Archivo de la etiqueta: poetas chilenos

660 riada


“LA química sirve para todo,
hasta para borrar manchas históricas”
Carmen Berenguer.

_______

una noche perfecta
de esas en que nos alumbre una luna maracucha
me dirás el secreto que repara en los andenes, cuando parten las estrellas

de las fatalidades
me encanta es la total precariedad de tus jueves
cuando exiges pintar con sombreros verdes, a toda mi vecindad de versos

de las metamorfosis
yo me quedo, con la que escribo cada viernes para ti,
mi más blanda ceguera… me fascina derrochar con letras tus horizontes

-660 riada-

riela 655


“LA noche es el manicomio de las plantas”
Raúl Zurita.

_______

de viaje ahora
que más tarde, seguramente hará frío

y la cáscara menuda cae al piso
con un estruendo que devora
estrellas

yo la miro
a mitad de mi presupuesto de horas nocturnas
y alcanzo a distinguir de ella:

labios-árboles que sostienen una sola hoja
boca-solsticio que me envuelve de melodías distantes
ojos-imprudentes de pececillos que susurran parpadeos

-riela 655-

93 riada


“OCHO su corazón hortiga
emerge sin bulla en este escándalo
cuando ladro como lora sin descanso”
Ana María Iza.

_______

yo hubiese borrado a la luna
por seguirte a ti

roto aquel poema perfumado de desasosiegos
que habita y conspira bajo el agua
vestido de pez inútil

modificado las estelas de los mares
y cosechado amaneceres por ti

pero…
dondequiera que hoy te encuentres
te espero como siempre, a las siete y treinta y nueve
de cualquier noche frente al café nublado
donde me tendiste la trampa mortal
de tu mirada, x primera vez

-93 riada-

65 riada


“NO sólo es luz que cae
sobre el mundo
lo que alarga en tu cuerpo
su nieve sofocada,
sino que se desprende
de ti la claridad como si fueras
encendida por dentro.

Debajo de tu piel vive la luna”
Pablo Neruda.

_______

yo me rindo
a tu blanca estatura
guerrera radiante de redonda clausura

tanto gesto de tu milenario vuelo
y nunca aprendiste de veranos ni primaveras

sin embargo,
sin ti la poesía es letra varada

aquí estoy luna
y brindo por ti con mi botín de sabina
entre versos de neruda

mirándote habitar arrebatos
y celebrando tu eterno itinerario

-65 riada-