Archivo de la etiqueta: Tal Nitzán

riela 692


“EN las nubes de invierno,
El cielo se oscurece,
Mi libertad se hunde:
La ilusión es velo”
André Cruchaga.

_______

ayer domingo, su boca
adelantó de pronto las hojas del otoño
y se me hicieron inútiles los calendarios…

hoy lunes, las nubes que esparcen sus vidrios rotos
por las ventanas, se convierten en espejos
perfectamente inalcanzables

pasa que
como si fuesen hojas, ella me suelta sus días
a la efervescencia del vuelo refractario de la luz

ya mañana martes,
ella escrita, con su pelo suelto al viento, suelta
me llegará, me urgirá, me llamará con la alegría envuelta
en el celofán de todas sus veces

-riela 692-

609 riada


“PRISIONERA de ningún paisaje
de ninguna estación
la mente se mueve en una cosecha ilimitada”
Basil Bunting.

_______

tu cuerpo es a mis ojos
lo que el vapor es para la lluvia
que te moja agradecida hasta convertirte en río

qué lindo es amarte y prescindir de las cosas
verte girar como un trompo en el aire, tan distraída
eres el agua que canta, mi pequeña flor ante la cual sonrío

tú me gustas tanto, huracán de falda menuda
mi estupor feliz, confidente, mi amalgama, mi dulce amiga
eres el polen y la centella resumidos, único aval en el cual confío

-609 riada-

463 riada


“HAY que mover la vida, hay que menearla
como la cola de una lagartija.
Hay que alzarla como un paraguas rojo.
Hay que ensartarla en el tiempo
como un puñal de oro”
Paz Molina.

_______

arriba, a la derecha
la última opción:

configuración de privacidad
allí te vas a la izquierda
biografía y etiquetado

bajas a: ¿quién puede agregar
contenido a mi biografía?

allí editas y pones: amigos
listo…

el problema es el relámpago que como un dulce amanecer, tirita
mientras lo devora el olvido y lo hace invisible en la web

roce breve de presagios que la soledad a través de facebook, nos borra
con ese celo, con esa rabia de la carne adolescente

lo peor, es la triste maniobra de estos versos, apurando al fracaso
que ventila sobre tu screen unas promesas, casi desnudas
pero ya todas rotas…

-463 riada-

riela 436


“Y si he llegado,
¿qué haré de mí?”
Carlos Vitale.

_______

hoy ando como quien apura al destino
y apuesta al color insignificante de unos sueños
desparramados sobre la alfombrada eternidad del olvido

como quien apunta pacientemente a las estrellas
aún bajo la lluvia, sin darse cuenta que la locura
se proclama, es en la tempestad de un segundo

como quien mira el strip-tease de unas palabras
al borde del tenue abismo, en burdeles con carteles de neón,
donde la madrugada siempre descifra la dicha de regresar
a salvo y desnudo a uno mismo

-riela 436-

404 riada


“–EL recuerdo de las cosas se vuelve recuerdo de recuerdos,
una serpiente que se muerde la cola furiosamente”
Tal Nitzán.

_______

que si algo nos queda de este tonto andar de letras
además del largo camino sin vías alternas
-bendita sea la poesía

y si un día, estas ganas aéreas
se nos desgajan porque jamás se encuentran,
marca esas aceras por donde caminas con cayenas

que de esas finas costuras tan tuyas,
-yo haré poesía

y si al ocaso algo nos delata, marinera
que sea una página en blanco, pero con un mar a cuestas
metáforas en vez de brazos, para alcanzar y bajarte tanta estrella

-escrutinio de tus pies descalzos en los trapecios
de este mínimo planeta

-404 riada-

281 riada


“MI cactus ha muerto
Mi escritorio ha recuperado soberanía.
Mi taza de té ha vuelto arrepentida a su antiguo lugar
pero las autoridades cactáceas sospechan que tengo en la mira
comprar otro cactus para asesinarlo”
Juliane Ángeles.

_______

quiero ser noche
en una playa del país de tu seno izquierdo
ese lugar donde llegan para residir eternamente, los huracanes

en esa ancha ensenada
para el oleaje marítimo de tu risa
y desde donde tú te elevas, como espuma a los cántaros de nubes

más allá de los pueblos de ansias
de esas regiones capilares ya marcadas por el deseo
esa parte geográfica de tu cuerpo que aún no ha sido conquistada

ya no me bastas enarbolada
sobre la cima de las antorchas
de tus dos torres blancas como espejos de sal infinita

no me bastas plana
rendida y abierta como un puerto para mi festín de párpados
que te siguen, como el eco al espacio inútil

no me bastas adjetiva
como el pincel amarillo para marcar cataclismos
ni subjetiva, como aquel pacto entre el labio y la brasa
para cicatrizar al poema…

-281 riada-

riela 262


“PODRÍA ser que todo comienzo
nos enseñe a despedirnos”
Valeria Pariso.

_______

revolcando en la hojarasca y tropezando entre las empalizadas
andan sin sus dosis diaria de acetaminofén, unas palabras
mías, detrás de la estructura virtual
de algún poema

y la infinitud que aprisiona más allá de un silencio inofensivo
apenas alcanza, para contemplar soledades que aguardan

distantes y furtivas humaredas cobijan de cenizas unas quimeras
y parecen los aplausos apurados de cien locos delirantes

hoy de nuevo, quiero habitar en ese mármol gris de las estatuas
en su piel de siglos y en esas alas desplegadas, como espadas

-riela 262-