tanto abismo


“ENCUENTRO blancuras
donde darle cuerpo de mujer a la
palabra…”
Humberto Avilés Bermúdez.

_______

palabras van y vienen
más bien, parecen mares
de asombros recurrentes

-¿acaso la poesía es apenas un soplo de desnudez
al borde de la quemadura seca y plana
del geranio en los labios
de una mujer?

-¿y cuánto nombre olvidado
en el vendaval de tanto abismo
a centímetros de la cúspide de un beso?

-riela 241-

el taller


  • -A Valería Paola-

_______

en el taller de la arquera
es donde fabrican gorriones
con el troquel de las risas,
en vez de usar las premisas
del níquel de las calaveras
de palabras recién adquiridas

en el turno de la mañana
se pintan ansiosas miradas
y se da brillo a las promesas
que tímidamente,
aquí en las tardes se espesan
y sin causar accidentes

en el taller de la hechicera
funden y forjan las ilusiones
y facturan a precio de oferta,
hay una lista de espera

con un gran inventario de sueños
ingrávidos y todos nuevos
que van y vienen, suben y bajan
y a pesar de no haber escaleras
viajan por las vigas carrileras
de la ilusión de una grúa puente

yo, por no ser dueño ni el jefe
solo trabajo pintando letreros,
aquí, en el taller de la dueña
y tengo contrato hasta febrero…

-riela 234-

sucede a veces


“LA mesa redonda
las tres sillas:
estoy yo
está el que fui
y esperamos al que seré”.
Julio César Rivera Andrade.

_______

sucede a veces, que dos manos iguales
son las tijeras y el chasquido

dos gotas irreverentes de agua
sobre los rosales del mármol lunar

-¿y qué nos queda de aquellas noches
frente al fuego, cuando nuestros cuerpos
eran los que moldeaban la simplicidad de los sueños?

-riela 233-

la súplica del poema


“LOS ojos todavía sedientos de estrellas, calandrias, mitos
y otras delgadas inutilidades que los dioses derraman”
Ana María Navales.

_______

tu nombre tiene esa pausa que tienen las huidizas golondrinas
en la espesura mágica que tiñe las ruinas del ocaso

tiene la calidad del más exhaustivo de los inventarios
y la certeza que abre y cierra ventanas al ciberespacio

tu nombre es esa trampa magnífica de la luz recurrente
que celebra y sustenta a los crepúsculos

tu nombre tiene el aroma del café sobre los labios
que certifica la obra maestra de los cafeteros en risaralda

es la empalizada en llamas en la mirada de los albatros
que pugnan entre el cielo y el mar por la suerte del agua

tu nombre es la emboscada que dan mis ojos a las horas
en que se inflama la luna ante la súplica del poema

-225 riada-

feita


“MI fea, el mar no tiene tus uñas en su tienda,
mi bella, flor a flor, estrella por estrella,
ola por ola, amor, he contado tu cuerpo:”
Pablo Neruda

_______

como a la poesía
como a la llovizna tenue y fría
o como a la borrasca densa, confinada y forastera

como al ruido que sin permiso se presenta
sin sus arcanos y con el espesor
de la sorpresa

como el pozo al agua
como el pasto a la llama y como al color
de esa puerta, que abre al cisne ese río donde habita leda

yo te reconozco mi feita
como el rayo a la tormenta y como el temor a la cita
de aquella célebre, primera cenicienta

-223 riada-

el dieciséis de neruda



“EN la red de mi música estás presa, amor mío,
y mis redes de música son anchas como el cielo”.
Pablo Neruda.

_______

recuerdo el dieciséis de neruda
y aquella tarde en que las golondrinas
parecían poseedoras de motores nuevos y muy potentes

aún hoy mantengo en esos versos
el asombro y la sonoridad de su sonrisa escrita
sobre la palidez del universo

recuerdo era viernes
en el tumulto de las esferas y las moléculas del mundo

y yo, engranando la perfección
en la fina apariencia bajo la poca luz
sobre otro poema, el de sus ojos verdes…

mientras ella arañaba vértices con su rapsodia de besos
yo quemaba en mi hoguera, aquel montón de secretos

y al final, ella cubrió con sus finos alambres
el cuerpo del vuelo, que todavía pervive

 

-riela 217-

ojos


“EL tiempo es un animal cansado.
Un viejo truco de Dios
para creerse inmortal.”
Leonardo Padrón

_______

se pasean
como lagartos
sobre los muebles
las paredes
los cuadros
los colchones
pero sin tocar la hoja suelta
infectada de silencio
que ondula sobre el piso

ni una mancha en tv
sobre la muerte de los helechos
tampoco, una especial mención en el periódico de hoy

como trofeos
los alzan y luego olvidan

garganta arriba como los cometas
que segregan los tonos del gris, a todo pulmón

ojos

 

-riela 211-