Archivo de la etiqueta: un par de cabos sueltos

628 riada


“LA palabra trueno vuelve
a vibrar entre las hojas
como un volcán
como el océano
se estrella contra la frente de quien
sin pensarlo pero a sabiendas
vino a dejar sus pasos —
la huella de sus pasos
aquí
en esta orilla”
Teresa Arijón.

_______

mírame de nuevo
que tu mirada es perfecta y perdura en el tiempo
lo que la reparación de un beso

háblame luego
que tu voz senda mía, es el cauce tibio y seco
del total desguace de mis pensamientos

piénsame así, en silencio,
con ese estruendo hermoso de tus estrafalarios deseos
rodando los metros más permeables de mi cuerpo

ven, amándome en secreto
mientras me represas en sueños,
en aromas, en gestos y en pequeños miedos

-628 riada-

riela 612


“LLUEVE
Y su rostro recibe el llanto del cielo.
Sus ojos miran fijamente hacia el sur
Buscando una señal
Un regreso”
Chary Gumeta.

_______

esas ganas que una vez flotaron ingrávidas, sin peso
de pronto se nos convirtieron en cuerpo
en delito alegre del pensamiento

así nos fuimos mar afuera y luego tierra adentro
a celebrar la hermosísima geografía del vuelo
con alas despeinadas por el viento

mujer, ven… apúrate que yo solo no puedo
que si tú no vuelas, entonces yo no me desvelo
en tu costillar de arena, palmeras y en ese par de ojos negros

-riela 612-

riela 587


“EL río de la noche es otro
atravesado y solo en la ciudad que duerme”
Rosabetty Muñoz.

 

_______

 

las palabras de amor dichas en un día ya olvidado
son como pesadas esfinges pretendiendo ser
bailarinas de algún famoso ballet

promesas que visten de blanco en conciertos nocturnos
son como el humo en un incendio de letras
de canciones de amor que nadie recuerda

hablamos de lunas que susurran sus rielas
como elegantes linternas que alumbran amores eternos
cautivos en viajeras botellas

hay una multitud de voces, anchas como la pelvis de una ciudad
y estos versos lanzando sus piedras al paladar
de su falda floreada tendida en la arena

y la noche que viaja entre los escombros, como si fuese un velero
sin memoria de acuarelas…

-riela 587-

524 riada


“EL tiempo es un ave de sueños en el dominio de los deseos
vuela como decir libertad franca
aunque la libertad sea estirar las cadenas
en un espacio ilimitado
como vivir para siempre
sin que Láquesis se dé cuenta:
un viaje en globo alrededor del mundo
y morir en el aire”
David Caleb Acevedo.

_______

nos hicimos lluvia en los jardines de vastos silencios
jugándonos el corazón en cada intento, pero dejamos un par de cabos sueltos
en las tropelías de los incendios sobre las suaves colinas púbicas


arriesgaste más que yo, en el peligroso trapecio sobre los mosaicos húmedos
hasta más allá de los rascacielos, de esta andanada de riadas y rielas
y no pudiste…

yo
llegué más allá de los estruendos, solo para contemplar la piel del eco
en la parafernalia de blancuras que tu cuerpo suavemente dejaba
en las sábanas que los sueños nos tejieron sobre el piso frío del tiempo
y no pude…

-524 riada-