la alegría se derrama


“GUÁRDAME en tu mano
-para siempre lejana-
el esplendor tenaz de esta ceniza”
Aldo Oliva.

_______

arden los labios
un dios nocturno nos mira
ya desvestidos de intemperie

y yo, dibujando soles rojos

en terca prontitud tiemblan tus laberintos
y entonces llueve…

la alegría se derrama
como en cantos de chicharras

y todas las certezas
están presentes en la geometría ardiente

y casi perfecta
de tu vientre

 

-486 riada-

astillas


“ESTA manía de saberme ángel,
sin edad,
sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre
ni por mis huesos que lloran vagando”
Alejandra Pizarnik.

_______

astilla clavada en el alma
como una gaviota rota, sobre un mástil de otros mares

es el despliegue más punzante de unas horas
desplazándose exactas entre vectores de miedo

es la pasión que desemboca en las íntimas fisuras
como un coágulo de nostalgia, como un tumor de humo

es la soledad que ahora, dulcemente navega sin rumbo
entre las cavernas laminadas del pensamiento

-riela 371-

el anagrama de su ausencia


“SI nuestro encuentro llevara al recuerdo,
dejadle prisionero.
Si nuestro abrazo, a la pasión, pensadlo:
no habrá regreso”
Raúl Castillo Soto.

_______

-¿dónde encuentro yo ahora
las palabras de amor que me faltaron
para completar el anagrama de su ausencia?

-¿dónde ese vuelo de su risa de colegiala
que habitaba mis mañanas, y dónde aquel poema azul
que ella apretaba contra su pecho de río pequeño, sin tinta?

-¿en qué fragmento indescifrable de su mirada
perdí yo, la geometría de faro alcanzado y en qué cuaderno mío
no pinté para ella un paisaje de playa lejana, con palmeras y pájaros

marinera…
mi océano infinito de ilusiones estampadas
déjame otra vez, en aquel puerto traslúcido de zarpazos blancos
donde cada noche, yo colectaba estrellas y fabricaba letras
hasta completar su nombre

 

-riela 335-