riela 530


“LINDA guajirita yo te estoy queriendo
Y por tu cariño
Yo me estoy muriendo
Siempre me decís que soy majuraz
Y yo solo digo chinita anapiakay

Ay tapula pia makanaka taipunai
Guayunata linda ta chequem pia”
Rafael Rincón González.

_______

mi musa y garulla
mi baraka de siempre,
guayunata que sostiene
los candelabros de la lluvia

ella es la maja del disparo alegre
mi guaricha de las mañanas,
chama siete tres nueve,
la de las naranjas

andariega…
ella es la que llena
con sus lunares, las graderías del alba

frasquitera…
cuando navega
y suelta, sin saberlo; todas mis amarras

-riela 530-

Anuncios

486 riada


“GUÁRDAME en tu mano
-para siempre lejana-
el esplendor tenaz de esta ceniza”
Aldo Oliva.

_______

arden los labios
y un dios nocturno nos mira
desvestidos de intemperie

y yo, dibujando soles rojos

en terca prontitud tiemblan tus laberintos
y entonces llueve…

la alegría se derrama
como en cantos de chicharras

y todas las certezas
están presentes en la geometría ardiente

y casi perfecta
de tu vientre

 

-486 riada-

417 riada


“YO ya me despedía… y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos”
Amado Nervo.

_______

-¿volveremos al mar,
a la calma de aquella playa en las costas de louisiana?

-¿o prefieres aquel volumen de oleaje
sobre el litoral celta de la pequeña irlanda?

no importa, pero… -¿qué tal una escala caribeña?

– allí donde el viento mece duro a las palmeras
pero luego duerme apacible, sobre la breña

-donde tu cuerpo emerga como una isla
y yo a tu lado, sea tu más pronunciada ladera

-donde tu mano escriba y dibuje playas
pero ya sabes, que sea mi cuerpo, esa arena

-donde puedas mirar en las noches al cielo profundo
y no te sorprendas al verme, manipulando estrellas

-donde la brújula libre de tus senos al aire
me conduzca siempre, a tu izquierda

-donde el canto de unos pájaros nos apabullen
hasta en la intimidad más serena

-y donde el relámpago que surca a los truenos
sea tu mirada, apenas

-471 riada-

447 riada


“UNA vez más la claridad se pierde entre pestañas”
Jesús Sanoja Hernández.

_______

búscame las veces que oigas al turpial alegre
en tu ventana y quieras venir conmigo
a este río de palabras

tumba las empalizadas y revuelve bien tu baraja
que mi suerte ya está echada
en tu bitácora

una brújula encantada, me señala a tus ojos verdes
sobre el atlas que sostiene a estos versos
en el alba

luego, búscame en tus mapas, en la música que por allí derrama
que yo ando que naufrago en tus pupilas, pero al vaivén
de tu mirada

-447 riada-

372 riada


“OTRAS veces
me desencorvo con olvido
pierdo el pasado y soy la nómada”
Amelia Biagioni.

_______

para que mires y mires
el vuelo mágico de unas estrellas
yo te presto mi antorcha de letras

y desde el piso de cualquier riela
sube y sube hasta la altura esquelética
donde la abeja libera a la flor

que para acceder yo al mismo vuelo
me basta con tu mirada
lactante de incertidumbres

y es que cojeando entre las hojarascas
a veces silba, a veces canta
tu dulce aroma a todavía

-372 riada-

riela 130


“ELLA sería
de nuevo
simplemente maria:
uno de mis caramelos,
una palabra sin frenos
directo a un precipicio,
un atajo en el desierto
para uso exclusivo
de exquisitos camellos,
una hoja muy alta
y flaca
carente de punta,
total desmesura
bajo la luna plana,
otro dolor en el pecho,
un descolorido escalpelo…”
Ángel Valles C.

______

si no fuese por tanto temor calamitoso
de quedar cautivado, yo viviría en algún suburbio de su pezón
o en ese apartamento, perfectamente amoblado de su labio inferior
como un ilegal perdido, indeleble y desorientado…
yo me quedaría en la talla de su ropa interior
como un item altamente sofisticado

si no fuese por mi mano que sueña escarbar en la risa de su púbica inquietud
si no fuese por sus fotografías sobre los estantes vacíos de mi cuarto
y por los ganchos de mi ropa, regados sin remedio para el desvelo

si no fuese por la música country pop de carrie underwood

por los fósforos sangrantes sobre la mesa junto al papel y lápiz del vuelo
o por el peligro de tener que dormir un día en su húmeda oquedad

si no fuese por su fluorescente caricia plana, como el mapa de oklahoma
y por los duraznos pequeños en su pecho de nimbo primordial

si no fuese por la ardiente lentitud ausente de su boca…

-riela 130-

119 riada


“AMO los viajes nocturnos
los momentos de aproximación a las ciudades”
Alberto José Pérez.

_______

palabras musa y alargas la magia
te callas, e intuyes cómo desmontar las tormentas

-¿qué miras plomiza, al desvanecer las horas mśs densas
con la calavera de tu sombra sobre las cornisas?

-¿y qué buscas gitana, en el anden
de las solitarias ganas del ocre?

-119 riada-