la poesía y las ardillas


“LA poesía es un arma cargada de mercurio,
—hay una minoría que la atrapa—”
Belén Reyes.

_______

la poesía
y las ardillas
son entes de la misma especie

-¿parientes cercanas?

ambas esquivas, medianas y marrones
te miran fijo
devoran, no comen

parece que invernan, pero no…

ellas rabian
son fulanas de corriente alterna

-riela 600-

Anuncios

enarbolé cayenas


“EL peso de la realidad
cae, como una catarata
y no sé cuánto tiempo más
aguantará mi espalda”
Judith Lázaro Moyano.

_______

yo anticipaba tus estornudos
como a los relámpagos, desde mis astillas

hasta tocar la metáfora, te besé
olvidando todo alfabeto de mis viejas nostalgias

enumeré lo perdido
y hasta bailé esas baladas
aún encriptadas en tu risa ruidosa

mordí los festejos
que huían del ardor de tu sexo
al ritmo del milagro que encendía a los amaneceres

asumí cada pétalo
y todos los añicos de tus aciagos temores
y enarbolé cayenas, huérfanas cayenas hasta tus ojos

te amé
en tu traje de instantes
como el insecto a la lámpara -pero eso ya lo sabías…-

-532 riada-

tu pequeña presencia amurallada


“MORDER la sábana
Golpear el rostro contra la pared
Ser la sombra chinesca
Mañana

será otro día”
Damaris Calderón.

_______

que sea el pájaro en vuelo y no el pez capturado
la cicatriz que persigue a tu pequeña presencia amurallada

que sea el sueño verdadero y no la tregua fácil
lo que cultives a los cuatro vientos,
sobre techos y espesuras

que sea un canto de chicharras la simple melodía
lo que escuches anunciando y no tambores,
la proximidad de una tormenta

y recuerda cuando llegue la calma,
una reverencia a los grillos escondidos,
que encienden la desnudez de la memoria lejos de los escombros

-516 riada-

como a temblores


“NO sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices”
Mario Benedetti.

_______

detrás de tu voz
andas tú…

con esas hendiduras que reconozco
donde se arremolinan recuerdos

parcelando lo nuestro
me hablas, como si hablasen unos linderos

como en aquellos días
de la radio en blanco y negro

cuando a mis oídos llegaban canciones
que te nombraban como a temblores

-484 riada-

stickers


“NACÍ en un koljoz, crecí en un consorcio de agricultura, vivo…”
Agne Zagrakalyte.

_______

yo venía bien…

nunca soñé con la nieve
con lugares lejanos ni otros idiomas
yo era un chamo sólido (según francisca, mi madre)

y todo en la ciudad lacustre
de cujíes y pericos que me aguardaban
entre calles, olores y monedas que bien conocía

con la música alegre entre mangos y almendrones;
las paredes, los vecinos, los árboles, la brisa
y hasta los amigos, eran inmortales

ahora solo se me acerca la noche
para dejarme madrugadas cuyos cadáveres
permanecen como stickers detrás de las puertas

-¿en qué vuelta de ale limón me perdí?

-riela 443-

las costuras deficitarias


“DEL mar azul las transparentes olas
mientras blandas murmuran
sobre la arena, hasta mis pies rodando,
tentadoras me besan y me buscan”
Rosalía de Castro.

_______

quiero es ser la hiedra
que a ti se enreda

y no ser como esos barcos
que se hacen sombras
mientras se alejan

y van dejando heridas sobre el agua
entre las costuras deficitarias
de las mareas

-419 riada-

savannah lynn curtis


CUÉNTAME todo. Escribe todo, garabatea en un cuaderno, envíame un e-mail. No importa, pero yo quiero saber todo. Así estaremos siempre juntos, aunque estemos separados. De esa manera, cuando menos lo esperemos… nos volveremos a ver.”
frases de la peli “Dear John”

_______

si las cifras de minutos, fotografías y mensajes por whatsapp
no nos alcanzan…

miremos de nuevo, la escena donde john le dice a savannah
aquello de: “no importa en qué lugar te encuentres,
si levantas la mano y cierras un ojo, la luna
nunca es más grande que tu pulgar”

te confieso ahora que: era martes y no miércoles,
aquella extraña noche en que te escribí:
echa a volar paloma (248 riada)

recuerdo todas las luces encendidas,
al fondo como siempre, sabina y en tv la voz
de amanda seyfried: “solo sé que cuando me toque perderte,
te estaré esperando siempre…”

y al final de los finales, es la misma lágrima la que rueda
desde los insomnios hasta el borde más blando
de cualquier hoja de papel

 

-355 riada-