residencias


“SER nadie
y aún, como la hoja seca,
servir de embarcación a los instintos”
Eduardo Zambrano.

_______

su sonrisa es pequeña
como un charco incipiente

sin embargo; sus manos, sus manos!
son como dos constelaciones inéditas en vuelo

yo

me amparo
en lo que derraman sus límpidos silencios

me rindo
ante los copiosos sofismos que gobiernan sus ojos claros

 

-riela 659-

Anuncios

como dos amaneceres


“A mí me gustan las niñas pálidas,
las de apacibles ojos obscuros
donde perenne misterio irradia;
las de miradas que me acarician
bajo el alero de las pestañas…”
Amado Nervo.

_______

hoy las hojas, hacen pequeños riachuelos en tu mirada
y todo silencio te pertenece, mientras arrullas con canciones
a esos instantes en que el mar -ese extraño invitado de siempre-
se debilita, y muestra su última ola, exactamente frente a tus pies

la alegría se redime desde tu comarca de ojos
y entonces, vuela a los confines temblorosos de la luz

ajenas, como párpados carnosos en la cosecha de algún dios
tus dos mejillas, a babor de una lluvia trepidante,
se me acercan, y se incendian ante mí
como dos amaneceres

dos almendras líticas
esos labios tuyos, despertando a gritos mi rutina de alma

y me elevas
en irascible torbellino de ansias arrebatadas…

-658 riada-

su eterna desnudez


“PESTAÑEAMOS
y la vida se nos va
como flujo en
un reloj
de
a
r
e
n
a”
Yonny Rodríguez.

_______

tomados de la mano
ella y yo, hemos esperado tantos amaneceres
con esos mismos gestos aprendidos de la pertenencia

caminado por playas anestesiadas de mar
a veces, sin mirarnos, como si nuestros cuerpos
fuesen ramas, que el viento empujase hacia árboles distintos

ya sin esperar las claves de ningún asombro
tampoco un aguacero que ponga peso a la luna
y la baje hasta sus pies

ahora quiero es completar esta ecuación que huele a frutas
y que ella me aguarde, con la lluvia entre las manos
con el mismo resultado: su eterna desnudez

-riela 657-

los que aman sin destino


“LA noche es un dibujo de faroles y luces traseras de autos.
Sobre el plano inmóvil del río Alster están las banderas
blancas de la noche.
Bajo los árboles caminan las sombras.
Soy yo”
Helmut Heissenbüttel.

_______

me decías:

-los que aman sin destino
son como pájaros sin garganta

como el equilibrista entre el insomnio y la cordura,
como los pétalos sin nombre sobre el asfalto…

y mirábamos saltar la flor
desde la lágrima, con la prisa del átomo

tres sílabas mal escritas, maria
son tres saltos definitivos

con la textura de tres geranios
sobre lo improvisado de tres martes consecutivos

en las costillas de estos doce simples versos-naufragios

-654 riada-

amante


“LA noción de desgaste viene de la lenta mirada vuelta
a lo propio perdido”
Luis Moreno Villamediana.

_______

cierra la noche sus pétalos más íntimos

un poeta narra lejanos versos de amor,
son poemas de esos que suicidan a los amaneceres

habla de la lluvia sobre los humedales
y de unos alambres que mueven las piernas de una mujer

sangra en blanco y negro mientras quema sus naves
en la tímida orilla de unos labios que la memoria apenas dibuja
-son labios de esos que enderezan a las mareas-

sonríe metáforas y sobre la brevedad de un suspiro muy suyo
cosecha orfandades en la sombra de ese árbol-mujer
que baila un twist al borde de un abismo

subraya cien veces la palabra “amante” que yace plana
y desnuda sobre la borrachera de una hoja, mientras va olvidando
las intermitencias en las luces afiladas de la noche

-riela 652-

desmesura


“NO sé si fue la voz de los pájaros
o el canto del viento del este
lo que me condujo una tarde hacia el olivar,
donde aún dormía, sereno, en el verdor
de las copas dispersas, el reflejo del día”
Vesna Parun.

_______

su cuerpo es ese gran debut con fondo de guitarras
en el cenit de la memoria

es esa maja estructura extraviándose como una isla
entre avatares del tiempo

flashes de la fantasía entre la blackish vestimenta
de una hermosa noche

efímera luz aleteando como un pez en la absoluta desmesura
de estos versos

-riela 650-

el énfasis de la derrota


“NO, no son los brotes de los árboles:
es que ciertas noches, amiga mía
nuestras palabras
perfuman”
Alessandra Racca.

_______

si pudiera mantener en vuelo
a los sórdidos volantines

el viento resbalando todavía del cerro
a las ventanas

sin el requisito trivial
del tiempo

las impacientes ráfagas

énfasis de toda derrota en la niñez…

-riela 649-