Archivo de la etiqueta: Soledad

riela 731


“SOBRE la soledad precisamente
sé lo que tú me dijiste
que no es enfermedad
sino más bien un breve alejamiento
como en el vals, el derecho del izquierdo”
Florin Partene.

_______

-¿ves que me he vuelto más torpe, quizá un poco más triste?

eres tan elemental como esta pasión con la que yo escribo
-¿qué me hace quererte más mientras más a ti me entrego?

“toda ilusión no es más que circunstancia o un simple capricho
de tiernos reflejos sobre espejos en los que
yo no me miro…” -me dices-

soledad

-riela 731-

riela 524


“EL tiempo es un ave de sueños en el dominio de los deseos
vuela como decir libertad franca
aunque la libertad sea estirar las cadenas
en un espacio ilimitado
como vivir para siempre
sin que Láquesis se dé cuenta:
un viaje en globo alrededor del mundo
y morir en el aire”
David Caleb Acevedo.

_______

furtivas, erráticas, temblorosas…
así de nada sirven las ganas, ni las formas, ni la sólida cordura

en nada ayuda esta incierta falta de penumbras
ni los presagios al vaivén de unos delirios complacientes

nada sostiene al cántaro vaciándose al borde del abismo
nada ampara el reproche del lápiz a la hoja medida y ya cortada

-riela 524-

 

403 riada


“ROZO la turba de hojas y ramas,
los nombres que pasan,
sigo el curso de las estaciones nuevas.
El principio está ya lejos,
pura mansedumbre en el agua”
Dori Campos.

_______

diminutas latitudes de este amor
parecen conjugarse en tus pasos urgentes
e indiferentes frente al mar

de nuevo y para que me veas y oigas la voz
mi corazón se hace tambor y mi alegría se levanta
alto como una flecha, alto, alto, muy alto

-403 riada-

riela 366


“LOS recuerdos nos seducen
con su destierro incansable
elegimos los felices
para la charla ante los vasos

pero para despertar abrimos grietas
encendemos el fuego en la caverna y
solos ya
nos entregamos a la invención
de los venenos”
Jonio González.

_______

la soledad desembarca
con gestos desproporcionados de ternura
sobre mis aspas laberínticas y deshuesadas

es como un círculo caído, un hijo desprendido
desde entrañas calcinadas

es como la ropa mojada, una simple coartada

esa llovizna que quedó atrapada
entre noches abiertas y nunca llegados días

-riela 366-