bella


“CUANDO el velo es arrastrado por el aire del campo,
delante queda una historia
invalidada por el mínimo gesto
de quienes tienen sus días contados
en el murmullo de la existencia”
Juan Arabia.

_______

siempre bella te encuentro entre palmeras
sentada alegre en un solar al viento

sonríes y se derrama todo mi pensamiento
sobre tu sombra tendida en la arena

bella, eres bella y llamarte bella me gusta
y no solo por así llamarte de algún modo

bella, bella, tú eres como ese timbre que anuncia
que mi tristeza renuncia cuando te nombro

tú convocas toda ilusión desde tus ojos claros

quiero pintar de colores, por dentro y por fuera
tus manos, tus pies, tus labios…

quiero que seas mi bandera
tu tenso ardor y todos tus globos a mi costado

para vencer la soledad, ahora yo escribo versos
en las butacas de los cines de esta gran ciudad

y para amarte más, te llevo como lleva un preso
esa multitud de horizontes que no puede alcanzar

-607 riada-

Anuncios

no siempre, siempre


“TODO:
palabra impertinente y henchida de orgullo.
Habría que escribirla entre comillas.
Aparenta que nada se le escapa,
que reúne, abraza, recoge y tiene.
Y en lugar de eso,
no es más que un jirón de caos”
Wislawa Szymborska.

 

_______

-¿habrá quién marque este día
con el sueño que se derrama
en tropel sobre mi cama
despertando tanta alegría?

-¿habrá quién piense que no es locura
vivir proscrito, tras lo ardiente
pero entendiendo que no siempre
del amor es dueño, quien más procura?

-¿quién diga,
que tú no eres hueso de mis costillas?

sin remedio para tu ausencia, te llevo siempre
habitando en mi pecho, y desde noviembre
desprendiendo vienes,
el limo de mis orillas

-180 riada-

confieso que…


“ANDÁBAMOS sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.”
Julio Cortázar.

_______

si hubiese otro modo de abotonar unos atardeceres
y hacernos ríos

si pudiera mirarte desfilar frente a un espejo
tu desvestido nuevo, como si renunciáramos
a la candidez del verso

si los sueños no alcanzados
fuesen solo aquellos en el bies de tu seno izquierdo

si mientras reparo el ala mecánica -esa que nunca sirve-
me miraras, como si reclamaras la vieja marca de lluvia
que te deja el agua clara de mis lunas
en tus desnivelados ojos

si fuese solo el vértigo soñado,
ese que viste de humedales la palidez de tu pecho

entendería por fin, hasta donde no le bastó a cortázar
su rayuela, para cubrir tu desnudez

-97 riada-