la orquesta del titanic


“EL frío
no es el reverso del calor,
es su fruto más preciado,
comodín con el que saborea
su juramento en las pieles”
Clara Schoenborn.

_______

anduve cosechando palabras surgentes entre sílabas ajadas
aislando surcos de versos y dilatando asoleadas rimas
para aquel poema febril, tantas veces postergado

tramité un exilio casi mágico en las alas de unos pájaros
vi lunas mordidas por bocas que simulaban ser lluvia
estuve en ciudades altas y curvas de calles esbeltas
con muchachas que andaban con faldas redondas

recorrí instantes de tramos muy largos, entre un café y otros labios
demoré los incendios de la carne y solo obtuve emboscada de nombres
y al final me quedé solo, con la orquesta del titanic,
que no diferencia un twist de un tango

-riela 595-

Anuncios

sin memoria de acuarelas


“EL río de la noche es otro
atravesado y solo en la ciudad que duerme”
Rosabetty Muñoz.

 

_______

 

las palabras dichas en un día ya olvidado
son pesadas esfinges pretendiendo ser
bailarinas de algún famoso ballet

las promesas que visten de blanco en jardines nocturnos
son como el humo en un incendio de letras,
canciones de amor que nadie recuerda

hablamos de lunas que susurran sus rielas
como elegantes linternas que alumbran amores
cautivos en viajeras botellas

una multitud de voces, anchas como la pelvis de una ciudad
y estos versos lanzando sus piedras al paladar
de su falda floreada tendida en la arena

y la tarde que viaja entre los escombros, como si fuese un velero
sin memoria de acuarelas…

-riela 587-

el diecinueve de neruda


“NIÑA morena y ágil, el sol que hace las frutas,
el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas,
hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos
y tu boca que tiene la sonrisa del agua”
Pablo Neruda.

_______

como buscando unos labios donde reparar su locura
allí, donde todos los labios parecen ciudades vacías

y se desvanece el latido
del poema que aprieta contra su pecho
es otra vez y otra vez, el diecinueve de neruda

y a pesar de la lluvia
y de no esperar una respuesta
ella espera y espera, aferrada a la espera

junto a cien huesos de edificaciones nuevas de letras
junto a las ruinas de esos versos que la aprisionan

“niña morena… todo de ti me aleja”

los poetas maria, los poetas…
ya no escriben poemas de amor ni canciones desesperadas
ellos envían flores rojas por la web y extrañas postales

son flores rojas de oficio, sin marcas de etiquetas ni olores
y postales de manhattan bajo tediosas nevadas

y sonríe maria apretando esas flores
narrando el sueño gris de las postales blancas

mientras, neruda eternamente duerme en su pecho

-riela 560-

…y perdimos la cordura


“TODA palabra es mía cuando estoy en la orilla
de tus ojos, mar, todo silencio es mío”
Javier Sologuren.

_______

…y perdimos la cordura
como quien se quita y arroja lejos un par de zapatos nuevos

amanecerás sin el óxido de tu chaleco antibalas
dulce mujer desmemoriada y terca

cubriré el triángulo de tu pudor
con mis barajitas de ripken

ahora bajemos escalón por escalón
hasta la trinchera donde comernos de nuevo, la noche

-riela 517-

el viento apenas


“NO conocían el mar
y se les antojó más triste
que en la tele,
pájaros de Portugal

sin dirección ni alpiste
ni papeles

él le dijo vámonos
Dónde le respondió
Llorando ella

lejos del altar mayor
en el velero pobretón
de una botella”
Joaquín Sabina.

_______

con tu copete de colores
torrencial, como el abismo de un mediodía
y con el marfil de tu sonrisa tallada sobre todos los afiches

llegas
con esa culpa casi impalpable
de la llovizna que espesa hasta convertirse en lluvia

desarmas y luego juntas tus pedacitos de palabras
y en las ramas de tus manos
tiemblan dos cafés

al fondo siempre sabina… esta vez: pájaros de portugal
y tú eres ese pájaro ya hecho un tilde, que regresa

el viento apenas
ese pincel que usas pa’ dibujarte

-514 riada-

adjetívame


“Y aquí y ahora te nombro río para
que te hagas un vestido de espuma y
viento río nuevo que asombre a los
pájaros y subvierta la geografía
¿podrías hacerle el amor a los puentes?
¿harías dudar a los suicidas? ¿o rodear
con un collar de bruma el sueño de
los solitarios? ¿sentirías sobre tu vientre
las monedas arrojadas por jóvenes amantes?
¿soportarías la miel lenta y vacía de la
mirada de los pescadores? ¿y la caricia
sensual de las garzas en el ocaso?
Alejandro Carrizo.

 

_______

 

lluéveme
hasta la redención del olvido
y hójame de esos atardeceres amarillos

gotéame desde los insomnios
hasta el vértice + fluorescente del poema
y luego, verbéame un haz de luz en cada verso

polvoréame estrellas sobre las francas roturas
en la senda febril de cada adjetivo

y luego, adjetívame la piel de sueños tuyos
que mi mano de poeta, luego los alcanza

-491 riada-

las estatuas de praga


“NO es extraño que Kafka soñara
con inacabables construcciones,
castillos infinitos o inaccesibles,
complejos como la Historia”
Emilio Martínez Eguren.

_______

-¿en qué riada amor mío,
la humedad de tu boca fue que se me hizo
tarde lluviosa?

tú pervives marinera entre las estatuas de praga
al viento, entre los pañuelos blancos
de jaroslav

-477 riada-