sin pretextos


“UN vago signo dibujaste en las arenas
de Leblón, otro verano,
un signo
que el viento, el agua,
acaso tus propios pies, borraron”
Miguel Ángel Fernández.

_______

no llegues tarde al ir y venir del verso
por favor, no me dejes sin pretextos

sin esa costumbre testaruda del deseo
donde el pájaro, simplemente hace un hábitat del vuelo

como si vinieras desde el cenit de un secreto

ven a la inauguración de cualquier febrero
y lléname de constelaciones y fulgores nuevos

hasta la singladura sur del alba, pero luego
suéltame en otra latitud del mismo sueño

-361 riada-

creyones


“EL océano dormido
se sueña a si mismo”
David Trashumante.

_______

con la destreza de los arman un rompecabezas
llegaste, para juntar pedazos de este corazón mío
para luego soltarlos, como a pájaros en la insignificancia ciega
de una noche

luego, edificaste límites a todas esas formas luminosas
que guardabas y atesorabas en tu eterno morral
de colegiala

hasta que un día
la verde ondulación de unos árboles distantes
que deletreaban la fragancia de lugares y de nombres
se te hizo un océano tan pequeño
que cabía en la caja de creyones
con que pintaste nuestra niñez

 

-360 riada-

mírame zarpar


“YO que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar”
Pablo Neruda.

_______

quédate
mírame zarpar y llegar
sin la cadencia de unas rimas

déjame estrenar atardeceres
desde las comisuras más tercas de tu boca

y ya incrustados en la noche como dos alambres

seamos dos locos, de esos
que perfilan desde un techo a las estrellas distantes

de esos que amarran y sueltan la dicha
sobre un presupuesto de majas ganas infinitas

-359 riada-

cable a tierra


“DELICIA mortal: ayúdame a sentir.
Sólo sentir, aquí y ahora”
Juan Gustavo Cobo Borda

_______

yo elijo ser un “palo a pique” antes que un “boyante velero”
bajito, para entender el devenir de las tormentas
que desenfundan desde esas miradas tuyas

contrario a esos vaporosos enjambres de sonrisas que te elevan
prefiero ser “cable a tierra”, a ser un “globo ingobernable”
para ajustarme a tu cintura cada primavera
frente a fenway park, amor mío

no como esas “calamidades públicas”, sospechosamente imprevistas
yo prefiero ser “tu eterno accidente”; estar antes que ser,
venir de antes que ir por ti, entenderte sin sonido
alguno, y de pie ante cada una de tus dudas

eternamente “pájaro en vuelo” y nunca el simple “vuelo de un pájaro”
olvidar el árbol, evitar las ramas y sin consultar bitácoras
de otros vuelos, que tildaron de sombra menuda
a éste vuelo frente al faro

ser “diástole ventricular izquierda” rodando por las escaleras
sin el “ruido de un sístole”, y asustarte por allí
de vez en cuando, sobre hermosos muelles
maleables de versos

preciosa finura de ojos claros
tus pies parecen dos lagartos huyendo por playas definitivas

yo te sigo y te persigo, hasta alcanzarte siempre
sin un punto final en este mar de rielas
y en cada una de estas riadas…

 

-356 riada-

savannah lynn curtis


CUÉNTAME todo. Escribe todo, garabatea en un cuaderno, envíame un e-mail. No importa, pero yo quiero saber todo. Así estaremos siempre juntos, aunque estemos separados. De esa manera, cuando menos lo esperemos… nos volveremos a ver.”
frases de la peli “Dear John”

_______

si las cifras de minutos, fotografías y mensajes por whatsapp
no nos alcanzan…

miremos de nuevo, la escena donde john le dice a savannah
aquello de: “no importa en qué lugar te encuentres,
si levantas la mano y cierras un ojo, la luna
nunca es más grande que tu pulgar”

te confieso ahora que: era martes y no miércoles,
aquella extraña noche en que te escribí:
echa a volar paloma (248 riada)

recuerdo todas las luces encendidas,
al fondo como siempre, sabina y en tv la voz
de amanda seyfried: “solo sé que cuando me toque perderte,
te estaré esperando siempre…”

y al final de los finales, es la misma lágrima la que rueda
desde los insomnios hasta el borde más blando
de cualquier hoja de papel

 

-355 riada-

la gran estafa


“MI amor estamos envueltos
en la telaraña de nuestros pensamientos y sensaciones
nuestra memoria como el liquen se aferra a las piedras
el viento habiendo lamido la nieve del hielo infinito
clava en las caras agujas de cristal
y agujas de miradas como devueltas por espejos”
Antanas Jonynas.

_______

pero entonces…
-¿cómo no temer a la muerte más allá del soplo de frío
el silencio implacable y la multiplicación del olvido?

como sí yo fuese capaz de esculpir con versos
esos pedestales de sueños que yo jamás he tenido

como sí fuese casual la feroz aventura
de saberme un abismo de posibles no aprendidos

-¿acaso, es esa piedra disfrazada de luna
en noches como ésta, más allá del nudo, apenas un hilo?

es solo coincidencia (que no basta) lo de la lluvia
y las horas que llegan estropeando recuerdos, ya idos

es tanta inocencia en una mirada, lo que resucita
al santo bocado, para las ansiosas mentiras que digo

-¿y sí de vuelta al sepulcro estallan de ira
dos lágrimas filosas sobre el camuflaje de un:
vente conmigo?

-riela 354-

no remorse, no regrets


“SIGO flechas amarillas
para no perderme,
para salir de mi extravío”.
Astrid Lander.

_______

no te pido que vuelvas, implacable protagonista, a mi mundo
tampoco que seas mi bandera, ni la otra cara de la misma moneda,
que no seas esa otra silueta, tan simétrica de la misma lágrima

me refiero, es a los momentos luminosos
alfombrados con el lujo de la intacta memoria
capturada infraganti, sobre el piso de una mirada

se trata, de tu risa dulcemente inflamada
en tardecitas de junio, de tu falda al viento, floreada
con el color de la arena del puerto de vallarta

y ya sin prisa,
como el canto de la lluvia sobre todo lo expuesto y ya mojado
debo decirte que te extraño, con el último suspiro
que me quede, de estas palabras

-353 riada-