Archivo de la etiqueta: rebeca

728 riada


“LAS llamas ahogan la noche

una pizca de aire
cabe al lado de uno
sólo eso. Nimiedad.

¿Llegará el humo a cubrirlo
Todo?

Lo sabrás luego”
Edda Armas.

_______

marinera, háblame de tus amores de antes
pero hazlo despacio y suave a mi oído
acércate más, y ahora a gritos
como si yo anduviese perdido
enloquecido o muy distante

háblame de tus viajes alucinantes
y de tu llegada a mi puerto marabino
desde el mar urgente de tus olvidos
donde yo desoriento, me hundo y giro
hasta casi nunca lograr alcanzarte

háblame de tu pasado, seguramente inquietante,
ese que guardas como a un documento o un delito
de tu nombre de ola, de los intentos de cupido
de tus labios flacos y tibios, aquí apretados conmigo
como se aprieta a un fragmento hermoso y brillante

háblame de tus lunares en esta tarde andante,
de cómo es que se enreda mi alegría entre tus hilos
del sol sobre las piedras en esta ciudad donde yo vivo,
de los besos que me debes, de cómo el planeta va quedando vacío
cuando callas y me sueltas, en tu red de silencios iguales

-728 riada-

584 riada


“PERO nada serás
sin estos versos
convertidos en pájaros
en círculos
en pasos
que mis años alargan”
Minerva Margarita Villarreal.

_______

¿es hechizo?, te pregunto
-esos momentos en que todo excepto tú, desaparece

embeleso, maleficio, brujería…
esos detalles que te envuelven de implicaciones inútiles, maria

me hablas y mi vida ensaya esos recorridos
en la cuerda floja entre décimos pisos

-¿qué más sutil y complejo mecanismo
que esos ojos tuyos atrapando a los artificios
esparcidos por los arenales de mi alegría?

son los besos que me debes, frasquitera
ese crédito impagable y transparente de veces
de tu dulce encanto elevándose como la bruma a lo alto

y me dejas con los golpes trapecistas del agua
tan grandes, del tamaño de unos atardeceres

nunca + me sueltes bruja al enjambre de otros versos
átame a esa levadura tuya que nunca cesa,
a tu sombra más pequeña de pez
solapando estrellas…

-584 riada-

riela 558


“EL arte es un delirio.
Es un dictador inquieto
que disfruta de exponernos
ante la propia desnudez”
John Gómez.

_______

de veras… hay fatalidades inconsistentes:

-esas voces que descuelgan los teléfonos
como manos inadvertidas

-los crímenes perpetrados y jamás resueltos
de esos amores inevitables

-el costo de los ecos que el mar devuelve
sin pintura ni salitre

-tanto escenario anónimo para los deseos
aprobados, notariados y apostillados

-esos nombres tan estéticos que me impiden mirar liubliana
sin maquillaje, desde mi bicicleta azul

-esos pequeños ríos que se entregan serenamente al orinoco
sin caligrafías de luz, sin un mar en los ojos

-riela 558-