Archivo de la etiqueta: venezuela

739 riada


“AUNQUE éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo”
Pablo Neruda.

_______

ahora me iré
con ese mar en los ojos

dormiré en el corazón de unos pájaros nocturnos
entre los arbustos donde amamanta la luna

pero un día volveré convertido en palabra ajena
verdad a medias o quizás un simple poema

-739 riada-

737 riada


“NADA es definitivo
ni siquiera el alba
que despunta
en gerundios”
José Gregorio Vílchez Morán.

_______

desde la patria de la primavera
cuando los primeros rayos del alba se presentan
y el mundo aún no se equilibra…

ya tú estremeces con una palabra escrita
los bordes blancos de mi alegría

marinera
permite que el mar cante a tus pies su serenata

que mi pensamiento ya está embarcado en ansias
con destino a tu puerto de miríadas

es en esta red imaginaria de hermosos viajes
donde la poesía es el motor que da la fuerza necesaria
a estos versos imperfectos

y a toda mi parafernalia caribeña
despuntando al sur, para solo intentar tocarte…

-737 riada-

riela 735


“EN el marco de tus ojos
duermen presagios
de tibieza infinita
claridad que algún astro
dejará
cercano a sus destellos”
Silene Sanabria.
_______

 me gusta estar allí…

donde ella sonríe
y su ruido se expande al universo, como un remedio

mi alegría se empapa de las formas aéreas de su risa
hace fiesta y se eleva; como bálsamo hecho versos

donde ella se desviste
y la luz fluorescente la alcanza y la abraza toda

y un pensamiento ardiente brinca, canta y baila
entre los dientes de su boca

donde ella duerme
y la oscuridad vela sus níveas formas,

se desborda el aroma de sus pliegues, mientras imagino
lo que ella sueña, mi espiga única, hermosa

donde a veces, llora
y el silencio se endurece en su rostro, en sus manos

todo rompe sobre la textura frágil
mientras el recuerdo escarba con lágrimas, sus labios

-riela 735-

riela 732


“UN fluido
espeso y escarlata
de pájaros cantores
emigra desde el otoño
de mis venas
hasta el trópico de tu piel”
Gloria Marecos Rodas.

_______

ayer…
como de un hilo -casi sin conocerla-
mi alma pendía de ella

y mi corazón suspiraba
por sus rodillas de luna blanca,
esas que atrapaban en un solo brinco a los tamarindos

pero,
entre hoy y mañana voy a escribirle un
sendero de versos sobre las alas de esos suspiros suyos,
esos que me llegan en paquetes grandes,
transparentes, salvajes

entre hoy y mañana, en pares
voy a soltar mis alergias, y sin testigos
sobre las fronteras naturales de sus laderas más blancas
otra vez, y otra

y si todavía, me queda un
pedazo de anhelo que no arda, mi caracola de pupilas verdes,
que me pierda yo, de nuevo, entre sus formas de
mapa y sus latitudes nítidas de silencios…

-riela 732-

riela 731


“SOBRE la soledad precisamente
sé lo que tú me dijiste
que no es enfermedad
sino más bien un breve alejamiento
como en el vals, el derecho del izquierdo”
Florin Partene.

_______

perdido y al unísono
sobre la piel de unos versos

hace tiempo y ya tantas veces
que dejé de ser recuerdo para alguien

ya olvidé si alguna vez quise vencer
o ser vencido, en esta batalla
que aquí se rompe

soledad, yo regreso a ti porque tú jamas te fuiste
-¿ves que me he vuelto más torpe,
quizá un poco más triste?

eres tan elemental como esta pasión con la que yo escribo
-¿qué me hace quererte más, mientras
más a ti me entrego?

“toda ilusión no es más que circunstancia o un simple capricho
de tiernos reflejos, sobre espejos en los que
yo no me miro…” -me dices-

soledad,
sé que un día vas a soltar mi mano, te aburrirás de tanta oscuridad
y que de prisa te irás, para intentar alcanzar otras manos

-riela 731-