Archivo de la etiqueta: redes

729 riada


“LA poesía,
mientras más pública
es más íntima,
multiplica la complicidad
de otras intimidades”
Silvia Elena Regalado.

_______

hoy
de nuevo aquí
guaricha mía, comienza la vida…

y otra de tus pestañas -en un descuido-
navega hasta un borde de la taza
de mi café con leche

-¿cómo no amarte aprendiz de hechicera?

tu voz marcando dulces pautas
tu desgano largo y alegre en las mañanas,
convertida en todo circuito que recién comienza

yo solo soy palabras

tú eres el golpe que me guía, que me cruje
y de algún modo, las cosas que siento y escribo
solo las llenas tú

poema mío ya torcido por soles de agua,
mi radar mas tonto y ciego para encontrar palabras

en fin, eres el zarpazo que un dios enloquecido,
un día luminoso dejó en la mitad de mi alma

me encanta despertar llamándote,
decir tu nombre despacito, dejar mi voz
sembrada junto a tu oído como guardián de tus greñas

sentir tu aliento, escuchar tus sonidos matinales
como si fuesen oraciones perfectas

me bastas tú, mi huracán distraído, mi volcán menudo
mirarte para entender que estoy vivo…

-729 riada-

718 riada


“¿CURSI yo?

Cursi la noche de Cancún, imitadora no oficial de tus ojos
Cursi el hilo de grana, tibio símil de tus labios

Y el trinar de sinsontes que suplanta los arpegios de tu voz
Y las bíblicas gacelas, hologramas humildes de tus pechos

¿Cursi yo?

Cursi tú
Dueña de prodigios”
Oscar Cortés Tapia.

_______

que hoy, ya no nos duela más el tiempo guardado en recuerdos
ni esa luna abotonando manchas en las ventanas
de tanto invierno

que te muestren la caja donde cenicienta guarda sus zapatos viejos
y nos pongan las mismas canciones de sabina
pero en blanco y negro

que hoy me inviten al paladar extranjero de tantas musas olvidadas
y a ti, que te sirvan copas de vino con colores
más tintos que palabras

a mí, que me perdonen tanta idiotez sostenida a mi costado izquierdo
y a ti que hoy te enamoren, con dosis telúricas
de hermosas rimas y versos

que hoy nos amen, con esa terquedad absoluta que muestran las olas
con esa dura insolencia del ingrávido vuelo
de la luz sobre las sombras

-718 riada-

706 riada


“NO cuentes
seremos otros
de mañana
o tarde,
cuando mi nombre
olvide,
cuando una tarde
caiga y una mañana
se levante”
Mario Bodet.

_______

editar con palabras desde tus formas magníficas
un crepúsculo no vivido, sin tropezar con la certeza
de aquel poema que todavía rompe los atardeceres…
es imposible

revienta otro ojal lejano,
esta vez sobre la orilla sur del danubio:
“bei mir bist du schön”

y corres a los mapas maria
a buscar esa canción que desmancha las distancias

esa que ya una vez se instaló plácidamente
como una serenata en las persianas del recuerdo

hoy de nuevo, el ocre llega hasta mi costado
y se inflama, como ese río que nunca tocará la cara del mar

-706 riada-

riela 689


“DESDICHA, vuelta a decir:
artesanía furiosa. Tuya es
la calma impura, la ignorancia
sabihonda. El doble filo
de la desventurada pesadumbre”
Rodolfo Alonso.

_______

unos pájaros alcalinos
me asignaron su herencia:
-barajar el cardumen de las efemérides-

yo solía sostener los hábitos de tantas frases
en mis manos aterradas en partículas mínimas

habitaba un lenguaje de fanfarrias
y despertaba pedaleando palabras sobre caminos inútiles

ahora, que sean otros los que defiendan
las vicisitudes de la poesía

-riela 689-

riela 672


“HAY incluso un amanecer olvidado
para siempre por su propia belleza”
Juan Carlos Quintero Herencia.

_______

de repente, nos quedamos solos
mirándonos entre sombras indiferentes

como dos manchas o como dos polos opuestos
en un paisaje de gente

somos dos hojas indefinidas y domesticadas
en otoños distantes, somos dos capítulos finales
y tan diferentes; de la misma serie televisiva

y no es casualidad… más bien y simplemente
es esta manera de mirarnos entre los estragos de la distancia
puntual de las fotografías

-riela 672-