Archivo de la etiqueta: un día el amor

riela 735


“EN el marco de tus ojos
duermen presagios
de tibieza infinita
claridad que algún astro
dejará
cercano a sus destellos”
Silene Sanabria.
_______

 me gusta estar allí…

donde ella sonríe
y su ruido se expande al universo, como un remedio

mi alegría se empapa de las formas aéreas de su risa
hace fiesta y se eleva; como bálsamo hecho versos

donde ella se desviste
y la luz fluorescente la alcanza y la abraza toda

y un pensamiento ardiente brinca, canta y baila
entre los dientes de su boca

donde ella duerme
y la oscuridad vela sus níveas formas,

se desborda el aroma de sus pliegues, mientras imagino
lo que ella sueña, mi espiga única, hermosa

donde a veces, llora
y el silencio se endurece en su rostro, en sus manos

todo rompe sobre la textura frágil
mientras el recuerdo escarba con lágrimas, sus labios

-riela 735-

Anuncios

520 riada


“CUANDO miras mucho tiempo el interior de un abismo, el abismo también mira el interior”
Friedrich Nietzsche.

_______

como quien sueña ser un simple pájaro
y entonces una noche, vuela

con las alas de tantas palabras dichas
y fue así como un día, amanecí mes
entre la desmesura desprendida
de la espera

yo intentaba habitar furiosamente
esas palabras suyas,
color sur

y la ansiada humedad de sus uñas
dispersarla alrededor
de mi boca

(pero siempre sus manos, a mitad del sueño
se me hacían mariposas)

…y así
otro día amanecí año
pero con todas las ventanas abiertas

y era ella, de nuevo
la hoja que cayó ante mí
desde la espesura de los naranjales

rodamos y rodamos hasta un destello final
sobre unas alfombras, en realidad
sobre la música de sabina…

y desde entonces,
nunca + viví los lados grises

-520 riada-

518 riada


“¿UN poema es un beso y por eso es tan hondo?”
Vicente Núñez.

_______

acompáñame en las conjeturas de la noche
y arañemos con los ojos a esos giros
incandescentes de la luna

aguardemos en silencio
el desplome azul de los albatros
a la hora en que cuelgan suspendidos los insomnios

quizás y solo quizás
de nosotros sobreviva algún verso
de esos, que deambulan vestidos de sombra negada

-518 riada-

riela 454


“QUE vuelvan a fluir riachuelos desde tu mentón y deshielen los glaciales de mis manos. Nacimos para aullar al sol en estos veranos sin fin”
Yuliana Ortiz Ruano.

_______

ella cifraba sus pasos

la miré venir como a una espiga liviana
sobre el agua

me mostró pájaros y las ramas más grandes
que transitaban sus manos

y no supe entender ni la luz bajo la lámpara
sobre su mesita de noche…

ni cuando levitaba como la espuma
sobre el mar de mis enjambres de letras

-riela 454-

riela 84


“¿CUÁNTOS brazos me quedan por abrir?
¿Cuántos pétalos negros por cerrar?
¡A lo mejor soy un sobreviviente!”
Nicanor Parra.

 

 

_______

 

cae la luz
en fauces de la noche

los sueños
desvisten de colores y minimizan

revientan
los botones de la nostalgia

quedan unos momentos
olvidados sobre el borde plano de la nostalgia

un largo suspiro
se atreve a pintarse de fecha incierta

la soledad
que muerde y sin embargo, no alcanza

un “te amo” se quiebra
en letras sobre la permeabilidad de un “nunca más”

blandas las costuras
de este abril

cuesta hundirse
en el perfume de la hora (sobrevivir por encargo)

escurren razones desde el pedestal del silencio
y apenas alcanzan las ausencias

escarcha la duda en las paredes
también sobre la frágil espera

-riela 84-

riela 38


“UNA mujer entristece
cuando ve partir
su sangre,
como si ella
llevara la mirada de todos
sus recuerdos.”
Tania Salinas Ramos

_______

me trae en sus manos
montones de luces distantes
con direcciones de parques en lejanas estrellas

me suelta y me deja
con un grito pegado de cara al sol
otro en la garganta y un ruido extraño por las venas

yo la miro
derribando mis glaciares
con todo el calor de sus fogatas

pero un día el amor,
ese que persigue tan solo mariposas blancas
se nos dormirá sobre la portada de un libro de poemas
aún por publicar, de konstanz elú

-riela 38-