páginas de un encuentro


“REÚNE la lluvia
en la boca, reserva

un poco de agua

para el silencio
donde habrás de remar”
Marie Lundquist.

_______

tocaste puerto
en la cavidad íntegra
y menos marítima de mi silencio
abriendo y cerrando páginas de un encuentro

conquistaste el verde, el azul y hasta los tonos rojos
y a todos los contornos de la ceniza amarilla
de nosotros

-los de aquí
-los de allá
-los absueltos de tanta temblorosa curvatura oceánica

venías de tan lejos, para acampar junto a la palmera sin sombra
sobre esta orilla llena de gajos de luceros
tantas veces prorrogados

-563 riada-

Anuncios

el dieciocho de neruda


“YA me veo olvidado como estas viejas anclas.
Son más tristes los muelles cuando atraca la tarde”
Pablo Neruda.

_______

deja que el dieciocho de neruda on the rocks, desde el vaso
navegue sobre la suave densidad de tus labios

pero si tú prefieres dejarlo tatuado, simplemente déjalo
flamear sobre ese vasto continente tan lejano
que son tus blancas manos

pero también deja este poema así: en blanco, arrugado
navegando

como el humo de la nostalgia entre los dedos de unos amaneceres
y en el canto de la mancha indeleble de letras
para ti, de otros tantos

-470 riada-

mientras la luna…


“MAR, en la hueca noche, siento
tu temblor anhelante
como el pecho de una amante
que no durmió un momento”
Paul-Jean Toulet.

_______

persigo girasoles que emergen de donde tú pisas
mientras la luna es apenas, un panfleto al que miras

fibrilas y luego tiemblas de tanto vagar
entre los defectos, de estos versos míos…

para sobrevivir -al final-
con el subsidio asimétrico de razones
que te da este corazón, de latidos tan desafinados

-420 riada-

meciéndote sola


“SOÑAR
Es salir a pasear despierto
al otro lado del cuerpo dormido”
Sabino Esteban Francisco.

_______

-¿será este aroma, evaporándose desde el puerto de su ternura
lo que finalmente desnude mi nostalgia bajo los temblores
corredizos de la lluvia?

-¿será otra coartada para la azul clausura
o el secuestro del agua y la sal sobre las mejillas
lo que cierre sucursales en las corolas blancas del alma?

aunque yo quiera ayudarla a recoger con labios
lo corroído por el salitre en el oleaje que dulcemente la mece

sueño mío, lo mejor es dejarte tendida, meciéndote sola, en la espuma

-riela 268-

otra vez… -¿es mayo 16?


“CUANDO tú vienes
tengo prisa
por decir
por llamarte de algún modo
por nombrarme
a mi también
para al fin reconocerme
en tu presencia”
Armando Rojas Guardia.

_______

uno quisiera gritarle a la vida
por entre las persianas ya blanqueadas de versos
y esperar al menos, el eco de unos amaneceres
menos dóciles, menos inconclusos

ir al partido de béisbol hoy en new york
y poder ver a lionel messi cuccittini perseguir “un foul”
de homero simpson en yankee stadium, pero
con la camiseta de los medias rojas de boston y sin pantalones

decir algo a quienquiera que no entienda de impostergables razones

robar el radiador a cualquier canción de shakira
y aprender algo de la inquietud que se fabrica en sus caderas

entender el verbo amar-go de armando rojas guardia, otra vez
como si fuese un domingo y traicionar al verbo amar
de una vez, y sin resbalar en la caída

dormir la siesta en la entrepierna de mi lourdes vargas
mientras ella dibuja en el aire unos corazones rojos
ya exiliados “du pays d’idiots”

poner sobre la mesa las palabras necesarias y contarlas

camuflar unos recuerdos anchísimos
que llevo conmigo como a mi sticker de niño
pa’ ahora vestirlos de boleros, de fechas, nombres, de ruido útil

subir y bajar… ¿bajar?
subir sí, sin ninguna doctrina

asesinar… ¿y por qué no? con la risa a ese ángel
que enciende y apaga luces discretamente con sus ojos
mientras nos hace cosquillas al costado izquierdo, que más nos duele

-riela 210-

revistas


ESPERARÉ aquí desguarnecido
tal vez más tarde sea cielo en punto”
Luis Ángel Barreto.

_______

buscando entre las premisas
de otros años

algunas revistas
de esas, de adioses permitidos

hoy encuentro
la edición siete tres nueve:

“deuda de besos
sobre la bandeja de su ombligo”

sonrío
y de nuevo, muero de olvido

-riela 51-

presagios


 “MÍA”, cuando ríes, “mía”, cuando oras,… “mía”, a todas horas, Maracaibo mía
Udón Pérez.

______

para verla, para verme

no hace falta brillo
sino letras tambaleantes
en el trapecio de su risa

y sobre el “por si acaso”
de estos simples versos
como presagios

me basta su alegría suelta, loca y ebria de lluvia
para que yo resbale hasta el quicio pequeño
de sus ojos

-riela 26-