asombros recurrentes


“SER las raíces. En el subsuelo al que jamás
desciende un rayo. Donde la luz nunca echa un vistazo.
Una rama sin pájaro. Una rama sin hojas”
Vizma Belševica.

_______

a duras penas…

contra el viento que arrastra a las tormentas
la poesía se me escurre, se me eleva, se me suelta

con asombros recurrentes vestidos de tinta negra
y como el mar, frente a los límites abiertos de la cubierta
del velero perfumado de emociones, que ella era…

y así, todavía me llega
como los peces o las alegrías pequeñas
en sus setecientas treinta y nueve maneras

-riela 488-

la música…


“ES como cuando una película acaba,
los nombres pasan desapercibidos,
la música de cierre termina extraviándose
en el sonido de los asientos
que se tornan vacíos”
Mario Morquencho León.

_______

la música se me hace agua redonda
bajo la vértebra húmeda de un beso suyo

el temblor distante de una estrella pequeñita
es el ala del ángel donde un dios escribió su nombre

y que después se hizo poema, sobre las limaduras
de los naufragios que perfuman la noche

-riela 438-

la simetría del viaje


“LO más negro que hay
donde hundir la mano
es la miseria del mundo”
Lars Huldén.

_______

para llenar de lluvias mías a tu pecho
de musa extranjera

sígueme una vez más, como el aroma al vuelo
nocturno de las tormentas

que para simplificar las tardes, yo me hago hojas,
y me riego por mar y tierras

hasta alcanzar la simetría del viaje, ese que a ti te adorna
y te viste de mujer, marinera…

-401 riada-

dos fósforos al viento


“ES propio de hombres de cabezas medianas embestir
contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”
Antonio Machado.

_______

entre las articulaciones de la noche
se asoman unas estrellas

y hay tanta leña seca
a la orilla del camino, susurrando estaciones

somos dos fósforos al viento
entre los curvos maderos de un beso

tú y yo, de repente
la música anda en llamas rompiendo sus paquetes

-392 riada-

vagar en versos


“SE duerme tu nombre, niña,
en una ciudad de silencios de agua”
Beatriz Hernanz Angulo.

_______

en mi casa entran los sueños
entre los pliegues claroscuros
por la espalda de la noche suspendida

pero se marchan temprano en la mañana
por entre las ramas alegres de unos árboles
mientras se me borra el cutis de la memoria:

-el tobogán de tu voz con el hipo y la taquicardia
de las horas aquí consumidas

-el picoteo temprano de la luz
sobre tus formas magníficas de mujer

-el volumen mecido de tu bufanda azul
tapando los lunares de tu cuello

-esta forma de vagar en versos
en poemas tontos en torno a ti

supongo que un día de estos, amanecerá
y ya todo estará borrado…

-riela 370-

cuando las farolas rielan


“PERO tan solo un hombre amó tu alma peregrina
Y amó hasta las penas de tu cambiante rostro”
William Butler Yeats.

_______

las farolas rielan sobre la oscura tez del frío
mientras siempre riela un beso tuyo
en los labios míos

riela el polvo en la garganta de las aceras,
rielas tú, sobre las costuras breves
de este poema

es tu voz la que riela pa’ que tiemblen las estrellas
déjame musa, llenar tu mirada de arenales
de playas mías y palmeras

-290 riada-

tus formas matinales de navío


“LAS estrellas navegan, las piedras, los destinos
y el barro que se junta en los rincones de anochecer”
Eleazar León.

 

_______

 

-¿de qué lejano país
llega anticipado el recuerdo
vestido de anónima caracola
y resbalando a los cuatro vientos
con esa envoltura desechable
que tienen los corazones
y también los caramelos
que más se pierden, mar adentro?

ay alma,
si tan solo la incandescencia
de tu vendaval de cuerpo
atrapara, hoy de nuevo
esta ingrávida quietud del tiempo,
que como la espuma,
yace esparcida
en la permanencia sin clausura
de tus formas matinales de navío
sobre mi cama…

y nunca, nunca más me pidas
aunque estés muriendo de frío
el calor de mis fogatas de versos

pídeme besos,
ese abrazo ya vencido en el tiempo
y ojos, para mirar las hijas que aún nos debemos

-245 riada-