los labios de julia roberts


“BEBO el último whisky en el ‘Kiss Bar’,
la última margarita en ‘Santa Fe’,
rodeo la ciudad y su muralla de agua
en la que ya no queda nada que fue mío”
José Hierro.

_______

embarca noviembre frío y gris
en la estación grand central del metro

paraje obligado
para abordar rostros y cuerpos,
sueños y deseos estrafalarios

hambre existencial y entonces…
la vida nos vomita encima

hojarasca de horas livianas
y de minutos pequeños y apretados

ansias estrepitosas ruedan, embarcan
pero, sobreviviré otro instante…

los labios de julia roberts
están en las paredes, en las revistas
en los buses y en todo el aire de manhattan

-riela 608-

Anuncios

bella


“CUANDO el velo es arrastrado por el aire del campo,
delante queda una historia
invalidada por el mínimo gesto
de quienes tienen sus días contados
en el murmullo de la existencia”
Juan Arabia.

_______

siempre bella te encuentro entre palmeras
sentada alegre en un solar al viento

sonríes y se derrama todo mi pensamiento
sobre tu sombra tendida en la arena

bella, eres bella y llamarte bella me gusta
y no solo por así llamarte de algún modo

bella, bella, tú eres como ese timbre que anuncia
que mi tristeza renuncia cuando te nombro

tú convocas toda ilusión desde tus ojos claros

quiero pintar de colores, por dentro y por fuera
tus manos, tus pies, tus labios…

quiero que seas mi bandera
tu tenso ardor y todos tus globos a mi costado

para vencer la soledad, ahora yo escribo versos
en las butacas de los cines de esta gran ciudad

y para amarte más, te llevo como lleva un preso
esa multitud de horizontes que no puede alcanzar

-607 riada-

eternas miríadas de versos


“CUENTAN que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios”
Jorge Luis Borges.

_______

anoche

anduve caminando por veredas de versos de virgilio

hice lluvia a partir de pequeñas soledades

dibujé soles blancos sobre soles rojos, por esos lugares
donde anida el viento para dormir entre los árboles

mientras la luna alardeaba de unos arpegios
con vidrios rotos del camino

el mar entonaba sus antiguas melodías
desde la edad de las antorchas,
con sus ciegas cítaras

y siempre, siempre tú, marinera
desde la simetría del agua, emergiendo
ya desvestida, entre eternas miríadas de versos…

-606 riada-

salven las ranuras de la noche


“DE aquello que soñabas realmente
no queda más que un silencio sideral
un lento descorrer de las estrellas
en charcos y filamentos de oro”
Giovanni Ibello.

_______

entre palabras que embisten desde la memoria yerta,
la lluvia sustenta las salpicaduras de su propia voz

los pájaros de la reminiscencia parecen sombras
de esas que llegan a destiempo a posarse en paredes vacías

que borren la luna…
-no importa- pero salven las ranuras de la noche

son tan absurdos los fieros alardes suyos ante el destello
que permanece demasiado tiempo deshabitado

languidecen hasta el ocre las manecillas de los relojes
que ventilan y se impulsan a las abreviaturas del tiempo
como si interpretasen la torpeza de tan poca luz…

 

-riela 604-

tontas cifras


“LA mirada se acuesta como un perro,
sin el tierno recurso de mover la cola”
Ida Vitale.

_______

el tiempo -a veces- nos da sus tontas cifras
de intermediario

el impacto sonoro de dos cuerpos que se aman
es sordo

puedes apostar que si algo cruje bajo la lluvia
eres tú

hoy la vida baila sola aquel viejo vals
como si inaugurara recuerdos

si algo se nos extravía, que no sea mi curriculum obsceno
ni tu secreta quemadura

respiremos la inmoralidad que ondula las siempreviva
y dejemos caer mi corazón

ven, tomemos un café
y rompamos las vitrinas nuevas de la noche

-603 riada-

entre dos palos de agua


“DÓNDE, amor, encontrará esta playa
barco, naufrago y puerto?
Aída Elena Párraga.

_______

¿cómo se miden distancias y cómo se definen las fronteras
más allá de las palabras?
-no sé…

déjame atrapar para ti ese turpial alegre e inadvertido
entre las ramas que canta y canta a las enramadas
en los tonos del amarillo

ya tú sabes amor mío
que aquí y allá, entre dos palos de agua
tu nombre es el que sostiene la tersura que me contenta

mientras
sobre un piano, no muy lejano de muchas teclas
son tus manos los despeñaderos por donde el viento sueña

-601 riada-

la poesía y las ardillas


“LA poesía es un arma cargada de mercurio,
—hay una minoría que la atrapa—”
Belén Reyes.

_______

la poesía
y las ardillas
son entes de la misma especie

-¿parientes cercanas?

ambas esquivas, medianas y marrones
te miran fijo
devoran, no comen

parece que invernan, pero no…

ellas rabian
son fulanas de corriente alterna

-riela 600-