FLAMEAR acre ya en sangre aciaga la jauría
al verter en espectro leve remo”
Jorge Lara.

_______

no siempre
me basta el tiempo de su desnudez
redonda y total, ardida o ya sofocada…

signos recurrentes
aquellos tramos transitables
de sus bosques y alamedas perfumadas

fotografío de su boca
los blandos días y largas noches
como si fuesen ríos transparentes que huyen

aún lejos
y sin embargo, ella siempre
es la que ensancha las orillas de mi memoria

para irrumpir
en el aire que transita los metros de su alegría
yo aprieto versos y desprevenida; la alcanzo, la alcanzo…

-riela 529-

riela 521


“LOS pájaros cantan tras la tormenta -¿por qué no va poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?”
Rose Kennedy.

_______

miradas que perfuman apuntando siempre al alba
es ella, devorándose los párpados

escurren en silencio
duras ganas en nuestras blandas manos
es la metamorfosis de la nada, diferente a uno mismo

aquí y con ella, yo aprendo del barro
harapientas luminarias al viento fuimos, aún somos
hasta alcanzarnos como dos granos de arena

-¿cuánto hace que el cuervo de frost
se posó sobre la última rama?

-le pregunto y ella sonríe…

-tú y yo, somos una escaramuza sin fecha escrita,
dos armas peligrosas, extraviadas sin tags de ruidos -me dice

y ahora no me preguntes por qué ni cómo así -sentencia
seriamente ella- entre largos sorbos de su café

-riela 521-

510 riada


“ME lloraré yo misma para llorarlos todos.
La noche bebe el llanto como un pañuelo negro”
Delmira Agustini.

_______

ampárame en esos surcos de ojos
que los días son pájaros indecisos y vientos indescifrables
que bosquejan la heredad del cielo

crece y sube la estampida de colores en piruetas vaporosas

ampárame entre las celosías
entre las finas y sigilosas redes de tus manos
que yo resbalo luego, entre los destellos rojos de tus arrebatos

‘tonces llega tu anticipada melodía, en hermosos saltos

-510 riada-

riela 506


“EL amor nunca tiene razones, y la falta del amor tampoco. Todo son milagros”
Eugene O’Neill.

_______

resbalando
por cordeles
del ocaso

algo me delata
en la arcillosa bitácora
de lo menos eterno

son números escurridos
de las manos de una mujer, que llegan
pellizcándome en los énfasis de la noche

-riela 506-