riela 735


“EN el marco de tus ojos
duermen presagios
de tibieza infinita
claridad que algún astro
dejará
cercano a sus destellos”
Silene Sanabria.
_______

 me gusta estar allí…

donde ella sonríe
y su ruido se expande al universo, como un remedio

mi alegría se empapa de las formas aéreas de su risa
hace fiesta y se eleva; como bálsamo hecho versos

donde ella se desviste
y la luz fluorescente la alcanza y la abraza toda

y un pensamiento ardiente brinca, canta y baila
entre los dientes de su boca

donde ella duerme
y la oscuridad vela sus níveas formas,

se desborda el aroma de sus pliegues, mientras imagino
lo que ella sueña, mi espiga única, hermosa

donde a veces, llora
y el silencio se endurece en su rostro, en sus manos

todo rompe sobre la textura frágil
mientras el recuerdo escarba con lágrimas, sus labios

-riela 735-

Anuncios

riela 319


“PON tu frente sobre mi frente y tu mano
en mi mano.
Y hazme los juramentos que romperás
mañana”
Paul Verlaine.

_______

yo la amé inmóvil sobre raudales enormes
de silencios, con el simple galardón de mis temores

atesorando cada instante y cada animismo
en que su fugacidad era luz

-¿cuánto tardé yo, en hacerme temblor
sobre el “mientras” de su sonrisa?

-¿qué no hice, para distraer aquellos inviernos
cuando ella me mostraba sus apuntes de poemas de frost,
o los de dickinson?

-riela 319-

riela 244


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
un poco más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

riela 241


“ENCUENTRO blancuras
donde darle cuerpo de mujer a la
palabra…”
Humberto Avilés Bermúdez.

_______

palabras van y vienen
más bien, parecen mares
de asombros recurrentes

-¿acaso la poesía es apenas un soplo de desnudez
al borde de la quemadura seca y plana
del geranio en los labios
de una mujer?

-¿y cuánto nombre olvidado
en el vendaval de tanto abismo
a centímetros de la cúspide de un beso?

-riela 241-

riela 240


“QUÉ gloria,
qué majestad,
qué torpe reino”
Alberto Barrera Tyszka.

_______

como en un libro de relatos fantásticos,
ella me regala su patio de tomates y de paltas
y todo se abre y estalla en mis noches más blandas

así como al ciego azar de los átomos,
como la tenue llovizna sobre el césped,
como la astilla a la proximidad de la hoguera

pero todo, con ese entusiasmo calculado
y con el estruendo de las palabras distantes
que se aplauden a sí mismas

es ese regocijo, casi geométrico
que tienen los textos de aventuras

-riela 240-

223 riada


“MI fea, el mar no tiene tus uñas en su tienda,
mi bella, flor a flor, estrella por estrella,
ola por ola, amor, he contado tu cuerpo”
Pablo Neruda.

_______

como a la poesía
como a la llovizna tenue y fría
o como a la borrasca densa, confinada y forastera

como al ruido que sin permiso se presenta
sin sus arcanos y con el espesor
de la sorpresa

como el pozo al agua
como el pasto a la llama y como al color
de esa puerta, que abre al cisne ese río donde habita leda

yo te reconozco mi feita
como el rayo a la tormenta y como el temor a la cita
de aquella célebre, primera cenicienta

-223 riada-

180 riada


“TODO:
palabra impertinente y henchida de orgullo.
Habría que escribirla entre comillas.
Aparenta que nada se le escapa,
que reúne, abraza, recoge y tiene.
Y en lugar de eso,
no es más que un jirón de caos”
Wislawa Szymborska.

 

_______

¿habrá quién marque este día
con el sueño que se derrama
en tropel sobre mi cama
despertando tanta alegría?

-¿habrá quién piense que no es locura
vivir proscrito, tras lo ardiente
pero entendiendo que no siempre
del amor es dueño, quien más procura?

-¿quién diga,
que tú no eres hueso de mis costillas?

sin remedio para tu ausencia, te llevo siempre
habitando en mi pecho, y desde noviembre
desprendiendo vienes,
limo de mis orillas

-180 riada-