horas erradas


“LOS observo y ellos
no pueden verme
porque la tristeza me ha tornado invisible”
Hesnor Rivera.

_______

se arruga el tiempo
de perseguir las horas erradas
en cuenta regresiva

y yo pulsando la misma tecla…

no es que te desnudes
para luego yo vestirte
con besos improvisados

quiero es desarmarte en llamas
sin adioses improcedentes,
con caricias descafeinadas
sobre tu cama de nenúfares aéreos
y sin esa pausa, que algunos dan a los aplausos

-89 riada-

quiebre menguante de luna


“PUERTO, lago, puente, relámpago…
Maracaibo es una quimera
¡qué atrocidad!”
Miguel Ángel Hernández.

_______

se recrea tu risa en diapasones
al descubrir mis cartas marcadas

te enfadas y gritas:
¡hoy es nulo mi quiebre menguante de luna para ti!

y ya no sé que decir…

pero transito tus ojos verdes crecientes de asombros
y sobre el goce que suma y suma
hasta romper equinoccios
dibujo tu rostro

se enroscan al momento
las razones para que tiemble
entre el cielo y el mar un “te quiero”
descosiéndose tímidamente, desde el bies de tu boca

-55 riada-

revistas


ESPERARÉ aquí desguarnecido
tal vez más tarde sea cielo en punto”
Luis Ángel Barreto.

_______

buscando entre las premisas
de otros años

algunas revistas
de esas, de adioses permitidos

hoy encuentro
la edición siete tres nueve:

“deuda de besos
sobre la bandeja de su ombligo”

sonrío
y de nuevo, muero de olvido

-riela 51-

siempre


¿TE acuerdas Trina?, le pregunta el mozo
¿que me ofrecistes un beso bien sabroso
si conseguìa un trabajo con buen sueldo? …

…y la joven, esquiva como un gato,
se le queda mirando largo rato
y al final le responde: “No me acueldo”
Aquiles Nazoa.

_______

siempre,
yo siempre he sido un adiós

y este “siempre”,
obviamente es el de los fracasos
pero tampoco es que sea de cartón…

este “siempre” es humano
y tiene un corazón
que late, pero en do menor

este “siempre”
es simple y tajantemente un mal actor

este “siempre” es de cuidados
intensivos, ¡claro!
poeta, medio loco y arbitrario

toca a la puerta de tu oído
con letras y sonidos bajos
para quedarse contigo
y para cuando despiertes del olvido
descubrirás que ya se ha ido…

y en tu mesa doblado, un papelito
tres veces, tristemente mal escrito:
(a dios, hadios, adioz)

luego, a ver si te alcanzan estos versos
para que te hagas una canción

-39 riada-

sombras que oscurecen


“Y eras tú, Silvia
-nada más que tu mirada mágica-
Quien lograba abrillantar la arena
Donde me tendía para huir de la noche.”
Hesnor Rivera.

_______

sin arterias que anuncien sus itinerarios
sin un portafolio en la oficina de la incertidumbre
sin nada parecido a ella ni a su episodio impertérrito del adiós

sin los descoloridos pájaros de la melancolía
sin la ventana estampada de su risa
ni la transparencia de su voz

con el tinte del desvelo derramado en la memoria
con el boleto del destierro a mano
lejos de su mirada de ancla

aquí estoy,
desdibujando letras a bajorrelieve,
un crujido al amparo de sombras que oscurecen

-riela 20-

espacios peninsulares


“DIÁSPORA de mis decires, quedo seco
que otros se nutran del mundo inmenso”
Luis Perozo Cervantes

_______

son esos espacios peninsulares de su geografía
donde hoy navega densa y boyante
mi alegría

sus pies son dos atajos donde yo me reconozco
dueto fluido y de arqueada hermosura
donde riman mis ojos

para pintar de música los escombros de la tarde
sus diez pinceles blancos y dos anclas
levantadas para el viaje

-riela 10-