la música…


“ES como cuando una película acaba,
los nombres pasan desapercibidos,
la música de cierre termina extraviándose
en el sonido de los asientos
que se tornan vacíos”
Mario Morquencho León.

_______

la música se me hace agua redonda
bajo la vértebra húmeda de un beso suyo

el temblor distante de una estrella pequeñita
es el ala del ángel donde un dios escribió su nombre

y que después se hizo poema, sobre las limaduras
de los naufragios que perfuman la noche

-riela 438-

al borde del tenue abismo


“Y si he llegado,
¿qué haré de mí?”
Carlos Vitale.

_______

hoy ando como quien apura al destino
y apuesta al color insignificante de unos sueños
desparramados sobre la alfombrada eternidad del olvido

como quien apunta pacientemente a las estrellas
aún bajo la lluvia, sin darse cuenta que la locura
se proclama, es en la tempestad de un segundo

como quien mira el strip-tease de unas palabras
al borde del tenue abismo, en burdeles con carteles de neón,
donde la madrugada siempre descifra la dicha de regresar
a salvo y desnudo a uno mismo

 

-riela 436-

vidrios caídos y rotos


“NO seré el poeta de un mundo caduco.
Tampoco cantaré el mundo futuro”
Carlos Drummond de Andrade.

_______

tú alunas
desde ese simple arañazo que es tu boca

tu mirada, la ilíada narrada por cantos de pájaros

fui extranjero
recuerdo, tú eras la réplica de mis vidrios caídos y rotos

toda el álgebra de mis palabras se hizo un río por ti

-¿cómo no amarte?
si tú amarras todo lo mío a tu latitud de ojos

-434 riada-

pisadas navegables


“CUÉNTAME, ¿qué tan arduo será
construir esa piel de tus palabras
en mis ojos ávidos de nuevos amaneceres
para mis geografías?”
Kathy Durán.

_______

te digo mar
y me miras con el estruendo alegre de una tormenta

entonces te llamo: maria!
y te me haces tan pequeña, que cabes
en la significancia de todo lo amado

ay alma…
-¿quién pudiera llenar de barcos y horizontes, mi marinera
tus pisadas navegables y levantar un puerto entre tus brazos
para que atraque esta nostalgia, que quema y me desfleca
sobre las coyunturas marítimas que festejan el ocaso?

-433 riada-

a través de la lluvia…


“NO son los grandes
sino los pequeños peces
los que se escapan de la red.
Lógicamente”
Hans Bender.

_______

aún lejos de las alas del pájaro
a veces las palabras vuelan
y no hay un nido que valga
para traerlas…

y es que las palabras alcanzan la sed
al extinguirse las contraportadas
de una mirada suicida y fractal
a través de la lluvia…

-riela 432-

buscando caracolas


“INVISIBLE a tus ojos he sido un alma en pena
Y pierdo la memoria buscando caracolas
Y le hablo a los espejos y vuelve el vil silencio
El de las noches largas, de poemas en vela”
Edmée Cobo Giancáspero.

_______

y fluyes hasta los cataclismos
como un río de versos desde mis manos

y me dan más ganas de alcanzarte

cada vez que la lluvia me desvela
con esos misterios que flamean entre las hojas

recuerdo el frenesí de tu antigua bandera celta

y cada vez que nos sabemos uno
capturados entre versos tan mal escritos

me dan más ganas de hacerme noche sobre tu almohada

-431 riada-

un rolling al sior


“LO único que la falta a Omar Vizquel para parecerse a mí, es jugar con el número ’11′”
Luis Aparicio.

_______

rompe el sueño sobre la blanca redondez de la luna
y el pensamiento despierta unos ecos de luz
en la página abierta del diamante

es la música que tal presencia moldea y delata,
la trampa envuelta en la canción:
“take me out to the ball game”

y todo se agiganta
en las alas de un tiempo mágico

es la costumbre que acontece en mi mano enguantada
aquel gesto de pequeñas alegrías que dibuja la pelota que se va
sobre la baranda de la nomenclatura que define al béisbol

-como “un fly al picher”, pero sin las hendiduras del bullpen
-como “un rolling al sior”, pero sin las curvaturas del dogout

y me quedo con el temblor de las gradas
tan cerca del mango robado
sin un home plate
como ulises

-el de la odisea

-riela 425-