Archivo de la etiqueta: sed

444 riada


“ME moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro-
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño”
César Vallejo.

_______

de los colores,
ese azul me basta para soñar contigo
y es que por ti se entrecruzan recuerdos con anhelos míos

de las edades,
la que tengo por error y la que llevo aprendiendo secretos de la poesía,
palabra hermosa, sutil melancolía, la que viste de edades al alma mía

de los amores,
de esos que precisan de la ternura, es tu silencio de muñeca sin respuesta
lo que amarra, lo que me guía y lo que más me aterra

de los olores
que me convocan en el aire a partir de tu cuerpo de cántaro fogoso,
yo me quedo con el más húmedo, el menos venenoso y con el más hondo…

de los días
brillantes de versos lujosos y de palabras, me gustan tus jueves amarillos
cuando te me entregas como el insecto a la lámpara, en simple destello de brillos

-444 riada-

 

397 riada


“Y es todo lo que tengo
hasta dispensar el sueño de suelo probable
hasta que mis pies se claven
en el rostro de esta última flor”
Claudia Roquete Pinto.

_______

te llamé lluvia
una mañana catastrófica de septiembre

y llegaste como un río perfectamente navegable
hasta mis manos un noviembre después

luego te desvistieron de amaneceres unos dedos tan míos
como peces delgaditos que te subían y bajaban

así fue que juntos recorrimos
los colores más inéditos de un alba

-397 riada-

 

385 riada


“LOST without your love.

I always thought that I
could make it on my own”
BREAD.

_______

como en esa canción,
de vez en cuando la vida…
es cuerpo contable, es duda navegable

inútilmente, otras veces…
arena bajando por las escaleras de un naufragio

y el amor que alguna vez fue un evento en tránsito
ahora tiene el nombre de la + terrible orfandad
de esa pausa sin bisagras que decide nacer
al pie del árbol de agua

y reasume su viaje
con ese consuelo de recuerdo, ya liberado…

-385 riada-

365 riada


“ESTAS
haciendo
cosas:
música,
chirimbolos de repuesto,
libros,
hospitales
pan,
días llenos de propósitos,
flotas,
vida,
con tan pocos materiales.
A veces
se diría
que no puedes llegar hasta mañana,
y de pronto
uno pregunta y sí,
hay cine,
apagones,
lámparas que resucitan,
calle mojada por la maravilla,
ojo del alba,
Juan
y cielo de regreso.
Hay cielo hacia delante.
Todo va saliendo más o menos
bien o mal o peor,
pero se llena el hueco,
se salta,
sigues,
estás haciendo
un esfuerzo conmovedor en tu pobreza,
pueblo mío,
y hasta horribles carnavales, y hasta
feas vidrieras, y hasta luna.
Repiten los programas,
no hay perfumes
(adoro esa repetición, ese perfume):
no hay, no hay, pero resulta que
hay”
Cintio Vitier.

_______

dos caracolas enredadas entre las sábanas
dos exactas mitades, dos caudales que
me tropiezan, me urgen y matan

tus pies son dos hebras largas y blancas

dos mechas, dos hermosas cordilleras
desde donde yo enciendo todas mis fogatas

son dos clavijas para una sola guitarra

dos cuerdas para subir al oráculo de tu ombligo
para recitar allí, la perfecta oración que es tu nombre

la redención de estos minutos anuncia:
ulises ha llegado de nuevo a suelo de itaca
solo para izar la bandera de tus pies hilarantes

-365 riada-

282 riada


“CON el lápiz labial
borra el último beso del hombre que amó”
Consuelo Tomás.

_______

guayunata
que descifra mi fortuna
en eternas cáscaras de naranjas

secreta fórmula eres tú
del romero y el tomillo en la cabellera de los atardeceres
y en esas siluetas que despintan en finas sombras

farola
para la muchedumbre de antojos que en las aceras se junta
conversa y vaga sobre el resumen de los espectros en mis noches

-282 riada-