Archivo de la etiqueta: Omar Vizquel

670 riada


“LUZ que no es luz
sino quebrada arista,
intangible diamante,
rabia volátil,
encrespada negrura,
hierba,
fuego,
luz…”
Delia Quiñónez.

_______

hoy el verso anda ciego mientras la nostalgia
de cara a la luna, bosteza ante mis ojos
y se abre como una grieta

solo quiero ser memoria,
un recuerdo aprendiendo a caminar
por los más estrechos pasillos de tu olvido

y es que el mundo hoy huele a ti,
a duraznos, a tu boca…

la noche teme a tus alas de pájaro pequeño
mientras voy aprendiendo a escuchar estas palabras escritas

ahora, voy a dejar estos versos sobre el piso
a ver si un día de estos te los tropiezas,
maldices, enloqueces y de nuevo…
me nombras, me miras

-670 riada-

555 riada


“NO hay ley que detenga
el viento de los acantilados.

Nadie le pide visa
a la canción de moda.

La frontera es una línea titubeante”
Leonardo Padrón.

_______

vengo de acampar noches enteras
allá donde el ruido de tu voz
tenía los tallos blandos

allá donde las ruinas de una muchedumbre de versos
entre tus ojos fijos y la luminosidad de una sonrisa tuya,
me abisman a tu recuerdo

con esa peligrosidad de la poca luz nocturna

-555 riada-

riela 425


“LO único que la falta a Omar Vizquel para parecerse a mí, es jugar con el número ’11′”
Luis Aparicio.

_______

rompe el sueño sobre la blanca redondez de la luna
y el pensamiento despierta unos ecos de luz
en la página abierta del diamante

es la música que tal presencia moldea y delata,
la trampa envuelta en la canción:
“take me out to the ball game”

y todo se agiganta
en las alas de un tiempo mágico

es la costumbre que acontece en mi mano enguantada
aquel gesto de pequeñas alegrías que dibuja la pelota que se va
sobre la baranda de la nomenclatura que define al béisbol

-como “un fly al picher”, pero sin las hendiduras del bullpen
-como “un rolling al sior”, pero sin las curvaturas del dogout

y me quedo con el temblor de las gradas
tan cerca del mango robado
sin un home plate,
como ulises…

-el de la odisea

-riela 425-