mientras la luna…


“MAR, en la hueca noche, siento
tu temblor anhelante
como el pecho de una amante
que no durmió un momento”
Paul-Jean Toulet.

_______

persigo girasoles que emergen de donde tú pisas
mientras la luna es apenas, un panfleto al que miras

fibrilas y luego tiemblas de tanto vagar
entre los defectos, de estos versos míos…

para sobrevivir -al final-
con el subsidio asimétrico de razones
que te da este corazón, de latidos tan desafinados

-420 riada-

página en blanco


“–EL recuerdo de las cosas se vuelve recuerdo de recuerdos,
una serpiente que se muerde la cola furiosamente”
Tal Nitzán.

_______

que si algo nos queda
de este tonto andar de letras
además del largo camino sin vías alternas
-bendita sea la poesía

y si un día, estas ganas aéreas
se nos desgajan porque jamás se encuentran,
marca esas aceras por donde caminas con cayenas

que de esas finas costuras tan tuyas,
-yo haré poesía

y si al ocaso algo nos delata, marinera
que sea una página en blanco, pero con un mar a cuestas
metáforas en vez de brazos, para alcanzar y bajarte tanta estrella

-escrutinio de tus pies descalzos en los trapecios
de este mínimo planeta

-404 riada-

álbum de palabras


“EL cuerpo a cuerpo con un pensamiento afilado
la pena que interrogo cada día y no responde
la pena que no se aparta y cada noche me despierta
la pena sin tamaño y sin nombre
el alfiler y el párpado traspasado
el párpado del día mal vivido
la hora manchada la ternura escupida
la risa loca y la puta mentira
la soledad y el mundo”
Octavio Paz.

_______

encontré unos poemas que quizás nunca fueron escritos
con la piel rasgada por la escaramuza de versos
vaciados desde noches envejecidas

encontré una caja con ocho zapatos en ruinas
con huellas imprecisas de adioses y con el ruido escarchado
de unas hijas, como el de trenes que partían
con banderas de otras patrias

también un álbum de palabras
colgadas desde la punta más verde
de una pared casi azul y cuatro cigüeñas desconchadas
que miran lápices insepultos

pero… -¿dónde quedaron tantos crepúsculos incendiados
y las flores inciertas de las cuatro de una tarde
que tragaba sueños y bebía luz?

-¿dónde guardo tanto escombro?

-riela 368-

los libros caribeños de gabo


“NINGÚN lugar en la vida es más triste que una cama vacía.”
Gabriel García Márquez.

_______

muchos países de por medio
y súbitamente, desde un mar sureño
se alzó su nombre de terrible y dulce enredadera

hasta convertirse en bosque
otras veces, limpio incendio de letras
entre mis manos

echó sus setecientas y tantas raíces
entre el cielo y el mar de los libros caribeños de gabo
todas, a mi costado izquierdo

-riela 296-

tanto abismo


“ENCUENTRO blancuras
donde darle cuerpo de mujer a la
palabra…”
Humberto Avilés Bermúdez.

_______

palabras van y vienen
más bien, parecen mares
de asombros recurrentes

-¿acaso la poesía es apenas un soplo de desnudez
al borde de la quemadura seca y plana
del geranio en los labios
de una mujer?

-¿y cuánto nombre olvidado
en el vendaval de tanto abismo
a centímetros de la cúspide de un beso?

-riela 241-

sucede a veces


“LA mesa redonda
las tres sillas:
estoy yo
está el que fui
y esperamos al que seré”
Julio César Rivera Andrade.

_______

sucede a veces, que dos manos iguales
son las tijeras y el chasquido

dos gotas irreverentes de agua
sobre los rosales del mármol lunar

-¿y qué nos queda de aquellas noches
frente al fuego, cuando nuestros cuerpos
eran los que moldeaban la simplicidad de los sueños?

-riela 233-

tu nombre


“NACE de mí, de mi sombra,
amanece por mi piel,
alba de luz somnolienta.

Paloma brava tu nombre,
tímida sobre mi hombro.”
Octavio Paz

_______

tu nombre tiene el devenir
de las caracolas que la hendidura acepta
y lleva consigo ese gesto, de las postrimerías del vuelo

yo te nombro, y sobre el manto de la noche
se rompe, en un destello que autoriza a esta auditoría de sueños

tu ausencia es el resquicio menos unánime de muchedumbre
a mis ojos

-187 riada-