sin memoria de acuarelas


“EL río de la noche es otro
atravesado y solo en la ciudad que duerme”
Rosabetty Muñoz.

 

_______

 

las palabras dichas en un día ya olvidado
son pesadas esfinges pretendiendo ser
bailarinas de algún famoso ballet

las promesas que visten de blanco en jardines nocturnos
son como el humo en un incendio de letras,
canciones de amor que nadie recuerda

hablamos de lunas que susurran sus rielas
como elegantes linternas que alumbran amores
cautivos en viajeras botellas

una multitud de voces, anchas como la pelvis de una ciudad
y estos versos lanzando sus piedras al paladar
de su falda floreada tendida en la arena

y la tarde que viaja entre los escombros, como si fuese un velero
sin memoria de acuarelas…

-riela 587-

Anuncios

esos amores inevitables


“EL arte es un delirio.
Es un dictador inquieto
que disfruta de exponernos
ante la propia desnudez”
John Gómez.

_______

de veras… hay fatalidades inconsistentes:

-esas voces que descuelgan los teléfonos
como manos inadvertidas

-los crímenes perpetrados y jamás resueltos
de esos amores inevitables

-el costo de los ecos que el mar devuelve
sin pintura ni salitre

-tanto escenario anónimo para los deseos
aprobados, notariados y sellados

-esos nombres tan estéticos que me impiden mirar liubliana
sin maquillaje, desde mi bicicleta azul

-esos pequeños ríos que se entregan serenamente al orinoco
sin caligrafías de luz, sin un mar en los ojos

-riela 558-

mujer


“Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío”
Octavio Paz.

_______

mujer

juntura pródiga
crucial

credencial en llamas

esa postura de girasol
me basta

-riela 531-

mientras la luna…


“MAR, en la hueca noche, siento
tu temblor anhelante
como el pecho de una amante
que no durmió un momento”
Paul-Jean Toulet.

_______

persigo girasoles que emergen de donde tú pisas
mientras la luna es apenas, un panfleto al que miras

fibrilas y luego tiemblas de tanto vagar
entre los defectos, de estos versos míos…

para sobrevivir -al final-
con el subsidio asimétrico de razones
que te da este corazón, de latidos tan desafinados

-420 riada-

página en blanco


“–EL recuerdo de las cosas se vuelve recuerdo de recuerdos,
una serpiente que se muerde la cola furiosamente”
Tal Nitzán.

_______

que si algo nos queda
de este tonto andar de letras
además del largo camino sin vías alternas
-bendita sea la poesía

y si un día, estas ganas aéreas
se nos desgajan porque jamás se encuentran,
marca esas aceras por donde caminas con cayenas

que de esas finas costuras tan tuyas,
-yo haré poesía

y si al ocaso algo nos delata, marinera
que sea una página en blanco, pero con un mar a cuestas
metáforas en vez de brazos, para alcanzar y bajarte tanta estrella

-escrutinio de tus pies descalzos en los trapecios
de este mínimo planeta

-404 riada-

álbum de palabras


“EL cuerpo a cuerpo con un pensamiento afilado
la pena que interrogo cada día y no responde
la pena que no se aparta y cada noche me despierta
la pena sin tamaño y sin nombre
el alfiler y el párpado traspasado
el párpado del día mal vivido
la hora manchada la ternura escupida
la risa loca y la puta mentira
la soledad y el mundo”
Octavio Paz.

_______

encontré unos poemas que quizás nunca fueron escritos
con la piel rasgada por la escaramuza de versos
vaciados desde noches envejecidas

encontré una caja con ocho zapatos en ruinas
con huellas imprecisas de adioses y con el ruido escarchado
de unas hijas, como el de trenes que partían
con banderas de otras patrias

también un álbum de palabras
colgadas desde la punta más verde
de una pared casi azul y cuatro cigüeñas desconchadas
que miran lápices insepultos

pero… -¿dónde quedaron tantos crepúsculos incendiados
y las flores inciertas de las cuatro de una tarde
que tragaba sueños y bebía luz?

-¿dónde guardo tanto escombro?

-riela 368-

los libros caribeños de gabo


“NINGÚN lugar en la vida es más triste que una cama vacía”
Gabriel García Márquez.

_______

muchos países de por medio
y súbitamente, desde un mar sureño
se alzó su nombre de terrible y dulce enredadera

hasta convertirse en bosque
otras veces, limpio incendio de letras
entre mis manos

echó sus setecientas y tantas raíces
entre el cielo y el mar de los libros caribeños de gabo
todas, a mi costado izquierdo

-riela 296-