el mapa de tus desvaríos


“CUANDO tú me enseñas que dos y dos son algo,
yo aprendo y los cuadro”
Salvador Pliego.

_______

pregúntale a las piedras
si acaso la poesía, no es la calma después de la tormenta

luego, pregúntale a tus piernas
quién si no yo, conoce el mapa de tus desvaríos

pa’ festejar tus ojos en los míos
me basta esta magia humeante de miradas simples

-es que en lo plano de mis gavetas
yacen tendidos los mil añicos de tu olvido– bromeas, sonríes y dices

y de tu boca pequeña
de pronto, vuelan palabras hasta lo infinitamente imposible

-594 riada-

Anuncios

asimétricas nostalgias


“EMIGRA mi alma a cualquier rincón para buscarte.

El trino de la lejanía, suave y delicado,
se esparce, sacude y hace eco.

¡Bonita!, te imagino como eres”
Salvador Pliego.

_______

asimétricas nostalgias las que llegan
y condecoran a todo este silencio insomne

se hacen versos desmineralizadores de lunas
y surge un cuerpo de mujer que riela como las treguas

ya no tardes luz” -grita el loco
que necesita la punzada luminosa de un amanecer

nada importa, sino morir abotonado a la locura” -piensa el suicida
ese mismo que araña a las estrellas fugaces

y todo…
hasta obtener los suficientes segmentos de pájaros en las manos
que trasciendan las insuficiencias del ocaso

-riela 559-

estridencia de dos


“PERO su cruel belleza es implacable
bellísima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aún la mutilación la haría más bella”
Eduardo Lizalde.

_______

evidentemente, hay estrellas sin cauces fijos
hay pequeños peces con estropeados indicios de mármol
y tantos ingrávidos encantos que sobrevuelan sus trazos de labios

como quien emerge de profundos augurios
yo respiro el pulso de su perfecta densidad de muñeca
como si ella fuese, un volcán a mi deriva

y ella, que casi nunca me mira
de pronto me escudriña y radicalmente pregunta:

-¿cómo así es que a mónica bellucci no le gustan las dietas
y mucho menos ir a los gimnasios, ah?

-¿y qué sé yo de la mineralogía altanera en perugia?
-pues nada, más allá del travertino chocolate sobre unos labios

y así siguen mis fósforos y astillas más allá que a la deriva
pero detrás de ella…

y siguen las anchas bandas de versos
extendidas como el fango al deseo

como unas manos, a esta estridencia de dos…

-riela 536-

sucede a veces


“LA mesa redonda
las tres sillas:
estoy yo
está el que fui
y esperamos al que seré”
Julio César Rivera Andrade.

_______

sucede a veces, que dos manos iguales
son las tijeras y el chasquido

dos gotas irreverentes de agua
sobre los rosales del mármol lunar

-¿y qué nos queda de aquellas noches
frente al fuego, cuando nuestros cuerpos
eran los que moldeaban la simplicidad de los sueños?

-riela 233-

volver al parque


“ESTOY de cuerpo entero en un zapato,
el derecho,
arrinconado entre los dedos
de un solo pie,
de un solo paso a ningún lado”
Luis Vicente de Aguinaga.

_______

qué lindo es volver al parque
pa’ mirar cómo se hacen las ventiscas
y pasearse de barriga
sin mancharse los zapatos

tirar piedras
al loco enjambre de abejas
que sabe silbar, y luego vuela
pa’ donde juegan los muchachos

mirar la borrachera
de los pájaros en vuelo que nadie cuenta
y la alegría del chamito que recién encuentra
su mano perdida entre el barro

-riela 181-