letanías


“TE asomas por mis ojos a la luz de la tierra
y prisionera vives en mí de extraño dueño:
te reducen a esclava mis sentidos en guerra
y apenas vagas libre por el jardín del sueño”
Rubén Darío.

_______

de nuevo esas letanías
en el umbral de tu belleza de puerto que se mueve

ese algo en ti
que llega, suelta y desata las tormentas

en la tonta concurrencia de letras
que te proclaman con palabras que te empinan

yo conquisto las siluetas que de tu cuerpo hilvanan,
las cazo pacientemente y luego empalmo

a este loco enjambre de riadas
mientras otras, simplemente se me escapan

entonces te miro y ansío
como a un verso desprevenido,
de esos que llegan ya desvestidos, sin acuerdos previos

-648 riada-

Anuncios

riela la luna


“NO quedó ni un solo amigo en los estantes.
El espejo me quitó el habla.
(tuve que afeitarme
de espaldas a mí mismo)
Los libros clausuraron su gracia.
La música optó por desafinar.
Mis hijos perdieron la dirección de mi saludo.
Tuve que contentarme con llorar.
En ruso. En calma. En ropa interior.
Más nunca mostré mis nudillos.
Mi casa se llenó de periódicos sin abrir
y mangos que nunca caían.
Los mosquitos se aburrieron de tanta tristeza”
Leonardo Padrón.

_______

de nuevo, riela la luna sobre las miríadas de tus pestañas
y este corazón mío lanzando piedras y más piedras
al cartel de suspiros tuyos

en cada pupila que tú me asomas hay puertos pequeñitos
y desde mis asombros, emergen sin prisa como barcos,
las palabras

no te vayas, mírame zarpar y regresar sin la cadencia de rimas,
déjame estrenar amaneceres desde las comisuras mas tercas
de tu boca

-616 riada-

los labios de julia roberts


“BEBO el último whisky en el ‘Kiss Bar’,
la última margarita en ‘Santa Fe’,
rodeo la ciudad y su muralla de agua
en la que ya no queda nada que fue mío”
José Hierro.

_______

embarca noviembre frío y gris
en la estación grand central del metro

paraje obligado
para abordar rostros y cuerpos,
sueños y deseos estrafalarios

hambre existencial y entonces…
la vida nos vomita encima

hojarasca de horas livianas
y de minutos pequeños y apretados

ansias estrepitosas ruedan, embarcan
pero, sobreviviré otro instante…

los labios de julia roberts
están en las paredes, en las revistas
en los buses y en todo el aire de manhattan

-riela 608-

eternas miríadas de versos


“CUENTAN que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios”
Jorge Luis Borges.

_______

anoche

anduve caminando por veredas de versos de virgilio

hice lluvia a partir de pequeñas soledades

dibujé soles blancos sobre soles rojos, por esos lugares
donde anida el viento para dormir entre los árboles

mientras la luna alardeaba de unos arpegios
con vidrios rotos del camino

el mar entonaba sus antiguas melodías
desde la edad de las antorchas,
con sus ciegas cítaras

y siempre, siempre tú, marinera
desde la simetría del agua, emergiendo
ya desvestida, entre eternas miríadas de versos…

-606 riada-

mágico embeleso


“AHORA, que emprendo nuevamente la marcha,
vuelvo el rostro hacia el lugar donde solía morar
y veo al gato iluminando la ventana.
Cierra los ojos.
Comprendo que se ha ido”
Roxana Elvridge-Thomas.

_______

la música
nos traerá siempre
ese mágico embeleso
con que la antropología convierte al pez
en el ala del cometa

llueve
sobre el bosque de escamas fluorescentes

la noche dibuja sus mitades de orificios negros
y la flor que tiembla, añora ser el último retorno
de algún pez

para que nos quede otra cosa
que no sea solo mar y espuma, que llueva y llueva
sobre este incendio que repara todo rasguño
inútil

y colgado del séptimo cielo -que sobreviva-
con todas sus banderas desplegadas
ese pez que ahora fuma

-riela 599-

esquirlas luminosas


“DIME,
dónde estaciono la distancia de tus manos,
la ola, tornaviaje de otro libro sin brújulas”
Anna Francisca Rodas Iglesias.

_______

lo que se calla no es silencio
ni la palabra es lo opuesto

a solas…
no siempre es ausencia o es una derrota

el secreto, a veces
es la usurpación revelada contemplativamente

la pérfida ironía
de la noche vaciando sus cántaros de luz, lejana, tardía

-¿y qué somos, amor mío
a la deriva entre tanta sombra?

-¿acaso,
esquirlas luminosas?

-593 riada-

las inequidades del agua


“INMÓVILES las manos, el cuerpo abandonado,
así, cerrar los ojos y dejarse abatir por la tormenta”
Eliana Navarro.

_______

si ya sabes que un beso es mucho
y dos son insuficientes…

y sabes que los arenales en gizah
son apenas hilos asimétricos del tiempo

hazme una oferta ahora
y lentamente llévame hasta la catástrofe

hasta más allá de la multiplicación sublime
del grito eterno de las inequidades
del agua contra los relojes

-riela 588-